EE.UU.

¿Por qué los mercados ven menor probabilidad de que la Fed suba su tasa en 100 pb?

Datos mostraron que las expectativas de inflación a largo plazo de los consumidores estadounidenses disminuyeron a principios de julio más de lo previsto

James Bullard, presidente del Banco de la Reserva Federal de San Luis
Por Jonnelle Marte y Steve Matthews
15 de julio, 2022 | 02:43 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Las perspectivas de que este mes se produzca una subida sin precedentes de un punto porcentual en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal se han reducido luego de que dos funcionarios se negaron a dar su respaldo a dicha medida y una lectura clave de las expectativas de inflación se ha enfriado.

El viernes, Raphael Bostic, el jefe de la Reserva Federal de Atlanta, se mostró reticente a un aumento excesivo y James Bullard, el presidente de la Fed de St. Louis, dijo que prefería dejar su decisión hasta la reunión de política monetaria del banco central que se celebrará a finales de este mes. A principios de esta semana, se le citó diciendo que estaba a favor de un aumento de 75 puntos básicos, a pesar de la lectura mayor a la esperada de los precios al consumidor de junio.

PUBLICIDAD

Poco después de que los dos funcionarios hablaran, los datos mostraron que las expectativas de inflación a largo plazo de los consumidores estadounidenses disminuyeron a principios de julio más de lo previsto, hasta el 2,8%, frente al 3,1% del mes anterior. Los precios de los contratos de futuros de las tasas de interés muestran actualmente una probabilidad de cerca uno entre seis de que la Reserva Federal suba los tipos este mes en un 1.0%, y se considera segura una subida de 75 puntos básicos.

Bullard se mostró a favor de subir las tasas más de lo que se pensaba a finales de este año. En un evento virtual organizado por el Centro Económico y Financiero Europeo, dijo que el banco central de EE.UU. probablemente debería aumentar sus tasas de interés de referencia hasta un rango del 3,75% al 4% a finales de año, en lugar del 3,5%. Esto implica un endurecimiento de unos 2,25 puntos porcentuales con respecto a los niveles actuales.

PUBLICIDAD

En cuanto a la magnitud de las subidas en la próxima reunión y en otras de este año, Bullard dijo: “Ese es un juicio que tendremos que hacer sobre cuál es la mejor estrategia”.

Implacable 
La inflación en EE.UU. se calienta más de lo previsto al subir los precios de forma generalizada
Naranja: Variación del índice de precios al consumo (interanual) Rojo: La más alta en más de 40 años
Gris: Variación del IPC (MOM) Rojo: La mayor subida desde 2005dfd

Bostic, hablando desde Tampa, Florida, dijo que la inflación era demasiado alta y que el banco central la controlaría. Pero señaló que no estaba a favor de un aumento de 100 puntos básicos este mes.

“Creo que un movimiento demasiado drástico perjudicaría muchas de las otras cosas que están funcionando bien”, dijo en un evento organizado por el Tampa Bay Business Journal. “Mi objetivo es tratar de arreglar las cosas que no están funcionando al tiempo que se minimizan los efectos negativos que podrían llegar a otras partes de la economía”.

Bostic dijo que tenía un grupo “Go Big” (“Ir a lo grande”) en su banco y “cada vez que llegamos a una reunión, son como, ‘Deberíamos ir, ir, ir’. Hoy no estoy en ese grupo”.

PUBLICIDAD

En junio, la Reserva Federal elevó el objetivo de la tasa de interés de los fondos federales en 75 puntos básicos, la mayor subida desde 1994, hasta un rango del 1,5% al 1,75%.

Los funcionarios también señalaron que podrían hacerlo de nuevo cuando se reúnan el 26 y 27 de julio. El miércoles, los inversores apostaron por que los funcionarios se verían empujados a subir un punto porcentual completo después de que los datos mostraran que los precios al consumidor aumentaron un 9,1% más de lo esperado en el año hasta junio.

PUBLICIDAD

Esas apuestas empezaron a disminuir tras los comentarios del jueves del gobernador Christopher Waller, que apoyaba un movimiento de 75 puntos básicos, aunque dijo que podría inclinarse por ir más allá si los datos mostraban que era necesaria una acción aún más contundente.

Waller dijo específicamente que examinaría el informe de ventas minoristas de junio. Esas cifras, publicadas el viernes, mostraron que las compras aumentaron un 1% más de lo previsto en un amplio avance, pero apuntaron a una estabilización de la demanda una vez ajustada a la inflación.

PUBLICIDAD

Los funcionarios han pasado de luchar contra la inflación a hacerlo contra las consecuencias de la pandemia, luego de haber hecho una mala interpretación de la economía a finales del año pasado.

Ellos esperaban que la oferta de mano de obra regresara a medida que los niveles de vacunación aumentaran y las escuelas volvieran a abrir, aliviando los costos de las nóminas. También siguieron pronosticando que el aumento de los precios de muchos bienes sería temporal.

PUBLICIDAD

El pasado mes de septiembre, los responsables de formular la política monetaria pronosticaron que el índice de precios de los gastos de consumo personal (la base del objetivo de inflación del 2% de la Reserva Federal) se desaceleraría hasta el 2,2% a finales de este año. El indicador subió un 6,3% en los 12 meses transcurridos hasta mayo.

Con la asistencia de Edward Bolingbroke, Olivia Rockeman, Molly Smith, Vince Golle y Jordan Yadoo.

PUBLICIDAD