Europa

Negociadora de FMI con Argentina supervisará conversaciones con Ucrania

Ucrania será una negociación importante y compleja después de que la invasión ordenada por Rusia provocara la mayor guerra terrestre en Europa desde la creación del FMI en 1945

Militares ucranianos izan una bandera en el Día del Estado Ucraniano cerca del Ayuntamiento de Kiev el 28 de julio.
Por Eric Martin
18 de agosto, 2022 | 02:58 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — La economista del Fondo Monetario Internacional (FMI) que dirigió las negociaciones con Argentina para rescatar su préstamo récord, será la encargada de supervisar las conversaciones con Ucrania, en un momento en que el prestamista intenta ayudar al país europeo asolado por la invasión rusa.

Julie Kozack supervisará y guiará al equipo que se ocupa de Ucrania cuando se convierta en subdirectora del departamento europeo el próximo mes, según el Fondo.

“El FMI sigue apoyando los esfuerzos de Ucrania para superar la actual crisis económica”, dijo la oficina de prensa de la institución en una respuesta vía correo electrónico a preguntas. “Nuestro equipo de personal dirigido por Ivanna Vladkova Hollar, la jefa de la misión bajo la dirección de Julie Kozack, está trabajando estrechamente con las autoridades en sus planes económicos”.

PUBLICIDAD

Vladkova Hollar es la jefa de la misión en Ucrania desde principios de 2020. Ella, al igual que Kozack, es una veterana del Fondo con dos décadas de experiencia que anteriormente trabajó en países como Moldavia y dirigió el equipo que negoció un préstamo de US$5.000 millones para Ucrania hace dos años.

Ucrania será una negociación importante y compleja después de que la invasión ordenada por Rusia provocara la mayor guerra terrestre en Europa desde la creación del FMI en 1945. El gobierno de Kiev ha dicho en repetidas ocasiones que se enfrenta a un déficit mensual de financiación pública de unos US$5.000 millones, mucho más de lo que sus aliados han podido prometer hasta ahora.

Las nuevas promesas de ayuda a Ucrania por parte de los donantes internacionales se redujeron a unos $1.500 millones de euros (US$1.520 millones) el mes pasado, de los cuales dos terceras partes, o $1.000 millones de euros, procedían de Noruega, según el último análisis del Instituto de Economía Mundial de Kiel.

PUBLICIDAD

“En julio, los países donantes no iniciaron casi ninguna ayuda nueva, pero sí entregaron parte del apoyo ya comprometido, como sistemas de armamento”, dijo Christoph Trebesch, que dirige el equipo que recopila el Rastreador de Apoyo a Ucrania del instituto. “Tanto el apoyo financiero como el militar han quedado más lejos de lo que Ucrania necesita”, añadió. “También sigue siendo pequeño en relación con lo que algunos donantes están movilizando en sus propios países para la respuesta a la crisis”.

Programa de préstamos

El país ha solicitado formalmente un nuevo programa especial de préstamos del FMI, según declaró este mes el Primer Ministro Denys Shmyhal, y espera recibir los fondos hacia noviembre o diciembre.

No está claro que Ucrania pueda recibir dinero del FMI, ya que un principio institucional fundamental es que los países que piden préstamos al Fondo deben tener una vía clara de reembolso para que la organización pueda prestar a la siguiente nación. Esto está en duda con la ocupación rusa de partes de Ucrania, la previsión de que la producción se reduzca en un tercio este año y la destrucción de partes de la economía como fábricas y puertos.

El FMI, con sede en Washington, anunció el mes pasado que Kozack se convertiría en subdirectora para Europa, sin mencionar su papel en Ucrania. Un portavoz del FMI dijo el mes pasado que su traslado al nuevo departamento era una rotación institucional rutinaria de los altos cargos.

El liderazgo en las negociaciones puede variar entre el director del departamento, el subdirector y el jefe de la misión, dependiendo del país en cuestión. En un país de máxima prioridad como Ucrania, es probable que la Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, también participe en algún momento en las decisiones políticas.

Kozack, de 50 años, pasó gran parte de su carrera antes de Argentina en Europa. Fue trasladada al departamento del Hemisferio Occidental y encargada de Argentina a finales de 2019, cuando el presidente entrante Alberto Fernández dijo que la nación sudamericana buscaría renegociar su préstamo de US$57.000 millones, el mayor concedido por el FMI hasta la fecha, poniendo en duda su reembolso.

PUBLICIDAD

A continuación, dirigió el equipo del FMI para acordar un nuevo trato para los US$44.000 millones que quedaban por desembolsar del programa anterior de Argentina.

Kozack, que se doctoró en economía en la Universidad de Columbia y ha trabajado en el FMI durante más de dos décadas, también trabajó anteriormente en el apoyo del Fondo a Islandia tras su colapso financiero de 2008, y ocupó puestos relacionados con Rusia, Polonia, Lituania y Alemania, según su perfil de LinkedIn.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD