Negocios

Cortocircuito entre mineros colombianos y MinAmbiente por licencias de exploración

Los mineros también le piden a Petro transmitir un mensaje de tranquilidad a los inversores: “La tributaria no va en ese sentido”

Ministra de Ambiente, Susana Muhamad y presidente de ACM, Juan Camilo Nariño.
09 de septiembre, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 6 minutos

Bogotá — El gremio minero advirtió que el país requiere analizar la factibilidad de las licencias de exploración propuestas por el Ministerio de Ambiente para no comprometer la estabilidad de los minerales y garantizar la seguridad fiscal, al mismo tiempo que ha pedido reconsiderar la actualización del Código de Minas pues “se perdería mucho tiempo”.

Frente a las propuestas que ha divulgado el Gobierno de cara al sector, particularmente una ha llamado la atención de la industria y tiene que ver con la de exigir licenciamiento ambiental a la exploración minera, tal y como la planteó la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad, aunque no termina de convencer a los mineros.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

PUBLICIDAD

“Legislativamente ha habido intentos permanentes de poner una licencia ambiental a la exploración, ese debate no ha se convertido en ley”, indicó el presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), Juan Camilo Nariño, en entrevista con Bloomberg Línea.

Según el funcionario, esto no ha prosperado ya que defiende que los impactos ambientales que tiene un proceso de exploración no son iguales a los de un proyecto minero en producción.

“Hay una enorme diferencia, en que la exploración en el mundo, en muchos países, no es considerada como una actividad de un alto impacto ambiental”, argumentó.

PUBLICIDAD

Y segunda instancia, “creo que la discusión no puede ir sola, el Ministerio debe abordarla desde la capacidad institucional que tiene la entidad, las corporaciones autónomas y la Anla (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales) para tramitar a tiempo, con velocidad, con criterio, esa gran cantidad de licencias, porque de no hacerse, lo que se compromete es eso, la estabilidad de los minerales para los campesinos, para la movilidad eléctrica y para la seguridad de todos los colombianos en materia fiscal y económica”.

Por lo anterior, Juan Camilo Nariño propuso un debate para analizar “la capacidad del Estado para surtir con esos trámites adicionales que no pueden incurrir en más tiempos”.

Y sobre una posible reforma al Código Minero, una propuesta que volvió a tocar la ministra Susana Muhamad en el marco del congreso de la ACM en Cartagena, el directivo señaló que la actividad tiene un marco regulatorio amplio y que los esfuerzos no se deberían concentrar en modificarlo, porque “se perdería mucho tiempo” y habría “mucho desgaste”.

“Y el marco regulatorio hoy nos permite hacer más minería para los colombianos. Ya existe un marco regulatorio realmente compresivo, importante, deberíamos gastar ese tiempo es en explorar el territorio y en sacar nuevas minas que se necesitan para esta transición energética”, apuntó.

Preocupaciones por la reforma tributaria

El ejecutivo cree que tal y como está planteada la reforma tributaria no permitirá una transición energética justa, al referirse a los posibles impactos que podría generar el impuesto a las exportaciones de carbón y petróleo en las comunidades y el empleo.

El líder gremial llamó a alivianar las cargas en la reforma tributaria, pues dijo que si esto no ocurre “se va a comprometer la estabilidad futura de los negocios”.

PUBLICIDAD

Nariño también fue consultado por las recientes declaraciones del presidente Gustavo Petro, quien llegó a afirmar con relación al impuesto al crudo y el carbón propuesto en la tributaria que se está “gravando lo que al final tiene que decrecer”.

“Si ese es el propósito con la reforma tributaria, pues por supuesto se está acelerando de manera drástica y comprometiendo la producción de carbón en el país y comprometiendo la producción se está comprometiendo la estabilidad social de sus municipios y el empleo”, dijo Juan Camilo Nariño.

La llegada al poder del izquierdista Gustavo Petro generó expectativa en Colombia ante sus posturas frente a las industrias extractivas y a su plan de frenar la exploración, algo que generó especial resistencia para la industria.

PUBLICIDAD

A propósito de esto, Juan Camilo Nariño consideró en la entrevista que “cualquier cambio de Gobierno genera incertidumbre en materia de inversión”.

“Y ese sentido cualquier mensaje que el Gobierno siga mandando en ese sentido genera tranquilidad”, dijo el líder gremial, para quien la reforma tributaria va en contar vía de esto.

PUBLICIDAD

“Ahí está la reforma tributaria, que no es un mensaje que vaya en ese sentido, es un mensaje que incluso para el sector minero va en el sentido contrario, que desincentiva por completo todas las inversiones futuras que necesita el país para encontrar esos minerales para todas las políticas públicas”, apuntó.

En la otra cara, opinó que un mensaje positivo fue el que transmitió el presidente en el Congreso de la ACM con relación al futuro de los minerales estratégicos, la necesidad de fortalecer esa exploración y la extración para mejorar las cadenas productivas.

“El mundo más verde que estamos concibiendo, el mundo más verde de los Acuerdos de París, la Colombia más verde que estamos pensando, solo es posible con más cobre, con níquel, molibdeno, litio, magnesio, aluminio y una lista de 12 o 15 minerales más, que sus niveles de demanda en algunos de ellos puede crecer al 350% para el 2025. Entonces ahí Colombia tiene una gran oportunidad, para contribuir con el mundo con esos minerales, sacados de manera sostenible, que se necesitan para que entre todos tengamos un futuro más sostenible”, dijo.

PUBLICIDAD

Pensando en estos planes futuros de la transición energética y la posición que ocupará Colombia de cara a la generación de energías más verdes, señaló que las potencialidades del país se centran en la actualidad en el cobre y en el níquel.

El futuro del carbón

Sobre el futuro del carbón, el presidente de la ACM recalcó que hay unos minerales que son esenciales “para un propósito muy importante del país que es la estabilidad financiera y económica de todos los colombianos”.

“El carbón cumple un papel fundamental en todo eso, es decir, la producción de carbón en el país tiene sobre todo una discusión ambiental, pero sobre todo tiene una discusión en la profunda dimensión social que eso tiene en materia de generación de empleo, de impulso de las economías locales, de municipios y departamentos que lo necesitan, de encadenamiento con pequeñas, medianas y grandes empresas en el territorio nacional, y de un dinamismo también en materia laboral y en materia de salarios que se le imprimen a esas regiones”, señaló.

PUBLICIDAD

Por lo anterior, el directivo señaló que esa dimensión social es la que se debería tener en cuenta para equilibrar también la conversación ambiental, en un contexto en el que, según defiende, “Colombia contribuye muy poco a la emisión de gases de efectivo invernadero en el mundo”.

Cita informes del sector globales para indicar que para el 2040 el 35% de toda la energía del mundo se va a seguir produciendo con carbón, “y ahí no se habían tenido en cuenta los desequilibrios energéticos del problema geopolítico (la guerra en Ucrania)”, por lo que “eso puede ser mayor”.

“Colombia tiene unas reservas de carbón importantes que se sacan de manera sostenible. Un carbón que incluso está apalancado en una matriz energética mucho más verde cualquiera de los competidores. Lo que yo le diría es que el mundo va a seguir demandando carbón. Colombia tiene la oportunidad de traducir ese carbón en riqueza para todos los colombianos, para muchas familias y así poder hacer las transformaciones sociales que necesitamos”, apuntó.

Decrecimiento económico

En el Congreso de la ACM la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, propuso a las economías mundiales la teoría del decrecimiento en la lucha contra el cambio climático, una idea que generó polémica en la opinión pública.

Preguntado sobre el tema, Juan Camilo Nariño dijo que su aproximación al desarrollo de los países es distinta. “Yo creo firmemente que las economías se pueden desarrollar, en particular la economía colombiana debe desarrollarse a partir de crecer más crecer, de manera sostenible, para darle oportunidades a los colombianos, más empleo y crecer de una manera sostenible y yo creo que eso es compatible”.

“Sobre todo cuando uno pone en el contexto que los aportes de Colombia a las emisiones de gases de efecto invernadero y del calentamiento global son del 0,4% no más. Nosotros sí tenemos la obligación de que los colombianos tengan mayores oportunidades y soy un convencido que esas oportunidades solo se generan a través de crecimiento empresarial, del crecimiento del Producto Interno Bruto”, dijo.

PUBLICIDAD