Negocios

Estado de California demanda a Amazon por mantener precios “artificialmente altos”

El estado presentó el miércoles una demanda contra el gigante del comercio electrónico acusándolo de obligar a comerciantes a aceptar acuerdos que impiden la sana competencia

Un almacén y centro de distribución de Amazon en un parque industrial en Montreal, Quebec, Canadá, el jueves 1 de septiembre de 2022.
Por Joel Rosenblatt y Leah Nylen
14 de septiembre, 2022 | 05:46 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El estado de California presentó una demanda contra el gigante del comercio electrónico Amazon.com Inc. (AMZN) alegando que la compañía obliga a los comerciantes externos a aceptar políticas que conducen a “precios artificialmente altos” para los consumidores.

Rob Bonta, fiscal general del Estado, anunció el miércoles la demanda antimonopolio que desafía los acuerdos comerciales de Amazon que impiden a los vendedores ofrecer precios más bajos en otros sitios e imponen fuertes sanciones si lo hacen. Afirmó que los acuerdos bloquean la competencia de otros minoristas en línea, lo que resulta en tarifas infladas para los comerciantes y precios más altos para los consumidores.

“Amazon obliga a los comerciantes a firmar acuerdos que mantienen los precios artificialmente altos, a sabiendas de que no pueden permitirse el lujo de decir que no”, dijo Bonta en un comunicado. La demanda, presentada en el tribunal estatal de San Francisco, busca una orden que impida a Amazon seguir con su comportamiento anticompetitivo y una compensación para los consumidores de California.

PUBLICIDAD

Amazon no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

La demanda se produce tres años después de que Bloomberg informara que las políticas de precios de la compañía estaban obligando a los vendedores a subir sus precios en sitios de la competencia como Walmart Inc. (WMT) porque si ofrecían precios más bajos en otros sitios Amazon enterraría sus productos en los resultados de búsqueda.

La demanda de Bonta también subraya que los comerciantes se arriesgaban a ocupar un lugar menos destacado en Amazon o incluso a ser eliminados del sitio si cobraban menos en sitios rivales como Walmart, Target, eBay y, en algunos casos, en sus propios sitios web.

PUBLICIDAD

No es la primera vez que la política de Amazon respecto a los comerciantes es objeto de escrutinio. La demanda de California es similar a la presentada el año pasado por el fiscal general de Washington, D.C., Karl Racine. Un juez desestimó la demanda en 2021, pero Racine está tratando de revivir el caso en una apelación. El Departamento de Justicia presentó un escrito en apoyo del recurso de Racine, diciendo que el juez que lo desestimó aplicó erróneamente la legislación antimonopolio.

En respuesta a una investigación sobre fijación de precios antimonopolio llevada a cabo por el fiscal general del estado de Washington, la empresa aceptó pagar una multa de US$2,25 millones en enero y cerrar un programa en el que acordaba los precios con los vendedores externos, en lugar de competir con ellos. Por otra parte, un grupo de clientes de Amazon presentó en julio una propuesta de demanda colectiva en un tribunal federal de Seattle, acusando a Amazon de violar las leyes antimonopolio mediante acuerdos con vendedores que le garantizaban un margen mínimo.

La Comisión Federal de Comercio (FTC) de EE.UU., que tiene mandatos tanto antimonopolio como de protección del consumidor, también ha estado investigando a Amazon en varios frentes. Una investigación sobre el negocio minorista del gigante del comercio electrónico, iniciada en 2019 bajo la administración del expresidente Donald Trump, se ha ampliado desde entonces bajo la presidenta Lina Khan en los servicios de computación en la nube y la actividad de fusiones y adquisiciones, como su adquisición de US$8.450 millones de MGM Studios y sus acuerdos propuestos para iRobot Corp. (IRBT) y One Medical.

Ciclo vicioso

En agosto, la empresa acusó a la FTC de acosar a su fundador, Jeff Bezos, y a su CEO, Andy Jassy, con peticiones de información “indebidamente gravosas”.

Bonta destacó el dominio del mercado de Amazon en la demanda de California, calificando a los 160 millones de miembros de su servicio de suscripción Prime como “los clientes más lucrativos en línea.” El fiscal general del estado señaló que la mitad de los vendedores externos de Amazon obtienen más del 80% de sus ingresos del sitio.

“Para cientos de miles de vendedores, las ventas de Amazon son efectivamente todo su negocio: si pierden a Amazon, pierden su medio de vida”, dijo Bonta en la demanda. Como resultado, la empresa pudo dictar las condiciones, lo que llevó a “un círculo vicioso anticompetitivo en el que Amazon gana y sus vendedores externos, sus proveedores mayoristas, los consumidores y la competencia pierden.”

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Spencer Soper y Matt Day.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD