El CEO de Meta, Mark Zuckerberg
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg Opinión — No se puede controlar cuándo llega una recesión. Pero aunque plataformas tecnológicas como Alphabet Inc. (GOOGL) y Snap Inc. (SNAP) están reduciendo su tamaño para hacer frente a la crisis económica mundial, la reestructuración de Meta Platforms Inc. (META) no podría llegar en peor momento para la empresa.

El CEO de Meta, Mark Zuckerberg, dijo el jueves a sus empleados que esperaran recortes de empleo y una empresa más pequeña a nivel general en 2023. Actualmente está lidiando con el golpe a los ingresos publicitarios provocado por las restricciones de privacidad de Apple Inc. (AAPL), que podrían costar a la empresa unos 14.000 millones de libras (US$15.400 millones) en ventas publicitarias este año. La empresa también está luchando por construir un competidor de TikTok mientras pivota hacia la realidad virtual, lo que podría ser el mayor error estratégico en la historia de Facebook.

PUBLICIDAD

Es sensato recortar costos en medio de una recesión, pero Zuckerberg se ha puesto en una posición difícil para reajustar recursos que compiten por objetivos muy diferentes. No es de extrañar que los inversores estén cada vez más irritados por su férreo control de la empresa. Las acciones de Meta han caído un 60% en lo que va de año. El viernes por la mañana cotizaban a US$136, mientras que el año pasado por estas fechas llegaban a los US$378.

Incluso si las acciones cayeran por debajo de los US$100, es probable que los inversores no puedan hacer nada para destituir a Zuckerberg de su cargo de presidente y CEO, ya que tiene el 51% del poder de voto de Meta, gracias a su estructura de acciones de doble clase. El consejo de administración de Facebook ha sido históricamente flexible, pero incluso si empezara a refunfuñar, tiene el poder de destituir a un director “con o sin causa”, según los estatutos de la empresa.

PUBLICIDAD

Los recortes de Zuckerberg serán los primeros desde la fundación de Facebook en 2004, y supondrán la congelación de las contrataciones y la reestructuración de algunos equipos para ayudar a reducir los gastos, según los comentarios que hizo durante una sesión semanal de preguntas y respuestas con el personal, según informó Bloomberg News.

“Esperaba que la economía se hubiera estabilizado más claramente a estas alturas”, dijo Zuckerberg. “Pero por lo que estamos viendo todavía no parece que lo haya hecho, así que queremos planificar de forma algo conservadora”.

PUBLICIDAD

Las recesiones pueden ser una bendición mixta en el sector tecnológico. En los últimos años, demasiadas startups han podido recaudar dinero para grandes ideas que carecían de un modelo de negocio viable, y las épocas de vacas flacas pueden obligar a los empresarios a ser más disciplinados en su gasto de capital, construyendo empresas de forma menos desorbitada.

“Miles de empresas tienen que salir del negocio de aquí a 2023″, dijo Tom Stafford, cofundador de la empresa de inversión en tecnología de última etapa DST Global en la Cumbre Tecnológica de Bloomberg esta semana”. Añadió que el mercado de inversión en startups, que se ha ralentizado notablemente en los últimos seis meses, era “mucho más saludable ahora que hace un año.”

PUBLICIDAD

Pero Facebook no es una startup, y durante años ha ofrecido algunos de los beneficios más competitivos de la gran tecnología. Stafford también dijo que, tan recientemente como el año pasado, Facebook se acercaba al personal de las empresas de su cartera con ofertas cinco veces superiores a su salario, “a las que es difícil decir que no”.

Los múltiples grandes objetivos de la empresa podrían confundir los esfuerzos de Zuckerberg por lograr una reestructuración eficaz. Ya parece estar teniendo dificultades para imitar a TikTok con su función de vídeo de formato corto en Instagram llamada Reels, según un informe del Wall Street Journal a principios de este mes, que citó una investigación interna de Meta. La interacción de los usuarios con Reels disminuyó durante el verano boreal, mientras que “la mayoría de los usuarios de Reel no tienen ningún compromiso”.

PUBLICIDAD

El costoso cambio de Zuckerberg al metaverso también inspira cada vez menos confianza. El mes pasado publicó un selfie virtual que fue ampliamente ridiculizado por sus toscos gráficos, y el enfoque principal de la empresa en los visores como puerta de entrada al metaverso parece poco inteligente. Las plataformas de metaverso más exitosas ya existen en 2D, con Roblox Corp. y Fortnite de Epic Games Inc., y han logrado atraer a millones de usuarios regulares con incentivos en torno a la construcción y el intercambio de experiencias.

Meta, en cambio, se ha centrado en la sensación de inmersión de sus productos de realidad virtual, que no es tan atractiva. Su Horizon Worlds tampoco tiene el mismo tipo de incentivos incorporados que Roblox y Fortnite.

PUBLICIDAD

Zuckerberg tiene que trabajar para arreglar todos estos problemas, además de encontrar formas de compensar los miles de millones de ingresos perdidos por los límites de privacidad de Apple en los iPhones.

Facebook fue en su día una empresa de un billón de dólares con un crecimiento aparentemente imparable en la publicidad digital, pero ese crecimiento publicitario se está ralentizando, y los demás intentos de la empresa por generar ingresos están fracasando. La reestructuración ayudará a que Meta salga adelante, pero una recesión económica podría acelerar el declive de la empresa.

Esta nota no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Bloomberg LP y sus propietarios.