Europa

“Inevitable” que los británicos, sobre todo los ricos, paguen más impuestos: Sunak

Según el primer ministro británico, la medida sería necesaria para llevar la calma a los mercados financieros, que se deshicieron de los bonos del Estado británico y de la libra esterlina

Rishi Sunak, primer ministro del Reino Unido
Por Joe Mayes y Philip Aldrick
01 de noviembre, 2022 | 09:18 AM

Bloomberg — El gobierno de Rishi Sunak dijo que es inevitable que todos los británicos, especialmente los más ricos, tengan que pagar más impuestos para restaurar la estabilidad de las finanzas públicas.

Sunak se reunió el lunes con el Ministro de Hacienda, Jeremy Hunt, para discutir los planes de impuestos y gastos antes de una declaración económica prevista para el 17 de noviembre. Discutieron sobre la “increíble” brecha en las finanzas públicas británicas y acordaron que son necesarias “decisiones difíciles” sobre la subida de impuestos y el gasto, según un comunicado del Tesoro.

“Estuvieron de acuerdo en el principio de que los que tienen los hombros más anchos deben soportar la mayor carga”, dijo el Tesoro. “Sin embargo, dada la enormidad del reto, es inevitable que todos tengan que contribuir más en impuestos en los próximos años”.

PUBLICIDAD

Las medidas son necesarias para llevar la calma a los mercados financieros, que se deshicieron de los bonos del Estado británico y de la libra esterlina tras los tumultuosos 44 días de Liz Truss como primera ministra.

Dos importantes grupos de investigación afirmaron el martes que Sunak y Hunt no pueden confiar en los recortes de gastos cuando presenten la declaración. El Gobierno tiene que reducir el déficit mientras la economía se tambalea al borde de la recesión y la inflación se mantiene en el nivel más alto de los últimos 40 años.

La Fundación Resolution dijo que Sunak necesita encontrar 40.000 millones de libras (US$46.000 millones) en ahorros para “restablecer la credibilidad económica”. Dice que los recortes de gasto de esa escala no son plausibles porque la alta inflación ya está exprimiendo los presupuestos de los departamentos gubernamentales.

PUBLICIDAD

“Esta realidad significa que la Declaración de Otoño probablemente implique subidas de impuestos, no sólo recortes de gastos”, dijo James Smith, director de investigación de Resolution.

Los inversores se asustaron después de que el programa de Truss indicara que el endeudamiento del Tesoro se dispararía y, desde entonces, han devuelto la calma a los mercados después de que muchas de las políticas fueran revertidas.

El Instituto de Investigación de Políticas Públicas, que propuso un cambio económico importante en un documento separado, pidió 40.000 millones de libras en aumentos de impuestos dirigidos en gran parte a los ricos, diciendo que eso ayudaría a reducir las presiones inflacionarias.

Los gravámenes selectivos, como la anulación del recorte de 15.000 millones de libras en las cotizaciones a la Seguridad Social y el aumento del impuesto sobre la ganancias de capital, frenarían el crecimiento de los precios al consumo y evitarían que el Banco de Inglaterra tuviera que realizar grandes subidas de tasas. Esto protegería el crecimiento y evitaría que el país sufriera una recesión, según el IPPR.

La reacción del mercado contra el gobierno de Truss por los 45.000 millones de libras de recortes fiscales financiados por el déficit ha dejado a Sunak y Hunt con pocas opciones, salvo estabilizar las finanzas públicas antes de contemplar programas que amortigüen a los consumidores y a las empresas de la recesión.

También tienen que hacer frente al aumento de los costos de endeudamiento público y al débil crecimiento. Resolution espera que la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria, el organismo de control independiente, pronostique una recesión el año que viene y que medio millón de personas pierdan sus empleos.

PUBLICIDAD

Según Resolution, un crecimiento más débil aumentará el endeudamiento en unos 20.000 millones de libras al año hasta 2026-27. La subida de las tasas de interés a nivel mundial ha añadido 10.000 millones de libras a los costos de endeudamiento del Gobierno, y la persistente penalización que los mercados imponen al Reino Unido por la pérdida de credibilidad bajo el mandato de Truss ha añadido otros 10.000 millones de libras, añadió el think tank.

Para conseguir reducir la deuda en 2026/27 y dejar margen para imprevistos, Hunt tendrá que encontrar unos 40.000 millones de libras de ahorro.

Podría recortar la inversión pública, pero eso sería “contrario al crecimiento”, dijo Resolution. Exprimir aún más los servicios públicos no sería creíble, y suprimir los aumentos de las pensiones y las prestaciones sociales indexadas a la inflación perjudicaría el nivel de vida de las familias con bajos ingresos.

PUBLICIDAD

Como alternativa, el Gobierno debería “cerrar el círculo de los mini-presupuestos con el restablecimiento de la tasa de asistencia sanitaria y social de Sunak”, dijo Resolution, añadiendo que eso supondría un aumento de unos 15.000 millones de libras para 2026-27. Hunt ya ha eliminado casi todos los recortes fiscales de Truss.

El IPPR pidió una reforma económica fundamental que proporcionaría al gobierno 42.000 millones de libras de margen fiscal, eliminando por completo la necesidad de cualquier recorte.

PUBLICIDAD

El think tank dijo que la lección de la reacción del mercado contra las políticas de Truss era que no debían aumentar la inflación, que ya está en máximos de 40 años.

El aumento de 40.000 millones de libras de impuestos a las familias ricas, que fueron las “ganadoras financieras” de la pandemia, reduciría los precios. El Banco de Inglaterra podría entonces “subir los tipos de interés más lentamente de lo que esperan los mercados, hasta alrededor del 3% al 4%”.

El IPPR afirmó que sus medidas apoyarían el crecimiento, lo que permitiría controlar la deuda sin necesidad de una dolorosa austeridad o de nuevas subidas de impuestos.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD