“Misión suicida”: cómo se desarrolló el ataque al esposo de Nancy Pelosi

El ataque se produjo a menos de dos semanas de las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos, lo que puso a los legisladores en vilo

Imagen fuera de la casa de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi
Por Joel Rosenblatt
02 de noviembre, 2022 | 10:03 AM

Bloomberg — El intruso que golpeó en la cabeza con un martillo a Paul Pelosi, el esposo de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy, estaba, según dijo en sus propias palabras, en una “misión suicida”, de acuerdo a las fuerzas de seguridad. Buscaba no solo “romperle las rodillas” a la funcionaria sino también perseguir a otros políticos y sus familiares.

VER +
Intruso en casa de Pelosi enfrenta cargos de asalto y secuestro en EE.UU.

Luego de que David DePape se declarara no culpable del intento de homicidio de Paul Pelosi, la fiscal de distrito de San Francisco, Brooke Jenkins, presentó nuevos detalles sobre el hecho con el objetivo de que DePape permanezca encarcelado hasta el final de su juicio.

Tras el ataque pero antes de ser interrogado por la policía, DePape le dijo a agentes de policía y médicos en la residencia de los Pelosi que estaba frustrado con la “cantidad de mentiras que salen de Washington D.C.”, de acuerdo a la presentación del martes.

“Vine aquí a tener una pequeña charla con su esposa”, agregó DePape.

PUBLICIDAD

Aunque Paul Pelosi se interpuso en el camino de su principal objetivo esa noche, “no quería herirle realmente, pero ya sabes, era una misión suicida”, dijo DePape, y añadió: “No voy a quedarme aquí sin hacer nada aunque me cueste la vida”.

Paul Pelosi se está recuperando tras ser operado de una fractura de cráneo y de graves lesiones en el brazo derecho y las manos. Nancy Pelosi, que estaba en Washington durante el asalto a su casa de San Francisco, dijo en un comunicado el lunes que su marido está haciendo progresos constantes en lo que se espera que sea una larga recuperación.

Paul y Nancy Pelosidfd

La Policía del Capitolio, que se encarga de la seguridad de la presidenta de la Cámara, tenía una cámara de seguridad enfocada en la casa de Pelosi en el momento del ataque y filmó el asalto, pero los agentes en Washington no estaban mirando y no se dieron cuenta hasta que repasaron las imágenes, dijo a primera hora del miércoles una fuente familiarizada con la investigación.

PUBLICIDAD

El ataque se produjo a menos de dos semanas de las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos, lo que puso a los legisladores en vilo y centró la atención en el potencial de la violencia en una nación políticamente polarizada. DePape, que, según las autoridades, ha vivido durante los dos últimos años en un garaje convertido en apartamento en Richmond (California), ha estado vinculado a publicaciones en blogs en los que arremetía contra el gobierno y los gigantes de la tecnología, y defendía teorías conspirativas de extrema derecha.

El abogado de DePape, Adam Lipson, dijo el martes fuera del tribunal que la exposición de DePape a la “desinformación política y la propaganda” podría ser planteada en su defensa.

“Se ha especulado mucho sobre la vulnerabilidad del señor DePape a la desinformación”, dijo Lipson a los periodistas. “Eso es ciertamente algo que vamos a analizar, en lo que vamos a profundizar, como su equipo de defensa”. dijo Lipson, añadiendo que aún no ha evaluado el “estado mental” del Sr. DePape.

Según el expediente, DePape amenazó con atar a Paul Pelosi con bridas de plástico para que DePape pudiera dormir mientras esperaba el regreso de Nancy Pelosi a casa. Paul Pelosi entabló una conversación con DePape, intentando calmarlo, preguntándole por qué quería hablar con su esposa.

“Bueno, ella es la número dos en la línea de la presidencia, ¿no?” dijo DePape. El intruso dijo que “todos son corruptos”, según el expediente, y “tenemos que eliminarlos a todos”.

VER +
Video: Pelosi dijo que quería “golpear” a Trump durante el asalto al Capitolio

Incluso después de que DePape se diera cuenta de que Paul Pelosi había llamado al 911, continuó la conversación, según el expediente. Describe una discusión entre los dos hombres y un despachador de la policía en la que Pelosi plantea suavemente el peligro al que se enfrenta mientras intenta no provocar a DePape.

Paul Pelosi y DePape estaban luchando por hacerse con el control del martillo cuando llegó la policía, según el informe. Cuando Pelosi perdió el control, DePape se abalanzó sobre él, golpeándole en la cabeza con toda su fuerza. DePape dijo después a la policía que sabía que había sido captado por las cámaras y que la llamada al 911 había sido grabada.

PUBLICIDAD

“Cuando se le preguntó si tenía otros planes, el acusado nombró varios objetivos, entre ellos un profesor local, varios políticos estatales y federales destacados, y familiares de esos políticos estatales y federales”, según el expediente.

En su primera comparecencia ante el tribunal el martes en el Palacio de Justicia de San Francisco, DePape, un hombre corpulento de pelo largo que llevaba un mono naranja, permaneció en silencio durante una breve audiencia.

Además de intento de asesinato, los cargos estatales que se le imputan incluyen asalto con arma mortal, robo en vivienda, abuso de ancianos, detención ilegal de un anciano y amenaza a un familiar de un funcionario público. Lipson presentó la declaración de inocencia de DePape.

La intención de DePape “no podría haber sido más clara”, escribió Jenkins en la presentación del martes, argumentando que el sospechoso permanezca en custodia. “Entró por la fuerza en la casa de Pelosi con la intención de tomar como rehén a la tercera persona en la línea de sucesión a la presidencia de Estados Unidos y dañarla gravemente”.

PUBLICIDAD

El Departamento de Justicia de EE.UU. le acusó por separado de intento de secuestro de una funcionaria estadounidense y de agresión a un familiar directo de una funcionaria estadounidense en represalia por el desempeño de sus funciones. DePape se enfrenta a décadas de prisión en ambos casos si es declarado culpable.

Los fiscales estadounidenses han impuesto una “retención” a DePape, lo que significa que si de alguna manera lograra salir de la cárcel del condado de San Francisco, sería inmediatamente puesto bajo custodia federal, dijo Lipson.

PUBLICIDAD

“Normalmente, en un caso como éste, la acusación federal tendría precedencia, pero no es necesariamente así en este caso”, dijo el defensor público. “Eso es algo que se resolverá en un futuro próximo”.

El caso estatal es Pueblo del Estado de California contra DePape, 22012966, Tribunal Superior de California, Condado de San Francisco (San Francisco). El caso federal es USA v. DePape, 22-mj-71419, Tribunal de Distrito de EE.UU., Distrito Norte de California (San Francisco).

-- Con la ayuda de Billy House.

Lea más en Bloomberg.com