Finanzas personales

Inflación y problemas sociopolíticos afectarán a empresas de LatAm en 2023: Moody’s

La calificadora de riesgo estadounidense afirmó que su perspectiva crediticia para las empresas no financieras de América Latina es negativa

Moody's es una de las principales calificadores de riesgo del mundo
22 de noviembre, 2022 | 01:09 PM

La perspectiva crediticia 2023 para las empresas no financieras de América Latina es “negativa”, debido a factores internos como la constante inflación, los desafíos sociopolíticos y diversos riesgos externos a nivel global. Así lo determinó un informe reciente de la calificadora de riesgo estadounidense Moody’s Investors Service.

No obstante, Moody’s aclara que la calidad crediticia de las empresas latinoamericanas no financieras disminuirá en 2023, “pero seguirá siendo adecuada frente al estrés a nivel global”.

Al respecto, Marcos Schmidt, associate managing director de Moody’s, aclaró: “Si bien habrá un deterioro de la calidad crediticia en 2023 con respecto a los altos niveles recientes, las empresas no financieras de América Latina no están tan expuestas a este deterioro a nivel global como lo están las empresas de otras regiones”.

PUBLICIDAD

El analista añadió: “Las empresas no financieras calificadas de la región tienen cierto margen en términos de indicadores crediticios y liquidez”.

La perspectiva negativa refleja la visión de Moody’s respecto de los fundamentos crediticios para las empresas no financieras en América Latina y el Caribe durante los próximos 12 años meses. Las perspectivas sectoriales son distintas de las perspectivas de calificación que, además de la dinámica del sector, también reflejan las características específicas de los emisores y comportamiento.

La inflación: un factor clave

Moody’s puntualiza en su informe que podría revisar su perspectiva de “negativa” a “estable” si los niveles de inflación retroceden, lo que se traduciría en una política monetaria más flexible y una mejora general de los ingresos previstos y las condiciones de negocio.

PUBLICIDAD

Los factores que podrían generar un cambio de perspectiva a positiva incluyen el crecimiento sostenido del producto interno bruto y los ingresos, la reducción de la incapacidad de pago y una rápida mejora de los fundamentos crediticios en la mayoría de los sectores clave.

Asimismo, el documento de la firma norteamericana señala que el incremento del costo de vida “expondrá las desigualdades sociales a medida que se acentúa la polarización política en algunos países”, además de que podrían “avivar las tensiones sociales, exacerbar la desigualdad, empeorar la desconfianza institucional y aumentar las demandas por reducir la inflación”, ante una capacidad limitada de los gobiernos para brindar apoyo a familias y empresas en situación de vulnerabilidad, lo que mantiene elevado el riesgo de inestabilidad social”.

Los commodities seguirían altos

Moody’s subrayó que es probable que los precios de los commodities se mantengan cíclicamente fuertes hasta 2023, en parte debido a riesgos geopolíticos, como la invasión de Rusia a Ucrania.

Fuente: Moody'sdfd

“Si bien varios países latinoamericanos se beneficiarán de los altos precios de los commodities el próximo año, las dificultades del entorno crediticio limitarán la emisión de deuda corporativa”, advierte el informe.

Los desafíos que afrontará la región

Moody’s agrupa en seis divisiones los principales factores que incidirán en el crédito de las empresas de la región.

  • Tasas más altas, crecimiento más lento: “La inflación arrastrará el crecimiento de América Latina, erosionando el poder adquisitivo y el nivel de vida. Las tasas de interés de la región aumentarán más lentamente y, posiblemente, puedan estabilizarse. Los shocks de oferta en curso alimentan la inflación y erosionan el poder adquisitivo del consumidor”.
  • Realineamientos geopolíticos: “Los riesgos geopolíticos mantendrán los precios de las materias primas cíclicamente fuertes hasta 2023. América Latina puede beneficiarse de los altos precios de las materias primas y de los estrechos equilibrios entre oferta y demanda. Entorno crediticio difícil, necesidades de refinanciamiento moderadas frenarán la emisión en la región”.
  • Desafíos sociales: “Los costos más altos para las necesidades básicas pueden encender las tensiones sociales y ampliar la polarización política. Los combustibles y los alimentos ocupan más del presupuesto de los consumidores latinoamericanos que en las economías avanzadas » Más tensión por: limitaciones fiscales, ruido de elecciones presidenciales y de reformas constitucionales”.
  • Exposición al clima y mitigación: “La mayoría de los países latinoamericanos está lejos de promulgar una legislación significativa de transición neta cero. Los riesgos del cambio climático, como sequías, inundaciones y fenómenos meteorológicos extremos, se vuelven frecuentes en la región. Minería, petróleo y gas, entre los sectores latinoamericanos más vulnerables al riesgo climático físico”.
  • Finanzas digitales: “El aumento de los costos de la ciberdefensa reducirá la rentabilidad en América Latina a medida que proliferen las amenazas. El número de ataques cibernéticos conocidos en América Latina ha aumentado con la creciente digitalización de la región. No hay acciones negativas de calificación derivadas del riesgo cibernético hasta el momento”.
PUBLICIDAD