Inflación en Argentina: los alimentos que más subirán en lo que resta del año

El costo del transporte incidirá de manera significativa en los precios de algunos alimentos, en un año en el que la inflación podría ubicarse en torno a 190%

Foto: Sarah Pabst/Bloomberg.
21 de septiembre, 2023 | 04:00 AM

Lea esta historia en

Inglés

Buenos Aires — La inflación en Argentina se mantiene en rangos históricos y los alimentos integran una de las categorías que más presión pone sobre el Índice de Precios al Consumidor (IPC). A pesar de las medidas oficiales, para la última etapa del año el sector privado no espera una reversión en la tendencia al alza de la canasta básica y tanto la carne como las frutas y verduras liderarían los incrementos.

De acuerdo con lo informado por el Indec, en agosto la inflación se disparó a 12,4%, lo cual significó nuevo máximo para los últimos 32 años. Los fuertes incrementos llegaron como consecuencia de la incertidumbre política que se desató tras las elecciones primarias y del salto abrupto del tipo de cambio oficial y los paralelos.

--- Seguínos en las redes sociales de Bloomberg Línea Argentina: Twitter, Facebook e Instagram ---

Según el último informe oficial, la variación acumulada desde que comenzó el año llegó a 80,2%, mientras que la inflación interanual se situó en 124,4%. Pero el horizonte lejos está de despejarse: las consultoras no ven un panorama favorable para la inflación y esperan que escale, al menos, un 140% a lo largo del año. En algunos casos, las proyecciones se ubican en torno al 190%.

PUBLICIDAD

En agosto, la división de mayor aumento en el mes fue la de Alimentos y bebidas no alcohólicas (15,6%), producto de la suba en Carnes y derivados y Verduras, tubérculos y legumbres.

Variación mensual de las 12 divisiones del IPC. Total nacional

Luego se ubicaron Salud (15,3%) –principalmente por los aumentos en medicamentos– y Equipamiento y mantenimiento del hogar (14,1%).

  • Inflación 2023, mes a mes: enero, 6,0%; febrero, 6,6%; marzo, 7,7%; abril, 8,4%, mayo, 7,8%, junio 6%; julio, 6,3% y agosto,12,4%.

La inflación y los alimentos

A lo largo del mes pasado, los cinco alimentos que más subieron fueron los cortes de carne. El primer puesto fue para la picada común ($1.702,55 el kilo), con 39,4%. Luego se ubicó la Paleta ($2.487,86 el kilo), con 34,1%; y el kilo de cuadril ($3.014,67), con 33,3%.

PUBLICIDAD

Por su parte, la nalga ($3.204,08) tuvo un incremento de 32,8%, al tiempo que el asado ($2.470,95) registró un avance de 32,4%.

También tuvo fuertes saltos el capítulo de frutas y verduras. Por ejemplo, el tomate redondó subió un 31,8% de un mes para el otro, la papa, un 28,3% y la naranja, un13,8%.

Para septiembre, se espera que esa tendencia se mantenga, al igual que para el resto de 2023. Desde Eco Go calculan que la inflación general del mes será de 11,1%, y que los alimentos subirán por encima de ese nivel.

El aumento de la carne y las frutas

En cuanto a la carne, la firma analizó en su último informe que el precio “tendió a estabilizarse luego de la fuerte disparada que experimentó en las últimas semanas tras de la devaluación”, aunque “en la segunda semana de septiembre la carne vacuna registró una suba del 2,6%, impulsada por el aumento en los semipreparados (3,1%)”.

El pollo, por su parte, marcó un incremento de 4,4%, al destacarse el pollo fresco y congelado (4,4%). “Así, en conjunto, la categoría registró una suba del 2,8%”, sostuvo la consultora.

En tanto, el segmento de frutas y verduras experimentó un incremento del 2%. “A pesar de la caída en el precio de los cítricos (-2,5%), la suba en otras frutas (3,1%) y la manzana (2,7%) sobre compensó la baja. Las verduras por su parte marcaron un aumento del 3,1%, destacándose la papa (6,8%) que ya lleva varias semanas al alza”, manifestó.

Los alimentos que más subirán a finales de 2023

En línea con lo ocurrido durante septiembre, el sector privado espera para el cierre del año un avance en el precio de alimentos como la carne, la fruta y las verduras.

PUBLICIDAD
Índice de alimentos y bebidas

“En la primera semana de septiembre la suba de precios de los alimentos promedió 1,6%, manteniéndose en los niveles de la semana anterior”, estimó la consultora LCG.

De ese modo, aseguró que “el índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual del 9,7% promedio en las últimas 4 semanas y 7,6% punta a punta en el mismo período” y “en lo que va del mes acumula un 3,3% de inflación”.

Por qué aumentan los alimentos

“En el caso de frutas y verduras, la composición de lo que es transporte de carga tiene mucha incidencia. De acuerdo con un informe de la Primera Asociación Empresarios Transporte Automotor de Cargas, ese costo viene subiendo un 148% interanual. En agosto, por la suba de combustible y suba de gasoil, estuvo en el orden del 18% y para septiembre se espera una suba del 21% del costo del transporte”, estimó Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market.

Supermercado

En diálogo con Bloomberg Línea, consideró: “Está volando ese costo en Argentina y justamente impacta sobre frutas y verduras, además de la cuestión estacional porque la sequía pegó fuertemente en siembra y cosecha en muchos campos”.

PUBLICIDAD

Para el caso de las carnes, venía retrasado y, efectivamente, estamos viendo un alza del producto propio de ese retraso. Si bien por ahí podría estar a niveles de los valores históricos, recién ahora se está recomponiendo”, indicó.

“Básicamente, cae la demanda del peso, entonces, los argentinos tratan de adelantar sus compras antes de que el peso pierda poder adquisitivo. Además, hay una caída de la producción, lo que hace que se acelere la variación de precios porque hay más moneda que producto”, evaluó y puntualizó que también tendrá un efecto el paquete de inciativas anunciado por el Gobierno, dado que “son medidas expansivas que van a terminar en un intento de adelanto del gasto”.

Por su parte, Sebastián Menescaldi, director asociado de la consultora Eco Go, opinó en declaraciones a este medio que “es muy probable que luego del proceso eleccionario, se corrijan fuertemente las distorsiones acumuladas por los programas, en particular si el Gobierno no logra su continuidad, incrementando la presión sobre los precios”.