Destacada apuesta por los bonos de mercados emergentes está lista para otro impulso

Un indicador de Bloomberg de la deuda pública en moneda local de América Latina ha registrado un repunte del 24% hasta el 7 de diciembre. El peso colombiano y el mexicano son los que mejor se han comportado este año en los emergentes

Colombian Inflation Surprises To The Upside With New 24-Year High
Por Giovanna Bellotti y Selcuk Gokoluk
11 de diciembre, 2023 | 10:22 AM

Bloomberg — Los bonos locales de los mercados emergentes están atrayendo a los inversores, que buscan beneficiarse de lo que esperan que sea una rentabilidad considerable gracias a los cambios en la política monetaria.

Los bancos centrales de muchas economías en desarrollo han acelerado la lucha contra la inflación, subiendo y bajando las tasas de interés mucho más deprisa que sus homólogos de EE.UU. y Europa. Esto ha contribuido a impulsar lo que está llamado a ser el mejor repunte anual de los bonos nacionales latinoamericanos desde 2009.

VER +
Bonos más riesgosos de los emergentes tendrán un rendimiento superior en 2024: UBS

Ahora, Pacific Investment Management Co. está entre los que se preparan para otra ganancia inesperada en 2024. La especulación de que la Reserva Federal recortará los tipos el año que viene, arrastrando a la baja al dólar estadounidense, debería abrir la puerta a una política aún más laxa en los mercados emergentes e impulsar la rentabilidad de los activos locales.

“Cuanto más nos acerquemos al recorte de tasas de la Fed, más se inclinarán los inversores hacia las divisas locales”, afirmó Ricardo Navarro, responsable de renta fija latinoamericana de Itau Unibanco Holding SA. “Los inversores quieren un repunte de la rentabilidad, y la tesis ahí es que sin que la Fed suba más los tipos, lo mejor es obtener la mayor rentabilidad en las divisas emergentes”.

PUBLICIDAD
Latin American Local Bonds Beat EM Peers in 2023dfd

Este llamamiento se produce tras un año sobresaliente para los bonos locales latinoamericanos. Un indicador Bloomberg de la deuda pública en moneda local de la región ha registrado un repunte del 24% hasta el 7 de diciembre, en comparación con el aumento del 10% de la deuda similar denominada en dólares. El peso colombiano y el mexicano son las dos divisas que mejor se han comportado este año en los mercados emergentes.

Estas ganancias se han visto frenadas por el resto del mundo emergente, donde los bancos centrales han sido más lentos en sus ciclos monetarios.

La deuda interna de Europa, Oriente Medio y África ha bajado un 0,6% este año. La lira turca, el rublo ruso y el sudafricano figuran hasta ahora entre las divisas emergentes con peor comportamiento en 2023. La deuda pública local asiática, por su parte, ha rendido en torno al 2,5%, según datos recopilados por Bloomberg a 7 de diciembre.

PUBLICIDAD

Thierry Larose, gestor monetario de Vontobel Asset Management AG en Zúrich, dijo que favorece la deuda local latinoamericana, pero que aún encuentra oportunidades en otras partes del mundo. Le gustan los tipos checos y húngaros, sobre una base parcialmente cubierta de divisas, gracias a su duración más que a sus ofertas de carry. En Sudáfrica, Larose afirma que hay margen para hacer una jugada táctica y desvanecer la exuberancia excesiva o el pesimismo.

“Turquía podría ser la historia de 2024″, dijo Larose, cuyo fondo de bonos sostenibles en moneda local ha superado al 91% de sus homólogos en el último año, según datos recopilados por Bloomberg. “El nuevo equipo económico es muy respetado, tiene objetivos creíbles para luchar contra la inflación y lo comunican de forma clara y pragmática”.

VER +
Países emergentes podrían ser los nuevos desarrollados: ejecutivo de Morgan Stanley

El responsable de deuda de mercados emergentes de Pimco, Pramol Dhawan, ha estado pregonando esta clase de activos como una de las mejores opciones para 2024.

“Seguimos siendo alcistas”, dijo Dhawan, cuyo fondo de bonos y divisas locales de mercados emergentes ha superado al 95% de sus homólogos en el último año. “De hecho, incluso más alcistas ahora”.

Por supuesto, siempre existe la posibilidad de volatilidad en el camino. El viernes, los operadores redujeron sus expectativas de que la Reserva Federal suavizara la política monetaria de forma agresiva el año que viene, tras un informe de empleo estadounidense mejor de lo previsto.

Ahora, los inversores están a la espera de la última reunión de política monetaria del año de la Reserva Federal y, aunque no se espera ningún cambio en las tasas, los funcionarios actualizarán el miércoles sus proyecciones para 2024 por primera vez desde septiembre.

Sin embargo, siempre y cuando los tipos de la Fed se materialicen en última instancia, los estrategas de Goldman Sachs Group Inc. dijeron que el complejo de tasas de América Latina debería ver más apoyo, con margen para un alivio significativo de las tasas en México y Brasil.

PUBLICIDAD

A la firma también le gustan los bonos con cobertura de divisas en China, en previsión de la esperada relajación de la política monetaria, y los bonos a largo plazo en Polonia y en el vientre de los tipos húngaros. Y la India ofrece oportunidades a medida que sus bonos se incorporan a los principales índices, según escribió un grupo dirigido por Andrew Tilton en una nota de perspectivas para 2024.

Demanda sólida

Para los gobiernos de los mercados emergentes que necesitan financiación, el aumento de la demanda de activos locales tiene una ventaja añadida.

Con unas condiciones monetarias mundiales todavía restrictivas, los prestatarios e inversores han recurrido a fuentes alternativas de financiación, como la sindicación de préstamos, los valores vinculados a la conservación y, por supuesto, los bonos en moneda local.

El Ministro de Finanzas de Perú, por ejemplo, ha declarado que el país está deseando emitir deuda en moneda local a más largo plazo y utilizar los ingresos para amortizar algunos de los pagarés extranjeros en circulación.

PUBLICIDAD

Y la actividad empresarial ha sido desenfrenada en el mercado nacional de bonos de México, una tendencia que se extenderá hasta 2024, según el Banco Santander SA. Por su parte, la deuda pública turca denominada en liras ha repuntado, impulsada en parte por un aumento de las compras en el extranjero.

“Creo que es más sano confiar en su base de inversores locales y en una divisa que está bajo su control”, afirmó Larose, de Vontobel.

PUBLICIDAD

En total, los gobiernos y empresas de los mercados emergentes han vendido unos 1,5 billones de dólares en deuda nacional en lo que va de año, un 4% más que en el mismo periodo de 2022, según datos recopilados por Bloomberg.

La emisión estuvo liderada por prestatarios chinos, surcoreanos e indios, según los datos, aunque Brasil, Rusia, Tailandia y Arabia Saudí también se situaron entre los mercados primarios locales más activos.

“Hay ventanas de oportunidad en la emisión soberana en moneda local”, dijo Navarro, de Itaú. “Los emisores soberanos van a liderar el mercado al menos durante la primera mitad de 2024″.

Lee más en Bloomberg.com