Desaceleración en las ventas de vehículos eléctricos en EE.UU.: ¿un tropiezo pasajero?

Seis de los 10 mayores fabricantes de vehículos eléctricos de EE.UU. registraron crecimiento de sus ventas frente al año anterior

Las dos empresas que peor empezaron el año fueron General Motors y Tesla, ambas víctimas, en parte, de sus propios ciclos de producto.
Por Tom Randall
28 de mayo, 2024 | 05:33 PM

Bloomberg — Tras un comienzo de año decepcionante para las ventas de vehículos eléctricos en Estados Unidos, podría ser fácil concluir que los tiempos de bonanza han terminado. Las ventas se estancaron en el primer trimestre, Ford redujo drásticamente sus planes de expansión y Tesla despidió al 10% de su nómina mundial. Pero estos sombríos indicadores sólo cuentan una parte de la historia.

Por cada signo de ralentización dos autos eléctricos, otro sugiere una industria adolescente a punto de dar su siguiente estirón. De hecho, para la mayoría de los fabricantes de automóviles, incluso el primer trimestre fue un éxito de ventas. Seis de los 10 mayores fabricantes de vehículos eléctricos de EE.UU. registraron un crecimiento vertiginoso de las ventas en comparación con el año anterior: desde el 56% de Hyundai-Kia hasta el 86% de Ford. Una muestra de las ventas de abril también ha sido muy positiva.

EVs Still Booming for Most US Automakers | For six of the top 10 brands, growth topped 50% in Q1dfd

Según Stephanie Valdez-Streaty, directora de Perspectivas del Sector de Cox Automotive, se trata de dos mercados de vehículos eléctricos en los que los consumidores se decantan en masa por algunas marcas, mientras que dan la espalda a otras con baterías de menor autonomía, recarga más lenta y precios más elevados. Los retrasos en la comercialización de nuevos vehículos, aunque temporales, contribuyen a la percepción de un mercado que se agota.

“Seguimos viendo un crecimiento de la demanda, pero no al mismo ritmo en todas las marcas”, dijo Valdez-Streaty. “En estos momentos, Tesla no tiene nuevos modelos y Ford no tiene muchos en cartera. Pero Hyundai, BMW, Kia, Cadillac... realmente están haciendo avanzar la aguja”.

PUBLICIDAD

Lea también: Este mercado no es lugar para fabricantes de vehículos eléctricos “novatos”

General Motors ve un crecimiento del 300% para 2024

Las dos empresas que peor empezaron el año fueron General Motors (GM) y Tesla (TSLA), ambas víctimas, en parte, de sus propios ciclos de producto. Este año, GM abandonó su vehículo más popular, el Chevy Bolt, antes de que sus sustitutos estuvieran listos, mientras que la producción del Tesla Model 3 se interrumpió para realizar un lavado de cara del diseño del coche, planeado desde hace tiempo. Excluyendo estos dos modelos, las ventas de autos eléctricos en EE.UU. en el primer trimestre crecieron un respetable 23% respecto al año anterior, al mismo ritmo que las ventas mundiales en el mismo periodo.

Para el resto de 2024, GM parece estar a punto de convertirse en el mayor impulsor del crecimiento de los vehículos eléctricos en Estados Unidos. El fabricante de Detroit se ha comprometido a electrificar algunas de sus marcas más importantes, que por fin están llegando a producción tras años de retrasos. Eso incluye un SUV Equinox de US$35.000 y su hermano Blazer, así como camionetas eléctricas Silverado y GMC Sierra con hasta 450 millas de autonomía.

PUBLICIDAD

Lea también: Este vehículo eléctrico chino de US$10.000 es una amenaza para los fabricantes europeos

Todos estos vehículos se basan en la nueva línea de baterías Ultium de la empresa conjunta de GM con LG Chem. Los problemas con estas baterías y con el nuevo software para vehículos eléctricos de GM frenaron los planes de la empresa el año pasado. Si Ultium hubiera llegado a tiempo y en las cantidades previstas por GM, el mercado estadounidense de vehículos eléctricos podría haber estado muy animado de cara a 2024.

La CEO de GM, Mary Barra, afirma que los problemas de Ultium son cosa del pasado y que la empresa espera producir entre 200.000 y 300.000 vehículos eléctricos basados en Ultium este año, lo que podría multiplicar por 50 los 5.800 Cadillac Lyrics vendidos en el primer trimestre. “Creo que estaba sobrevalorado y ahora probablemente esté infravalorado”, dijo Barra recientemente sobre las perspectivas de los VE en Estados Unidos. “La verdad está en algún punto intermedio”.

Y a pesar de todo lo que se dice sobre la desaceleración de vehículos eléctricos, muchas previsiones a largo plazo no han cambiado. En abril, la Agencia Internacional de la Energía estimó que las ventas estadounidenses de vehículos totalmente eléctricos se dispararían hasta los 2,5 millones en 2025, frente a los 1,1 millones del año pasado.

EV Slowdown May Be Just a Blip for the US | Analysts see growth resuming for fully electric carsdfd

La mayor fuente de incertidumbre para las perspectivas estadounidenses es la cartera de productos de Tesla, responsable de la mitad del mercado de vehículos eléctricos del país. El 95% de las ventas de Tesla se basan en dos coches: la berlina Model 3 y el SUV Model Y. El año pasado redujo los precios en repetidas ocasiones para mantener el crecimiento antes de su primer trimestre. El año pasado recortó los precios en repetidas ocasiones para mantener el crecimiento antes de su caída del primer trimestre.

El calendario de lanzamientos de nuevos vehículos de Tesla está prácticamente en blanco, aparte de un aspirante a supercoche Roadster y una vaga insinuación de Elon Musk el mes pasado sobre “nuevos vehículos, incluidos modelos más asequibles”, que llegarán el año que viene. Es demasiado pronto para calibrar la demanda a largo plazo de la camioneta Cybertruck de Tesla, que actualmente sólo se ofrece como una edición para fundadores de US$120.000.

Vea además: Ferrari se prepara para lanzar al mercado su primer vehículo eléctrico

PUBLICIDAD

En agosto, Tesla tiene previsto presentar una “Cybercabina” autoconducida sin volante. Hay mucha incertidumbre sobre la preparación de la tecnología subyacente y sobre lo que impulsará el crecimiento de las ventas de Tesla hasta que esté lista.

A esta incertidumbre se añade el estado de los Supercargadores de alta velocidad de Tesla en Estados Unidos. La empresa ha abierto recientemente su red de más de 2.000 estaciones de carga en EE.UU. a los no propietarios de vehículos Tesla, que pueden acceder a los cargadores con un adaptador. Pero en medio de esa transición, Musk despidió a los 500 empleados de Tesla que trabajaban en los Supercargadores como parte de los despidos en toda la empresa. Desde entonces ha aclarado que Tesla seguirá ampliando la red de Supercargadores, aunque a un ritmo más lento, y ha vuelto a contratar a algunos de los empleados despedidos.

La producción en masa es la clave

El año de vacío de Tesla deja un hueco para otros fabricantes de vehículos eléctricos, pero hay un aspecto autocumplido en todos los rumores sobre una desaceleración de los vehículos eléctricos en Estados Unidos. Según Corey Cantor, analista de vehículos eléctricos de BloombergNEF, algunos fabricantes de automóviles han llegado a la conclusión de que, a la vista de los tropiezos de Tesla, deberían frenar sus inversiones hasta que el mercado esté más claro. En su lugar, deberían seguir el ejemplo de Hyundai y GM: introducir agresivamente modelos de vehículos eléctricos asequibles para crear economías de escala.

“Los fabricantes de automóviles probablemente se están asustando demasiado, como de costumbre, pero hay un pequeño problema con Tesla”, dijo Cantor. “Si quieren empezar a hacerse con cuota de mercado, o incluso simplemente rendir a un alto nivel, tienen que empezar a producir vehículos eléctricos a gran escala”.

PUBLICIDAD
Tesla Is Still the Only High-Volume EV Maker | US first-quarter sales by modeldfd

¿En qué están las otras marcas?

Ninguna empresa automovilística, aparte de Tesla, ha sido capaz de producir un auto eléctrico de éxito arrollador en Estados Unidos, o de vender más de 100.000 unidades al año en toda su gama de vehículos eléctricos. Este año, Hyundai, GM y Ford están en camino de alcanzar el umbral de los 100.000 vehículos producidos en serie, lo que podría suponer un punto de inflexión en la competencia estadounidense.

Algunos de los grandes rezagados de los vehículos eléctricos también entrarán en el mercado estadounidense este año. Se espera que Stellantis empiece a vender sus primeros Jeeps y Ram pickups eléctricos, y Hyundai está lanzando una variada gama de vehículos eléctricos para su nueva fábrica, que abrirá en Georgia en octubre. Honda acaba de empezar a entregar el Acura ZDX y está construyendo un centro de producción en Ohio para otros vehículos eléctricos que llegarán en 2025. Y la lista continúa.

PUBLICIDAD

Se espera que tanto las ventas de autos eléctricos en EE.UU. como en el resto del mundo crezcan aproximadamente un 20% este año. Esta cifra es inferior a la espectacular expansión del 46% que experimentó EE.UU. en 2023, pero ese nivel de crecimiento no puede mantenerse durante mucho tiempo. Si el mercado mundial de vehículos eléctrivos siguiera a este ritmo de “desaceleración” indefinidamente, prácticamente todos los coches serían eléctricos en una década.

EV Sales Surge Ahead for Most Automakers in US  | Excluding Tesla, sales rose 13% compared with last yeardfd

Lea más en Bloomberg.com