EE.UU. ampliará las sanciones para frenar la venta de chips a la maquinaria bélica rusa

La Administración Biden anunciará el miércoles cambios que amplían el alcance de los actuales controles y restricciones a la exportación

La medida se produce mientras Biden se prepara para unirse a los líderes del Grupo de los Siete para una cumbre en Italia.
Por Josh Wingrove
11 de junio, 2024 | 09:54 PM

Bloomberg — La administración del presidente Joe Biden está ampliando las sanciones a la venta de chips semiconductores y otros bienes a Rusia, apuntando a terceros vendedores en China y otros lugares, mientras busca ahogar aún más la maquinaria de guerra de Vladimir Putin en Ucrania.

Lea también: EE.UU. evalúa imponer más restricciones a China para acceder a chips de IA

La Administración Biden anunciará el miércoles cambios que amplían el alcance de los actuales controles y restricciones a la exportación para apuntar a bienes de marca estadounidense aunque no se fabriquen en el país, según personas familiarizadas con la medida que solicitaron el anonimato para detallar los planes antes del anuncio.

Los chips, en particular, son un objetivo clave de los cambios. Según estas personas, Rusia sigue consiguiendo obtener chips de terceros países para utilizarlos en misiles y otros insumos críticos para el campo de batalla, a pesar de la presión ejercida para frenar el acceso de Moscú a las tecnologías que apoyan su esfuerzo bélico.

PUBLICIDAD

EE.UU. ampliará las categorías de artículos restringidos publicando códigos de productos más amplios y también identificará, por dirección, a las entidades de Hong Kong que, según alega, están canalizando mercancías a Moscú, dijeron las personas.

Le puede interesar: China crea un fondo de US$47.500 millones para respaldar su industria de chips

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, confirmó que se avecinaban nuevas medidas, aunque declinó hablar de detalles concretos.

PUBLICIDAD

"Vamos a seguir elevando los costes de la maquinaria bélica rusa, y esta semana anunciaremos un conjunto impactante de nuevas sanciones y acciones de control de las exportaciones", dijo Kirby a los periodistas el martes.

Las acciones apuntarán a entidades y redes que ayudan a Rusia a adquirir bienes para su uso en la guerra, endurecerán las normas para los “facilitadores financieros” y pondrán freno a sectores clave, dijo Kirby. El Departamento de Comercio, que supervisa los controles a la exportación, declinó hacer comentarios.

La medida se produce mientras Biden se prepara para unirse a los líderes del Grupo de los Siete para una cumbre en Italia, donde una de sus principales preocupaciones será asegurar nuevas formas de reforzar la ayuda a Ucrania y restringir aún más a Rusia. Biden se reunirá el jueves con el presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskiy.

La guerra de Rusia, ahora en su tercer año, ha visto una ofensiva renovada y un bombardeo aéreo intensificado de ciudades ucranianas mientras Moscú busca capitalizar un retraso de meses en la ayuda estadounidense que obstaculizó las defensas de Ucrania.

Terceros vendedores

Uno de los mayores cambios en las sanciones ampliadas se refiere a la forma en que EE.UU. hace cumplir los requisitos que exigen una licencia de exportación para que los fabricantes o vendedores de terceros vendan chips y otros bienes a entidades militares rusas, según las personas familiarizadas con los movimientos.

Los reguladores estadounidenses pretenden frenar las ventas de chips fabricados en el extranjero, y vendidos en el extranjero, si son de marca estadounidense o si se fabrican basándose en tecnología estadounidense o con equipos vinculados a Estados Unidos, y por tanto sujetos a sanciones. Anteriormente, la aplicación de las sanciones se ha centrado más en los productos de origen estadounidense. Los EE.UU. identificarán a los vendedores de terceros y les advertirán de que tienen restringido el envío de chips de marca estadounidense a Rusia, dijo una de las personas. Los revendedores suelen tener su sede en China.

EE.UU. también publicará direcciones -sin nombre de empresa conocido- en su lista de entidades sancionadas por primera vez, según las personas. Eso incluye ocho direcciones en Hong Kong que, según el gobierno estadounidense, están vinculadas a reenvíos de chips a Rusia.

PUBLICIDAD

Lea más: Rusia planea subir impuestos a las empresas y a los ricos para cubrir los costos de la guerra

Los revendedores pueden solicitar una licencia para la venta si es para un fin legítimo y no militar, dijeron las personas.

Las empresas que violen las sanciones podrían ser objeto de sanciones penales o de restricciones a sus propias entradas, dijo una de las personas.

La Administración Biden también detallará las llamadas órdenes de denegación temporal relacionadas con empresas a las que acusan de burlar las restricciones y vender mercancías, en particular relacionadas con el sector de la aviación de Rusia, dijo una de las personas. Y EE.UU. está ampliando las restricciones sobre el software empresarial utilizado en Rusia, lo que tendría el efecto práctico de detener las actualizaciones de ese software.

PUBLICIDAD

Acceso a la tecnología

La medida de ampliar las medidas coercitivas para cubrir los chips fabricados en el extranjero es el último paso en una larga ofensiva de EE.UU. y la Unión Europea para frenar el acceso de Rusia a las tecnologías utilizadas para su esfuerzo bélico. A pesar de las múltiples rondas de restricciones comerciales, Rusia ha eludido en parte las restricciones importando lo que necesita a través de terceros países o de redes de intermediarios.

El año pasado, Rusia importó más de US$1.000 millones en chips avanzados. Algunos de esos envíos fueron fabricados por filiales y subcontratistas de empresas occidentales y trasladados por revendedores e intermediarios.

PUBLICIDAD

La Unión Europea está debatiendo actualmente propuestas que exigen a las empresas reforzar los controles y las hacen responsables de las acciones de las firmas que controlan. Sin embargo, varios Estados miembros están presionando para suavizar estas propuestas por temor a que supongan una carga demasiado pesada para las empresas y sean difíciles de aplicar.

Le recomendamos: EE.UU. advierte de que China suministra a Rusia componentes para drones y misiles

La UE está debatiendo la imposición de sanciones a los bancos de terceros países que están posibilitando algunas de estas transacciones mediante el uso de alternativas rusas al sistema de pagos SWIFT, que procesa muchas transferencias internacionales de dinero.

PUBLICIDAD

Biden ha estado aumentando su apoyo a Ucrania antes de su revancha con el republicano Donald Trump en noviembre. Trump se ha mostrado crítico con el apoyo estadounidense a Ucrania, lo que ha suscitado preocupación en algunas capitales extranjeras sobre el compromiso de Estados Unidos con Kiev si el ex presidente vuelve a ocupar el cargo.

La semana pasada, Biden se reunió con Zelenskiy y anunció un paquete de ayuda de US$225 millones para Ucrania. Biden también está permitiendo que Ucrania ataque algunos objetivos militares en Rusia utilizando armas proporcionadas por EE.UU., una medida a la que anteriormente se había resistido por temor a que atrajera a otras naciones a la guerra.

Los líderes mundiales también se dirigen a una cumbre de fin de semana sobre Ucrania en Suiza, donde EE.UU. estará representado por la vicepresidenta Kamala Harris y el consejero de Seguridad Nacional Jake Sullivan.

--Con la colaboración de Alberto Nardelli.

Lea más en Bloomberg.com