Brasil vende US$2.000 millones en bonos globales sostenibles

Brasil es el último país emergente que aprovecha la moderada volatilidad de los mercados mundiales

La mayor economía de América Latina vendió US$4.500 millones en bonos en enero y en noviembre vendió US$2.000 millones en bonos de sostenibilidad
Por Giovanna Bellotti Azevedo - Maria Elena Vizcaino
20 de junio, 2024 | 12:14 PM

Bloomberg — Brasil volvió a los mercados mundiales de capitales por segunda vez este año con un bono de sostenibilidad de US$2.000 millones, uniéndose a una serie de países en desarrollo que venden nueva deuda.

El país vendió bonos a siete años con un rendimiento del 6,375%, por debajo del precio inicial del 6,625%, según personas familiarizadas con el asunto que pidieron no ser identificadas por no estar autorizadas a hablar de ello. Los pagarés se utilizarán para amortizar deuda pública y financiar proyectos dentro de su marco de sostenibilidad.

Lea más: Brasil busca una ventana para vender bonos verdes, dice el jefe del Tesoro

La venta se produce en un periodo tumultuoso para los mercados brasileños, que se hundieron después de que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva dejara claro que no se plantea recortar el gasto para hacer frente a las crecientes preocupaciones fiscales. Su gobierno ha tenido dificultades para conseguir que el Congreso apruebe propuestas para aumentar los ingresos públicos. El miércoles, los responsables políticos mantuvieron la tasa Selic sin cambios en el 10,5%, en una votación unánime destinada a calmar a los inversores, cada vez más escépticos ante los planes del Gobierno.

PUBLICIDAD

“Las perspectivas fiscales del país se están deteriorando lentamente y los fundamentos subyacentes parecen menos alcistas que hace 12 meses, por lo que nos habría gustado una prima de nueva emisión más alta”, dijo Anders Faergemann, gestor senior de Pinebridge Investments.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva ha dicho que no se plantea recortar el gasto para hacer frente a las crecientes preocupaciones fiscales.

Brasil es el último país emergente que aprovecha la moderada volatilidad de los mercados mundiales, ya que los inversores apuestan a que el enfriamiento de la inflación obligará a la Reserva Federal a recortar antes las tasas de interés. Esta semana, Corea del Sur contrató bancos para una posible venta de bonos, mientras que la República Dominicana y Perú están emitiendo nuevos bonos para refinanciar la deuda pendiente. Por otra parte, Trinidad y Tobago vendió el martes un bono a 10 años.

Lea más: Brasil se suma a ola de mercados emergentes con venta de bonos en dólares

PUBLICIDAD

La mayor economía de América Latina vendió US$4.500 millones en bonos en enero, una oferta récord. En noviembre vendió US$2.000 millones en bonos de sostenibilidad, un acuerdo muy esperado para apoyar la agenda medioambiental de Lula.

“Ha sido notable ver cómo Brasil ha pasado de emitir eurobonos una vez cada 5 años a hacerlo 2-3 veces al año”, declaró Guido Chamorro, gestor de carteras de Pictet Asset Management en Londres.

El Secretario del Tesoro, Rogerio Ceron, declaró el mes pasado que el plan de Brasil es emitir bonos -tanto ordinarios como ESG- al menos dos veces al año.

Los bonos en dólares del país han perdido un 0,7% en lo que va de año, por debajo de la rentabilidad del 3% de un índice Bloomberg de homólogos.

*Actualizaciones con detalles sobre precios

Lea más en Bloomberg.com