Recomendaciones para que su teléfono inteligente sobreviva a una ola de calor

El cargar su dispositivo genera calor, así que evite hacerlo cuando ya esté caliente y si debe ser cargado no lo utilice mientras esté enchufado

Durante una ola de calor mantenga su teléfono alejado de la luz directa del sol, no lo use intensivamente y retire su funda.
Por Coco Liu
22 de junio, 2024 | 05:00 AM

Bloomberg — Como ocurre con los seres humanos, la mayor parte de los teléfonos inteligentes funcionan óptimamente dentro de un determinado rango de temperatura.

Para los móviles de Apple y Samsung, es de 0°C a 35°C, y para los de la marca china Xiaomi, el umbral máximo es de 40°C.

Una advertencia en un iPhone que dice "¡Temperatura!

Dado que el calor extremo es cada vez más habitual, son más los móviles que pasan mucho más tiempo fuera de esa cómoda zona.

Lea más: Jefas de Calor: ¿Quiénes son y qué están haciendo para enfrentar las altas temperaturas?

PUBLICIDAD

Cuando un teléfono supera su temperatura operativa normal, sus sensores térmicos incorporados inician una serie de acciones que incluyen advertencias de temperatura, disminución de la velocidad de trabajo y hasta apagado. Es una función diseñada para mantener el móvil indemne mientras se enfría.

Sin embargo, la exposición repetida al calor también puede disminuir la vida útil de la batería del teléfono inteligente y provocar daños en otros componentes internos.

Aunque resulta complicado conseguir datos de todo el sector, Asurion, una compañía de EE. UU. que proporciona servicios de seguros de telefonía y regenta unas 700 tiendas de reparaciones de teléfonos inteligentes, ha observado un incremento de cerca del 15% en los problemas asociados a la batería durante el verano pasado con récord de calor, si se compara con el resto del año 2023.

PUBLICIDAD

Dado que este verano se perfila todavía más caluroso, a continuación te indicamos lo que necesitas saber para mantener tu móvil fresco, en calma y sereno.

¿Cuándo empiezan a sobrecalentarse los teléfonos inteligentes?

La mayoría de las actividades que realizas con tu dispositivo generan calor, y como los móviles no transpiran como los seres humanos, ese calor se acumula.

Si la temperatura exterior también es elevada, la temperatura del móvil no tardará en aumentar significativamente.

Por ejemplo, durante la ola de calor que azotó Europa en el 2023, las temperaturas superiores a 45°C acabaron con varios aparatos en la isla de Cerdeña, en Italia.

Lea más: Por qué las personas mayores son especialmente vulnerables al calor extremo

“Solo cuando alcanzas una temperatura ambiente de 43,3°C o más, o cuando el dispositivo está expuesto a la luz solar directa en un día muy caluroso, la gran mayoría de los teléfonos comenzarán a tener problemas”, dice Tom Paton, fundador de Green Smartphones, una plataforma de comparación de teléfonos inteligentes en línea.

Ese tipo de calor se está volviendo más común a medida que aumentan las temperaturas globales. Mayo marcó el duodécimo mes consecutivo de temperaturas récord en la Tierra e incluyó olas de calor en India , Tailandia y Egipto . En Estados Unidos, se espera que una cúpula de calor que se construye sobre el Atlántico medio rompa récords de temperatura esta semana.

PUBLICIDAD

¿Cómo saber si su teléfono está en peligro?

La mayoría de los teléfonos inteligentes advierten a los usuarios sobre un sobrecalentamiento inminente.

Aplicaciones de terceros como AIDA64 (para Android e iOS) y Cooling Master (Android) también pueden monitorear la temperatura del teléfono en tiempo real. Paton aplica una regla general más básica: si resulta incómodo sostener el teléfono, está empezando a sobrecalentarse.

Un teléfono que funciona lentamente es otra señal de alerta, dice Nicholas Bains, experto en teléfonos inteligentes de Asurion.

El teléfono ralentizará deliberadamente su procesamiento para no producir aún más calor, aunque Bains advierte que a veces esto puede suceder demasiado tarde para evitar daños. “Tu teléfono puede protegerse solo en el momento”, afirma. “Pero la exposición frecuente y repetida a altas temperaturas puede tener efectos a largo plazo en el rendimiento de su teléfono y puede acortar permanentemente la duración de la batería”.

PUBLICIDAD

¿Cómo puede el sobrecalentamiento dañar tu teléfono?

El calor presenta un riesgo importante para la batería de un teléfono inteligente.

Si bien la batería se degrada naturalmente con el tiempo, la exposición prolongada a altas temperaturas puede desgastarla prematuramente, dice Kyle Wiens, CEO de iFixit, un grupo de defensa y empresa de reparación de productos electrónicos.

PUBLICIDAD

El adhesivo utilizado para las pantallas de los teléfonos también puede empezar a aflojarse una vez que las temperaturas superan su punto de fusión, afirma Wiens.

Paton añade que la unidad central de procesamiento (CPU) del teléfono puede dañarse si se excede su temperatura máxima de funcionamiento. En casos extremos y raros, la acumulación de calor puede provocar la combustión de la batería, lo que puede provocar un incendio o una pequeña explosión .

Pero lo más inmediato es que experimentará una pérdida de funcionalidad y potencialmente de datos, ya que el sobrecalentamiento hace que las aplicaciones fallen o bloqueen.

PUBLICIDAD

Lea más: El calor extremo asfixiará la economía de Estados Unidos, según un estudio de la Fed

¿Cómo puedo proteger mi teléfono inteligente del calor?

Mantenga su teléfono alejado de la luz solar directa o de cualquier otro lugar donde el calor pueda aumentar (como el tablero de un automóvil).

Evite el uso intensivo del teléfono. Cuanto menos tenga que funcionar el procesador de un teléfono, más fácil será que el dispositivo se mantenga frío. Para minimizar la actividad en segundo plano, intente utilizar el modo avión.

Retire la funda de su teléfono. Si no desea despojar su teléfono, también hay fundas para teléfonos diseñadas para lograr una mejor disipación del calor mediante el uso de materiales transpirables y un mayor flujo de aire.

PUBLICIDAD

Cargue su teléfono en un ambiente más fresco. La carga en sí genera calor, así que trata de evitarla cuando tu teléfono ya esté caliente. Si debes cargarlo, no uses el teléfono mientras se está cargando.

Deje que un teléfono sobrecalentado se enfríe gradualmente. A su teléfono inteligente no le gusta el calor, pero tampoco le gustan las fluctuaciones extremas de temperatura. Poner un teléfono en el refrigerador para que se enfríe, por ejemplo, puede ser tan dañino como dejar que se sobrecaliente. “Los cambios repentinos de temperatura pueden causar daños adicionales a los componentes internos”, dice Paton.

Lea más en Bloomberg.com