Actualidad

Líderes del G-20 alcanzan un acuerdo climático que deja mucho por hacer a la COP26

La declaración del domingo acuerda eliminar gradualmente la inversión en nuevas plantas de energía de carbón en alta mar, algo que China ya dijo que haría.

Líderes del G-20 alcanzan un acuerdo climático que deja mucho por hacer a la COP26.
Por Chiara Albanese, John Follain, Ilya Arkhipov, y Samy Adghirni
31 de octubre, 2021 | 09:45 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Los países del Grupo de los 20 (G-20) llegaron a un acuerdo climático que estuvo muy por debajo de lo que algunas naciones estaban buscando. El compromiso final le deja a los diversos líderes poco que llevar a la cumbre COP26 en Glasgow esta semana.

En una copia del comunicado final visto por Bloomberg de la cumbre de dos días del G-20 en Roma se ven reflejadas las promesas anteriores hechas en el acuerdo climático de París de 2015. Los líderes dijeron que “siguen comprometidos con el objetivo del Acuerdo de París de mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de los 2 grados Celsius y realizar esfuerzos para limitarlo a 1,5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales”.

Ver más: Hacia el metaverso: donde chocan las criptomonedas, los juegos y el capitalismo

PUBLICIDAD

Como se esperaba, la declaración del domingo acuerda eliminar gradualmente la inversión en nuevas plantas de energía de carbón en alta mar, algo que China ya dijo que haría. “Pondremos fin a la provisión de financiamiento público internacional para la nueva generación de energía de carbón en el extranjero para fines de 2021″, señaló.

Líderes del G-20 alcanzan un acuerdo climático que deja mucho por hacer a la COP26.dfd

Sobre el carbón, la declaración solo contiene un compromiso general de apoyar a los países que se comprometen a “eliminar gradualmente la inversión en nueva capacidad de generación de energía de carbón para hacerlo lo antes posible”.

Los anfitriones en Reino Unido de la COP26 anfitriones habían apuntado a dejar el carbón atrás.

PUBLICIDAD

En las negociaciones de la semana pasada se produjeron continuos enfrentamientos sobre los objetivos y los plazos sobre los problemas climáticos, y varios funcionarios apuntaron con el dedo a China, Rusia e India. La última ronda de conversaciones vio a los negociadores conocidos como sherpas hablar durante toda la noche del sábado, y celebraron el final de su maratón con aplausos en la sede principal de La Nuvola alrededor de las 10:00 a. m.

Si el G-20 fue un ensayo general para la COP26, entonces los líderes mundiales suavizaron sus líneas”, dijo Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace International. “Su comunicado fue débil, carente de ambición y visión, y simplemente no logró afrontar el momento”.

Ver más: Una guía para los líderes del G20 y por qué es tan difícil un acuerdo climático

La declaración del G-20 ofreció pocas acciones concretas. Se comprometió a “reducir significativamente” las emisiones de gases de efecto invernadero “teniendo en cuenta las circunstancias nacionales”. Gran parte de la redacción del documento, incluidas las referencias a las circunstancias nacionales y una economía circular del carbono, fue favorecida por países como Australia, China, India y Arabia Saudita.

La cumbre remontó los compromisos de eliminar gradualmente el uso doméstico del carbón en solo unos días de regateo sobre los borradores de las declaraciones. Una versión vista el jueves por Bloomberg contenía el compromiso de “hacer todo lo posible para evitar la construcción de una nueva capacidad de generación de energía a base de carbón”.

Al acordar un comunicado conjunto sobre el cambio climático, el G-20 optó por mantener al grupo unido antes de las cruciales conversaciones en Glasgow. Si Roma no hubiera llegado a un acuerdo, habría representado un serio revés para las perspectivas de éxito en la COP26.


PUBLICIDAD