PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Perú

¿Qué riesgos ve Moody’s para la economía de Perú y qué opina sobre el gobierno?

La agencia crediticia destaca que es menos probable que en Perú se dé un cambio brusco del modelo económico, pero remarca que los empresarios se deben acostumbrar a que exista inestabilidad política.

¿Qué riesgos ve Moody’s para la economía de Perú y qué opina sobre el gobierno?
01 de diciembre, 2021 | 04:50 pm
Tiempo de lectura: 11 minutos

Lima — Algo que ya asumen con mayor fuerza los agentes económicos, analistas internacionales y mercados financieros que invierten y monitorean a la economía peruana es que la inestabilidad política, bastante común en los últimos años en el país, será una constante en Perú tras la elección de Pedro Castillo. Así lo enfatizó Jaime Reusche, vicepresidente senior de Moody’s Investors Service, quien además resaltó la falta de claridad de la gestión del mandatario peruano en los mensajes de políticas públicas.

Un ejemplo de ello, según dijo el ejecutivo, ha sido lo ocurrido con las minas al sur de la región de Ayacucho, sobre las que se anunció el cierre y retiro de operaciones. “Ahora aparentemente el gobierno ha dado marcha atrás, lo cual es positivo, pero aún golpea la confianza empresarial y económica”, comentó Reusche.

PUBLICIDAD

Ver más: Aciertos e incertidumbres que deja la fusión de bolsas en Colombia, Perú y Chile

Reusche destacó que en el evento “Moody’s Inside LatAm: Perú 2021“ la agencia calificadora y diversos analistas escucharon al ministro de Economía Pedro Francke y reafirmaron que, desde un punto de vista técnico, se tiene claridad de qué se tiene que hacer en el ámbito económico y fiscal para impulsar la actividad económica peruana. Pero las dudas sobre el panorama político y en particular desde lo que podría impulsar el Poder Ejecutivo peruano persisten.

PUBLICIDAD
Jaime Reusche, vicepresidente y Senior Credit Officer de Moody's.dfd

Tenemos una serie de medidas para tratar de paliar aspectos de nuevas variantes de la pandemia, y tenemos un impulso por continuar con el gasto público (desde Perú). Ahí sí hay claridad. Por el lado donde no hay claridad es por otras instituciones políticas. Tenemos una falta de habilidad para articular políticas cohesionadas por parte del gobierno”, apuntó Reusche en una rueda de prensa este martes.

Con ello en la balanza, para el economista los riesgos en Perú siguen siendo los mismos: un entorno económico externo que, aunque es un poco menos favorable, sigue dando impulso al país, sobre todo en el ámbito de un mayor precio de las materias primas; pero más de lo mismo en cuanto al ruido e inestabilidad política.

¿DÓNDE ESTÁ EL PERÚ A MÁS DE 120 DÍAS DEL NUEVO GOBIERNO?

Uno de los mayores temores que tenían los inversionistas locales e internacionales tras el triunfo de Pedro Castillo tenía que ver con el cambio del modelo económico del país, que para diversos especialistas amenazaba a un elemento que ha sido clave para que el Perú construya una fortaleza macroeconómica que lo ha destacado como país los últimos 20 años. Este temor, no obstante, se ha disipado parcialmente, de acuerdo a Reusche.

Ver más: Almagro de la OEA: Presidente de Perú tiene determinación para “combatir la corrupción”

PUBLICIDAD

La diferencia que se marca entre donde nos encontramos ahora -a 120 días desde que asumió el cargo Castillo- es que parece menos probable esta posibilidad de un cambio muy brusco del modelo económico (en Perú). Hay que resaltar en los primeros 120 días los candados institucionales. No creíamos que iban a poder resistir todos los embates de políticas que iban a tratar de cambiar el modelo. Sin embargo las instituciones públicas sí han aguantado muchos de estas iniciativas las han rechazado y han hecho que el gobierno dé marcha atrás en muchos de estos temas”, remarcó el ejecutivo de Moody’s.

Según Reusche, se percibe una “moderación obligada“ del gobierno en Perú aunque sigue habiendo incertidumbre sobre qué es lo que se viene; en particular respecto al pedido de vacancia o destitución contra el presidente Castillo, que se podría debatir en el Congreso próximamente.

PUBLICIDAD
Congreso de Perú presenta oficialmente moción de vacancia contra Pedro Castillo.dfd

Moody’s considera improbable que la vacancia presidencial prospere ahora, pero Reusche remarcó que el solo trámite de la solicitud a poco más de 100 días de inicio del gobierno ya demuestra el continuo enfrentamiento que el Perú seguirá viendo entre el Ejecutivo, Legislativo, los candados institucionales, las propuestas radicales y en general el ruido político.

PEDIDO DE VACANCIA: ¿ES SEÑAL DE QUE LA SITUACIÓN EMPEORARÁ?

La moción de vacancia contra Pedro Castillo ya ingresó al Pleno del Congreso, y requiere de 52 votos para que su debate sea admitido. Si alcanza esta cantidad de votos, el presidente Castillo corre el verdadero riesgo de ser vacado por la causal de incapacidad moral.

PUBLICIDAD

Sobre el impacto económico que podría tener el proceso de vacancia presidencial contra Castillo, Reusche consideró que aún es difícil predecirlo. “Por un lado tal vez habría un alivio momentáneo porque el sector privado percibe que mucha de la inestabilidad política radica en la cabeza del gobierno, en este caso el presidente. Pero sería una especie de incertidumbre transitoria o tal vez un pequeño alivio transitorio, y luego nos moveríamos a un escenario en el que la vicepresidenta estaría tomando el mando. Y en realidad no sabemos cómo sería su gestión en el caso hipotético”, remarcó el especialista.

Ver más: Perú: Inflación anual de Lima retrocede a 5,66% en noviembre

PUBLICIDAD

No obstante este escenario, Reusche indicó que si no prospera la iniciativa de vacancia en esta oportunidad ello no descarta que haya más iniciativas en el futuro como ya ha ocurrido durante los gobiernos de Pedro Pablo Kuczynski y Martín Vizcarra.

Esto nos va a anclar en la incertidumbre que va a proseguir en los próximos meses”, consideró Reusche.

PUBLICIDAD

UN 2022 AÚN ADVERSO PARA LAS INVERSIONES PRIVADAS

Moody’s todavía identifica riesgos de que el ruido político repercuta de forma negativa sobre la inversión privada el 2022, al igual que lo hacen diversos analistas de mercado y otras entidades como el Banco Central de Reserva (BCR) que ajustaron su previsión para la inversión privada el próximo año en 0% por este motivo.

Tenemos una proyección de crecimiento de 3% para el 2022 muy en línea con lo que estamos viendo en la economía local. Muchos estudios económicos como Macroconsult tienen una proyección de crecimiento similar y esto desde nuestro punto de vista incorpora un consumo relativamente fuerte, que se va a seguir beneficiando de muchas de las transferencias del gobierno, pero por otro lado una inversión privada que va a estar contrayéndose“, destacó Reusche durante la conferencia de prensa este último martes.

BCR ahora ve la actividad de inversión privada en Perú en cero el 2022.dfd

El supuesto de Moody’s Investors Service para Perú es que la inversión minera se va a seguir expandiendo el próximo año a pesar de la reciente controversia sobre el cierre y retiro de minas en Ayacucho, pero la agencia calificadora apunta a que la inversión privada no minera va a jalar a la inversión privada general hacia abajo.

Lo que sigue siendo un punto de incertidumbre, advirtió Reusche, es si el cierre de minas de Ayacucho afectará sobremanera la inversión minera el próximo año o a mediano plazo. “Si es que la afecta estaríamos viendo un crecimiento incluso más bajo”, opinó.

De otro lado, Reusche comentó que cuando Moody’s conversó con el ministro identificó “una suerte de piropo al modelo económicoque, a pesar de que la inversión privada seguiría contrayéndose mientras que aún se mantiene la incertidumbre política, todavía permite que se mantenga un crecimiento relativamente superior al de los pares de Perú en la región.

Ver más: Proptech latinoamericanas están en racha tras inversiones en Aptuno y GoJom

No vemos que la incertidumbre política llegue a generar una contracción en la economía, eso es importante de destacar, mientras que en otras economías este tipo de embates políticos deberían llevar a contracciones”, dijo Reusche.

Este año se sabe que la expansión económica estará por encima de lo que se esperaba (Moody’s espera que llegue a 13,5%) y no por estímulo fiscal necesariamente, pues el déficit fiscal del país continúa reduciéndose.

Si bien tenemos mucha incertidumbre en algunos temas políticos incluyendo el tema de inversión privada que posiblemente pueda que se contraiga más de lo que estamos esperando, el crecimiento del país (en el 2022) sería uno mediocre, insuficiente para reducir brechas sociales, pero aún así nos habla de la fortaleza que hay en la economía (peruana), de los fundamentos económicos, y por eso le ponemos tanto énfasis en cuanto a la calificación (del Perú) a si habrá cambios radicales sobre el modelo”, comentó el ejecutivo.

Es en esa línea que Moody’s mantiene la perspectiva estable sobre la calificación crediticia de Perú.

EL PERÚ A MEDIANO PLAZO: LA NECESIDAD DE RECUPERAR AHORROS FISCALES

Un aspecto sobre el que puso énfasis Reusche es que la siguiente crisis siempre está a la vuelta de la esquina, especialmente en el Perúdonde hay la posibilidad de desastres naturales”.

Señal de esto fue el reciente terremoto que se vivió al norte del país y que tuvo como epicentro la región Amazonas, con una magnitud de 7.5, que ha dejado a cientos de afectados y lamentablemente a un fallecido.

Foto: @hco_tvdfd

En ese contexto, Moody’s identifica un perfil fiscal un poco más débil de lo antes tenía Perú, que, según explicó Reusche, responde a la reducción de la calificación crediticia que hizo la agencia este año a raíz de los gastos en los que incurrió el país por la crisis económica de la pandemia.

Vimos que había solidez fiscal pero no tanto como antes y parte de eso es que se han consumido ahorros fiscales que no creemos que se van a reponer (en el corto plazo). No vamos a regresar a un ámbito de superávits fiscales. Vamos a seguir con déficits fiscales decreciendo en los próximos años, pero no lo suficiente para reponer los ingresos fiscales. Eso nos dice que estamos en una situación un poco menos sólida por la parte fiscal y que eventualmente conforme la economía se recupere debe ser prioridad reponer esos ahorros fiscales para poder hacer frente a nuevas crisis tanto económicas como de desastres naturales”, destacó el ejecutivo.

Ver más: Tribunal de Perú declara infundada demanda contra la negociación colectiva en el Estado

De otro lado, a raíz del fuerte rebote y crecimiento que registrará este 2021 la economía peruana Reusche remarcó que hay un flujo base negativo para el próximo año, por lo que va a costar un poco más crecer en el 2022 para la economía andina. Aunque Moody’s también prevé que se mantenga una dicotomía entre la inversión minera que crecería y la inversión no minera que va a contraerse y jalar hacia abajo el total.

Para el 2023 es extremadamente difícil hacer una proyección pero lo más fácil es irnos hacia lo que es el crecimiento potencial. Estimamos que el crecimiento potencial va a estar más o menos a ese nivel de 3%”, detalló Reusche.

De cara al mediano plazo el estimado de crecimiento potencial que tiene Moody’s para el Perú se ha reducido de 3,5% a 3%, con lo cual se estima una pérdida de medio punto anual y un estimado que estaría dependiendo de lo que pase con dos grandes factores: el entorno internacional y el entorno político peruano.

La recuperación económica de Perú ha sido importante durante los últimos meses.dfd

Reusche duda que el crecimiento potencial de Perú pueda acelerarse más de un 3% en el mediano plazo incluso durante este gobierno. “No solo hablamos de medidas que apuntalen el crecimiento potencial a mediano plazo, sino que en algunos casos hablamos de medidas que le pueden restar al crecimiento potencial como sobrerregulación en el mercado laboral, medidas que disuaden inversión privada y que en el futuro pueden restar incluso más”, mencionó.

Fuera de ciertas sorpresas que puedan darse en el camino, para Reusche es altamente improbable que haya crecimientos cíclicos por encima del 3% en Perú a partir del 2022 por el hecho de que el contexto internacional será desfavorable o hasta negativo para la expansión económica global en general, y ya no tan favorable como hemos visto los últimos meses.

Ver más: Presidente de Perú dice que reuniones en su domicilio tuvieron carácter “personal”

Se ha desaprovechado este crecimiento global que teníamos para encadenarnos a ese crecimiento. Las condiciones -lo dijimos hace unos meses- estaban dadas para incluso crecer el 2022 a 6% si es que se prendía el motor de la inversión minera de manera más fuerte y el motor de la inversión privada en otros sectores. Ahora con estos mensajes políticos es muy difícil volver a generar confianza que sea lo suficientemente fuerte como para gestar mayor crecimiento de la inversión privada y sin inversión privada, que es el principal motor de crecimiento económico del país, es muy improbable lograr crecimientos económicos sostenidos más elevados del 3%”, acotó Reusche.

ASAMBLEA CONSTITUYENTE: ¿FACTOR CONCRETO DE RIESGO PARA PERÚ?

Reusche reconoció que aunque el cambio de Constitución planteado por un sector del gobierno y por el partido Perú Libre, que llevó a Castillo a la presidencia, es uno de los aspectos que más incertidumbre genera sobre el Perú, aún se ve lejos de materializarse.

Pedro Castillo Photographer: Miguel Yovera/Bloombergdfd

Sin embargo, una eventual Asamblea Constituyente para que se dé el cambio de la Constitución de Perú todavía genera algo de ruido y no logra disipar totalmente las dudas que tienen algunos empresarios”, comentó Reusche.

No obstante este escenario, lo que se percibe como un riesgo más alto es que parte del gobierno peruano anuncie medidas sobre las que luego tiene que dar marchas atrás, después de que hubo un impacto negativo en el mercado que afecta la posición del país.

El punto clave es que creo que el MEF está haciendo un trabajo, que cuesta mucho, de tratar de apaciguar a muchos de estos miembros de la clase empresarial. Por eso vemos al ministro tratando de armar un mensaje coherente y consistente que otros ministerios, instituciones o entes del gobierno están menoscabando, por el hecho de que siempre hay esta disonancia entre lo que se anuncia y lo que se ejecuta. Esto siempre va a generar dudas. Resta credibilidad no solo al gobierno sino también al país, en cuanto a la consistencia de sus políticas públicas”, dijo el ejecutivo de Moody’s.

Ver más: Bolsas de Colombia, Chile y Perú avanzan en creación del mercado andino

Para Reusche, lo concreto es que el sector empresarial que opera en el Perú tendrá que aprender a vivir bajo este escenario y, básicamente, acostumbrarse a que puedan darse contradicciones en el camino o retrocesos.

Creo que el sector empresarial va a tener que aprender a vivir con esto y poco a poco ver qué cosa en realidad el gobierno puede ejecutar y qué cosa los candados institucionales van a limitar o rechazar e incluso la presión que se puede dar mediática por el lado de agentes económicos y por el lado de la sociedad”, puntializó.

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD