Negocios

Operadores de Citi decepcionan; CEO señala reorganización del banco

La nueva organización revela la visión de Jane Fraser para el tercer banco más grande de EE.UU. después de meses de vender partes de la empresa en todo el mundo

Citi
Por Jenny Surane
14 de enero, 2022 | 12:57 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Citigroup Inc. (C) ofreció a los inversores un duro recordatorio de la imprevisibilidad de las transacciones bursátiles, al registrar una caída más pronunciada de la prevista en los ingresos por esas operaciones, justo cuando la nueva CEO, Jane Fraser, se embarca en una reorganización para mostrar unidades más estables.

Los ingresos por el manejo de productos de renta fija cayeron un 20% en el cuarto trimestre respecto del mismo lapso del año anterior, peor de lo que estimaban los analistas, y bajaron un 3% en renta variable, a pesar de las predicciones de que aumentarían en esa cantidad. Las sorpresas se produjeron mientras Fraser presentaba cambios en la estructura del banco, dando a los inversores una visión más clara de las divisiones que manejan el dinero de los ricos y de las empresas, donde la empresa pretende crecer.

La reorganización revela la visión de Fraser para el tercer banco más grande de Estados Unidos después de meses de vender partes de la empresa en todo el mundo. La medida combina las ramas de consumo y riqueza global de EE.UU. en una sola división, divide sus operaciones institucionales en tres componentes principales y crea una nueva unidad de holding, denominada “franquicias heredadas”, para los activos y las operaciones que están marcados para su venta. Los analistas habían pedido algunos de los cambios, argumentando que era demasiado difícil medir el progreso dentro de algunas partes de la empresa.

PUBLICIDAD

“Esto facilitará a nuestros inversores la comprensión del rendimiento de nuestros negocios principales y la optimización de los negocios que hemos decidido abandonar”, dijo Fraser en un comunicado en el que anunciaba los resultados financieros y los cambios el viernes.

Los ingresos aumentaron un 1% en el trimestre, justo por debajo de las expectativas de los analistas. Además, los costes crecieron debido a los cargos únicos por la liquidación de las operaciones minoristas en Corea del Sur y la salida de esos negocios en otros lugares de Asia. Los ingresos netos ascendieron a US$3.170 millones, por debajo de las estimaciones de los analistas recopiladas por Bloomberg.

Los ingresos de la banca de consumo en Norteamérica cayeron un 6% en el trimestre pues se vieron afectados porque los clientes pidieron menos préstamos con tarjetas de la marca Citigroup.

PUBLICIDAD

Un punto positivo fue la banca de inversión, donde los ingresos aumentaron un 43%, hasta los US$1.800 millones, con un aumento de más del doble en el asesoramiento. La negociación ha estado en auge en Wall Street, ya que las empresas están reestructurando sus negocios en medio de la pandemia.

Fraser, que asumió el cargo en marzo, ha estado reduciendo las operaciones de consumo a distancia y examinando la presencia del banco en los mercados de todo el mundo. La ejecutiva se está centrando en asegurar que sus negocios funcionen entre sí, con unidades de patrimonio, por ejemplo, persuadiendo a los empresarios para que lleven sus cuentas corporativas al banco, o sus negocios a sus banqueros de inversión. La idea es crear una empresa más ágil que pueda trazar un crecimiento constante.

Citigroup ha anunciado esta semana uno de sus movimientos más espectaculares: un plan para abandonar una enorme red de banca de consumo en México. Esto subraya el alejamiento de la empresa de las unidades regionales de venta al por menor. A última hora del jueves, dijo que había acordado vender las operaciones minoristas en Indonesia, Malasia, Tailandia y Vietnam a United Overseas Bank Ltd. (UOB) por unos 4.900 millones de dólares de Singapur (US$3.600 millones).

Como parte de la reorganización, Citigroup, con sede en Nueva York, fusionará las operaciones de consumo restantes en una división de banca personal y gestión de la riqueza, según una presentación separada que el banco publicó el viernes. Esto incluirá las divisiones de banca minorista y tarjetas de crédito de Estados Unidos, así como las ramas de banca privada y gestión de patrimonios.

El grupo de clientes institucionales se dividirá en tres áreas: una división de comercio, un grupo de inversión y banca corporativa y servicios, que incluye el extenso negocio de tesorería y soluciones comerciales, así como servicios de valores.

Las franquicias heredadas albergarán las divisiones de consumo de Asia que ya están a la venta, así como los negocios de banca de consumo, de pequeñas empresas y del mercado medio que Citigroup pretende abandonar en México.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Citi venderá activos del sudeste asiático en una operación de US$3.600 millones

México busca calmar preocupaciones sobre la salida de la unidad de Citi

PUBLICIDAD

Citi vende Banamex: ¿Cuáles serán los posibles efectos en México?

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD