Chile

El peso y tasas de swaps chilenos caen por señales de moderación banco central

La divisa perdía un 1,4%, la mayor caída entre las 24 monedas de mercados emergentes que sigue Bloomberg

Bloomberg Línea
Por Aline Oyamada y Matthew Malinowski
30 de marzo, 2022 | 11:13 AM

El peso chileno cayó y las tasas de swaps se desplomaron después de que el banco central aumentara las tasas de interés menos de lo que la mayoría de los analistas habían pronosticado, al tiempo que dio señales de una desaceleración del ciclo de ajuste.

Las tasas swaps caían hasta 55 puntos base en toda la curva, el mayor descenso desde diciembre de 2020, a medida que los operadores se ajustaban a las perspectivas más moderadas. El peso, por su parte, perdía un 1,4%, la mayor caída entre las 24 monedas de mercados emergentes que sigue Bloomberg.

El banco central de Chile subió la tasa de política monetaria en otros 150 puntos base al 7% el martes por la tarde, y señaló que los futuros aumentos serán menores. Los analistas estaban divididos sobre si los funcionarios mantendrían el ritmo de endurecimiento o lo aumentarían a 175 o 200 puntos base, y la mayoría esperaba un incremento mayor. Los operadores de tasas swaps se mostraron aún más agresivos, al considerar la posibilidad de que los funcionarios optaran por un incremento de más de 200 puntos base.

PUBLICIDAD
  dfd

“El aumento por debajo del consenso y la adición de una clara señal de una reducción del ritmo de los futuros aumentos enviaron un mensaje ‘dovish’ en comparación con las previsiones del mercado”, escribieron en una nota la economista de Barclays Pilar Tavella y el estratega Juan Prada.

Los responsables de la política monetaria también revisaron al alza el miércoles sus previsiones de inflación, al tiempo que rebajaron las estimaciones de crecimiento económico. Los funcionarios ahora proyectan un aumento de los precios al consumidor del 5,6% este año, frente a la estimación anterior del 3,7%, mientras que se espera que el producto interno bruto se expanda entre un 1% y un 2%, menos que entre el 1,5% y el 2,5% estimado anteriormente, según el informe trimestral de política monetaria del banco central.

La inflación anual alcanzó el 7,8% en febrero, el ritmo más rápido desde 2008. El país importa casi todo el petróleo que consume, lo que significa que la economía se ha visto afectada por los precios del crudo, que este mes se acercaron a los US$130, en contraste con los niveles cercanos a los US$90 en que se encontraban antes de la decisión de tasas anterior en enero.

En el comunicado sobre la decisión de tasas, los miembros del consejo del banco central dijeron que la economía está en una “senda de reducción” de los elevados niveles de gasto del año pasado, y destacaron el “retroceso de los niveles de consumo privado”, especialmente en el gasto en bienes durables. Fue la primera decisión de tasas del banco al mando de su nueva presidenta, Rosanna Costa, quien ha hecho pocos comentarios públicos desde que asumió el cargo en febrero.

PUBLICIDAD