Mercados

EE.UU. sopesa liberación masiva de crudo para combatir inflación

Los planes van acompañados de un impulso diplomático para que la Agencia Internacional de Energía coordine una liberación colectiva de otros países

Tanques de almacenamiento de petróleo y combustible en Wyoming, EE.UU.
Por Alberto Nardelli, Jennifer Jacobs y Saleha Mohsin
30 de marzo, 2022 | 10:01 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — La administración del presidente Joe Biden está sopesando un plan para liberar aproximadamente un millón de barriles de petróleo por día de las reservas de los Estados Unidos, durante varios meses, para combatir el aumento de los precios de la gasolina y la escasez de suministro tras la invasión rusa de Ucrania, según personas familiarizadas con el asunto.

La liberación total podría llegar a los 180 millones de barriles, dijeron las personas.

Los planes van acompañados de un impulso diplomático para que la Agencia Internacional de Energía (AIE) coordine una liberación colectiva de otros países. Hasta el momento, no se ha llegado a una decisión final sobre esto. Sin embargo, la Casa Blanca podría hacer un anuncio sobre la liberación de reservas estadounidenses tan pronto como el jueves, dijo una de las personas.

PUBLICIDAD

Las personas pidieron no ser identificadas antes del anuncio.

La Casa Blanca dijo en un comunicado que el presidente Biden hablará el jueves sobre sus esfuerzos para reducir los precios de la energía “y bajar los precios de la gasolina para las familias estadounidenses”, de lo que culpó al presidente ruso, Vladímir Putin.

El comunicado no proporcionó más detalles y los portavoces de la Casa Blanca no hicieron comentarios de inmediato.

PUBLICIDAD

Biden está bajo presión para reducir el ritmo de la inflación, y en particular reducir los precios de la gasolina, antes de las elecciones intermedias en EE.UU. a celebrarse en noviembre.

En los últimos seis meses, Biden ordenó dos grandes liberaciones de petróleo de las reservas estadounidenses: 50 millones de barriles en noviembre y otros 30 millones de barriles en marzo, después de la invasión de Rusia. Estas medidas tuvieron un efecto moderado en los precios: los precios promedio en las estaciones de servicio de EE.UU. aumentaron después de que la administración comenzara a discutir su primera liberación el otoño pasado.

Mientras tanto, la administración Biden también ha presionado para persuadir a las naciones de la OPEP para que aumenten la producción lo suficiente como para reducir los precios de la gasolina en EE.UU.

Biden discutió la semana pasada los suministros petróleo y el potencial de otra ronda de liberaciones de reservas durante las reuniones con aliados en Europa, según el Asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, quien dijo que había sido un “tema importante de conversación” en una reunión del G-7.

En Europa, Biden también anunció un acuerdo con la UE para proporcionar al bloque 15.000 millones de metros cúbicos más de gas natural licuado este año, para reducir la dependencia del continente de los suministros rusos.

PUBLICIDAD