Startups

¿Por qué los unicornios brasileños están despidiendo personal por montones?

Las adquisiciones, la falta de gobernanza, las valoraciones ajustadas y la crisis económica pueden ser algunas de las razones detrás de los despidos de QuintoAndar, Loft, Creditas y Facily

QuintoAndar, Loft, Facily y Creditas han realizado despidos en 2022.
26 de abril, 2022 | 02:09 PM
Tiempo de lectura: 14 minutos

São Paulo — Los elevados tipos de interés y la inestabilidad política y social en todo el mundo están afectando a las startups y los inversores de capital riesgo buscan ahora ajustar las valoraciones. Esto afecta a cientos de trabajadores de los unicornios brasileños. En los últimos días, las empresas tecnológicas multimillonarias QuintoAndar, Loft, Facily y Creditas han realizado despidos.

En lo que va de esta primavera, QuintoAndar despidió a unos 160 empleados (el 4% de su plantilla), de acuerdo con la startup. Loft, su principal rival, valorado en US$3.000 millones, dijo que ha despedido a 159 personas. Facily no revela cuántas personas fueron despedidas, pero una persona conocedora de la situación confirma por lo menos 130 personas despedidas. Creditas, por su parte, dijo que despidió a 11 personas.

Uno de los culpables mencionados por fundadores y directores generales es la volatilidad de los tipos de interés, que encarece el financiamiento para las empresas de capital riesgo, especialmente para startups que no tienen un flujo de caja positivo.

PUBLICIDAD

“Ya sabíamos que no íbamos a tener unos tipos de interés tan bajos, pero nuestra sorpresa ha sido la rapidez con la que ha girado el mercado, ya que los gobiernos han acelerado la subida de los tipos de interés”, dijo Diego Dzodan, CEO de Facily, a Bloomberg Línea.

Otro factor para el despido de personal, según los ejecutivos, tiene que ver con razones geopolíticas y tendencias económicas mundiales, lo que pasa factura a las operaciones de los inversores de capital de riesgo, así como a sus empresas de cartera. Otras razones son las cuestiones macroeconómicas, como la alta inflación, la devaluación del dólar y la guerra en Ucrania.

En consecuencia, los fondos de capital de riesgo pudieran encontrar motivos para retirarse de sus compromisos.

PUBLICIDAD

Una persona afectada por los despidos en Facily dijo a Bloomberg Línea, bajo condición de anonimato, que hace un mes y medio Dzodan, habría dicho que el inversor que había comprometido una ronda se retiraba de la inversión.

“El año pasado, Facily pasó de 20 a 300 personas. Ahora, se ha despedido a unas 200″, afirma esta persona.

A su vez, Dzodan dice que ningún fondo específico habría comprometido ya la inversión, pero que en este momento todo el mercado tiene “mucho menos interés”.

“El año pasado tuvimos cuatro rondas de financiación. Siempre tenemos que evaluar los escenarios. A finales del año pasado, nos imaginábamos el año 2022 con un escenario en el que podrían venir más rondas, suponiendo que se mantuvieran las condiciones del año pasado, pero desde los primeros días de enero quedó claro que el mercado estaba cambiando muy rápido y la disponibilidad de fondos para ese tipo sería mucho menor. Ajustamos nuestras expectativas”, dijo Dzodan.

¿Dinero para quemar?

Las startups no siempre generan efectivo ni obtienen utilidades. La mayoría de las veces, las empresas de la llamada “nueva economía” apuestan por que el inversor tenga más paciencia y pueda esperar más tiempo para cobrar, como señala Bruna Losada, en su libro “Finanzas para Startups”. Pero esto no significa que una empresa no necesite generar efectivo. Tendrá que generar caja algún día y, por la paciencia del inversor, tendrá que remunerarle bien. Un caso clásico es el de Nubank (NU), que sólo generó beneficios el año pasado. Antes de eso, la fintech más valiosa de América Latina estaba en números rojos.

Los unicornios como Nubank y QuintoAndar están considerados como grandes casos de éxito entre las startups. La proptech está valorada en US$5.100 millones, en gran parte por sus contribuciones multimillonarias y un margen operativo que garantiza a los inversores una buena visión del futuro de la empresa.

PUBLICIDAD

QuintoAndar ha reportado cada trimestre un crecimiento de ingresos; sin embargo, personas con conocimiento del asunto dijeron que una de las principales razones de los despidos fue la gestión centrada en los fondos de inversión y la falta de planificación.

De acuerdo con Gabriel Braga, CEO y cofundador de QuintoAndar, al inicio de la empresa era difícil atraer a los inversionistas y se hizo un gran esfuerzo para manejar la startup sin picos de efectivo. Pero desde 2018, el escenario ha cambiado. QuintoAndar captó su serie C con General Atlantic, su serie D con SoftBank y el año pasado tuvo dos rondas.

Es parte de las empresas saber navegar en estas fluctuaciones del mercado de capitales”, dijo Braga. “No existimos por tener un inversor, aguantamos incluso sin inversor. 2021 fue el mejor año para América Latina y este año tendremos un ajuste a nivel mundial y lo veremos en los próximos meses. No creo que desaparezcan las inversiones, pero se reducirá un poco la euforia del capital disponible. No necesitamos dinero hoy, no pensamos en ninguna ronda a corto plazo, pero lo vemos como una de las informaciones de nuestro radar”.

PUBLICIDAD

Cifras y datos

Facily es una startup de comercio social fundada en 2018 que promueve las compras en grupo. Una persona directamente afectada por los recortes de Facily dijo a Bloomberg Línea que desde finales del año pasado la empresa tenía un flujo de caja negativo. “Pero Facily se convirtió en unicornio, lo que tranquilizó a todo el mundo”, dijo la persona. Según esta persona, el error de Facily habría sido atacar varios frentes a la vez, incluyendo el marketplace y fintech.

En febrero, la empresa habría congelado los ascensos y las nuevas contrataciones.

PUBLICIDAD

Luego, la startup cortaría los contratos con terceros y comenzó a despedir a personas ajenas al área tecnológica. “Habían prometido que no se despediría a nadie del equipo tecnológico, pero se despidió a casi el 70% del equipo tecnológico, calculamos que a unas 200 personas”, dijo la persona.

Dzodan dijo a Bloomberg Línea que la decisión de los despidos se tomó en el contexto de la financiación de las startups.

“Antes tenía mucho dinero para invertir en empresas como Facily. Ahora no hay tanto dinero para empresas como la nuestra. En un contexto en el que hay menos dinero, lo que hay que hacer es preservar la liquidez de la empresa. Esto termina reduciendo los gastos, como esta reducción del equipo”.

PUBLICIDAD

2021 fue el año en que Brasil tuvo más inversiones en startups. El año pasado, las startups brasileñas recibieron US$9.400 millones en inversiones, el doble que en 2020, con un crecimiento acumulado del 755% en cinco años, según datos de Distrito.

En boca de una persona conocedora de la situación de la financiación en QuintoAndar, “el mercado de capital riesgo estaba lleno de dinero. Estaba a rebosar. Si presentabas un mínimo de viabilidad económica para una empresa, recibías una aportación”.

La persona, que prefirió no ser nombrada ya que las conversaciones son privadas, dijo que QuintoAndar recibió miles de millones de financiación porque la empresa estaba creciendo, aunque con problemas.

PUBLICIDAD

Está creciendo sin gobernanza, desordenadamente porque no tiene este tipo de planificación. Acaban sacando muchos proyectos de la chistera y muchos proyectos salen mal, muchos no dan rentabilidad, y tienen que moverse a un nuevo proyecto porque no hay gobernanza, ni control para dar seguridad a los inversores. Si no das seguridad a los inversores, tienes que ajustar el margen, y es la gente la que sufre, la echan”.

Braga, CEO de QuintoAndar, argumenta que la startup es una empresa ágil, en constante evolución, y que es parte del proceso priorizar un proyecto que funcionó mejor sobre otro, haciendo ajustes en la asignación de dinero y personas. “Nuestro proceso de planificación intencional no es estático; no va a ser el mismo plan durante cinco años. No es amateurismo o falta de profesionalidad, es sólo una consecuencia inherente a lo que nos proponemos hacer, que es innovar y crecer rápidamente”.

Capital expansivo, dinero caro

Fernando Moulin, profesor de la escuela de negocios INSPER y experto en negocios, transformación digital y experiencia del cliente, afirma que las condiciones macroeconómicas son el principal motivo de los despidos de estas startups, ya que el mercado anticipa el movimiento de subida de tipos de interés por parte de los bancos centrales. Los inversores exigen un rendimiento justo de su capital y la inversión en empresas tecnológicas de muy rápido crecimiento son negocios que requieren mucho dinero y que generan una potencial perspectiva de beneficios en el futuro.

“Como el dinero del capital riesgo es cada vez más caro, los inversores tienden a presionar para que se hagan ajustes en la gestión y se cuestione la solidez, si el negocio merece la pena”, explica. “Sin embargo, si estás demasiado preocupado por la gestión de los procesos internos, te estás perdiendo el mercado en expansión. Y si el mercado crece a un ritmo del 10% y tú creces al 8%, pierdes el cheque”.

Una de las personas que Bloomberg Línea consultó dijo que el problema de QuintoAndar es que la empresa no ha sido capaz de mostrar el margen que los inversores esperaban porque carece de gobernanza en los proyectos, que se hacen a base de “prueba y error”. Por ello, la forma más rápida de aumentar el margen para los inversores y reducir costos es despedir.

En SoftBank, uno de los mayores inversores de QuintoAndar, la sensación es diferente. Según Eduardo Vieira, líder de comunicación de SoftBank para América Latina, el conglomerado japonés no impuso ninguna restricción, ni quitó el pie del acelerador a ninguna inversión de las empresas de la cartera latinoamericana.

Las empresas de nuestra cartera en la región están creciendo muy rápido y es normal que tengan ajustes, y esto no necesariamente tiene que ver con el cuadro macro. Vemos muchas de estas empresas en nuestra cartera con posiciones abiertas. En sentido estricto, no hay ninguna indicación por nuestra parte para que ninguna empresa de la cartera levante el pie del acelerador en América Latina”, dijo Vieira.

Sin embargo, el ritmo de las decisiones empresariales en las empresas financiadas no deja aparentemente espacio para la planificación y se trata de una cultura corporativa más de “hazlo sobre la marcha”. En QuintoAndar, esta fue la percepción de una persona familiarizada con el asunto.

Las reuniones con la junta de inversores suelen ser trimestrales, así que la visión es trimestral. Cuando tienes que elaborar un informe para los inversores y no tienes un plan decente a largo plazo, tienes que mostrar un resultado. La forma de mostrar un resultado en ese momento es aumentando los ingresos y aumentando el margen o aumentando el margen y quitando costos. Cuando no puedes aumentar los ingresos, incluso porque hay un mercado muy competitivo contra QuintoAndar con otros competidores emergentes, ¿qué tienes que hacer para mostrar un resultado al inversor? Sacar el costo”, dijo la persona a Bloomberg Línea.

Braga explica que QuintoAndar mira los márgenes para los inversores con atención y conciencia en un proceso de ponderación del crecimiento y la rentabilidad.

“No se trata de mostrar el margen al inversor, sino de la compensación de lo que miramos más para el negocio en ese momento. Hay momentos en los que el escenario es un poco más adverso y conservas algo de efectivo. Tenemos un grupo de inversores privilegiados, pero somos nosotros los que dirigimos el negocio. Los inversores nos apoyan, pero no hay ninguna influencia a corto plazo en las direcciones que hay que tomar. No siento presión por cómo gestionamos el margen frente al crecimiento, siento apoyo y confianza en la trayectoria que venimos llevando”, dijo Braga a Bloomberg Línea.

Primero, adquirir; luego, despedir

Dos personas consultadas por Bloomberg Línea que se vieron directamente afectadas por los despidos en QuintoAndar dijeron que los problemas financieros de la startup comenzaron tras la adquisición de la firma de real estate Casa Mineira en marzo de 2021.

“Desde que hicieron esa adquisición, algunas cosas empezaron a cambiar. Se quitaron beneficios, se redujeron las comisiones de los corredores”, dijo un exempleado.

Según esta persona, los objetivos empezaron a ser más difíciles de superar o cumplir. Otra persona dijo que QuintoAndar no tuvo el retorno esperado con las adquisiciones. Además de Casa Mineira, QuintoAndar compró recientemente Noknox y Navent.

Pero, según Braga, Casa Mineira fue la adquisición más relevante que hizo la startup. “Desde que hicimos esta adquisición, hemos intensificado nuestro liderazgo en Belo Horizonte, tuvimos un trimestre récord para QuintoAndar con Casa Mineira. Con esta adquisición hemos duplicado la conversión de nuestros leads. Estamos evolucionando para que los agentes inmobiliarios sean nuestros socios dentro de la plataforma y Casa Mineira fue pionera en esto en Belo Horizonte. En cuanto a las adquisiciones más recientes, todo está evolucionando tal y como imaginábamos”.

La redundancia también lastima

En una entrevista con Bloomberg Línea, el cofundador de Loft, Mate Pencz, dijo que casi 160 despidos en la firma se debieron a su compra de CredHome. Con la fusión de los equipos, Loft despidió a empleados del área de crédito. Unas 60 personas fueron reubicadas internamente, según Pencz.

Pencz afirma que, con los altos tipos de interés, la empresa ha visto una desaceleración en el mercado hipotecario desde finales del año pasado. “Los elevados tipos de interés han afectado a algunos segmentos del mercado inmobiliario, pero en general tenemos una tendencia de crecimiento con más transacciones en los tres primeros meses de este año en comparación con el año pasado”.

Dice que Loft puede trabajar en asociación con agentes inmobiliarios, lo que genera menores costos incrementales para la empresa. “Dependiendo del modelo de negocio que operes, acabas siendo más eficiente y tienes menos necesidad de cargar con el costo internamente. En los últimos años, los sectores se han ido consolidando. Imagino que después de esta ola de consolidaciones que se han producido en los últimos años, este año pasaremos por una fase de gestión de esas adquisiciones. Esto no significa que vaya a haber más despidos en el mercado, pero creo que estas empresas, por su tamaño, son cada vez más capaces de ser más eficientes”, dijo.

Para Pencz, un periodo de alta contratación, consolidación y fases de mayor eficiencia forman parte de la trayectoria de las empresas tecnológicas.

Desde febrero, algunos empleados de QuintoAndar ya sabían que sus áreas de actuación serían reducidas, y la empresa había ofrecido la posibilidad de reubicar a estos empleados. Algunos fueron reubicados —los que tenían los salarios más bajos, según los entrevistados—, otros fueron desatendidos en el proceso de reubicación y terminaron despedidos. Según exempleados, los sueldos de QuintoAndar son altos, en comparación con el mercado.

Una de las áreas afectadas por el recorte fue la de ventas inmobiliarias, que sería sustituida por los polos presenciales que QuintoAndar abrió junto a Casa Mineira. En estos polos, los empleados serían subcontratados, generando menos costos para la empresa, según informaciones de exempleados.

Pero, según Braga, el área de compra y venta de inmuebles “superó las expectativas”. “Los centros en los modelos que Casa Mineira ya tenía aumentaron el número de personas que están con nosotros, los corredores asociados. Genera redundancia, pero no es una relación directa. Incorporamos un aprendizaje que nos permitió escalar la compra y venta en otras ciudades más rápido. Nuestras adquisiciones son complementarias”.

Procesos internos

Valorada en US$4.800 millones, Creditas también tuvo despidos. En un comunicado de prensa, Creditas dijo que la única área que tuvo un ajuste interno fue el equipo de gestión de oficinas y espacios físicos, con una reducción de 11 personas debido a la adopción del modelo de trabajo híbrido. “Actualmente estamos utilizando sólo el 15% de la capacidad de nuestros espacios físicos. Nuestra plantilla se ha mantenido estable durante los meses de marzo y abril de este año, con un total de más de 4.000 empleados. Seguimos con un rápido ritmo de crecimiento de los ingresos y proyectamos un crecimiento en 2022 de más de 2 veces”, refirió la empresa.

Todos los exempleados de QuintoAndar consultados por Bloomberg Línea denunciaron la falta de atención a los empleados y las culturas internas de fachada, que en la práctica no se cumplen. “La forma en que ocurrió todo fue bastante impersonal”, dijo uno de los entrevistados.

“Creo que fue un fallo de planificación. Apuntaron a la campaña de marketing de Big Brother Brasil y no lograron el objetivo”, dijo un antiguo empleado.

No era la primera vez que QuintoAndar apostaba por Big Brother Brasil para destacar su marca. En 2021, la startup también invirtió en publicidad en el programa y repitió la estrategia este año.

Según Braga, la inversión en el programa genera oportunidades para toda la empresa. “No hay que invertir un poco aquí y tener que recortar en el otro lado. Nuestra plantilla necesita invertir en crecimiento para generar oportunidades. Tuvimos resultados con la repercusión de nuestra marca en las redes sociales”.

QuintoAndar sólo se habría movilizado para ayudar a los empleados despedidos con recomendaciones para nuevas vacantes después de que una hoja de cálculo con los nombres y funciones de los despedidos se hiciera viral en LinkedIn. “Creo que la forma en que se llevó a cabo todo fue poco acorde con los valores que predica la empresa. Algunos empleados están de vacaciones y recibieron un correo electrónico de dimisión. Muchas de las personas despedidas son madres. Se podría haber hecho de una manera un poco más humanizada”.

Braga responde que QuintoAndar tiene cariño por sus empleados y que la empresa tiene una cultura muy centrada en los clientes y en abrazar lo nuevo. “El cambio y la adaptación son inherentes a lo que somos. Buscamos el alto rendimiento, la eficiencia, por eso estiramos los objetivos, y proponemos retos diferentes, no todo el mundo se adapta. Aunque tengamos todo este cariño, puede ser que la interpretación de cómo se fue alguien no sea perfecta. También pisamos la pelota, no somos perfectos. Intentamos ser ágiles y buscar la forma discreta de ayudar a la reubicación con empresas amigas”.

PUBLICIDAD