Latinoamérica

Socios de Talos Energy aceptan que Pemex opere megacampo Zama: AMLO

La empresa estadounidense es la única que se opone a que Pemex se encargue de operar el yacimiento marino en el Golfo de México

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador durante una conferencia de prensa en diciembre de 2021
08 de agosto, 2022 | 12:30 PM

Ciudad de México — El presidente de México Andrés Manuel López Obrador dijo que las empresas socias de Talos Energy aceptaron que el gigante estatal Petróleos Mexicanos, conocido como Pemex, opere el megacampo marino Zama, que aún disputan ambas compañías en un bloque y asignación marina, respectivamente.

“Son tres empresas, y de las tres, dos habían aceptado que Pemex operara. Era Pemex mayoritario más dos de las empresas particulares, pero Talos no aceptó. Eso es parte del problema”, dijo AMLO, como se conoce al mandatario, durante su conferencia de prensa del 8 de agosto.

El consorcio, formado por la alemana Wintershall Dea —que compró a Sierra Oil & Gas— y Harbour —antes Premier Oil— y que encabeza Talos, descubrió el yacimiento marino en un bloque licitado en aguas superficiales frente a las costas de Tabasco en 2017, pero el campo se extiende a una asignación de la petrolera estatal.

PUBLICIDAD

La titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle García, resolvió en julio de 2021 que Pemex opere el campo con reservas superiores a 600 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, según los lineamientos de unificación que definió el Gobierno de Enrique Peña Nieto con su reforma energética de 2013.

López Obrador dijo que la operación es importante porque existe un negocio ilegal en México en el que un operador petrolero informe o gaste más de lo debido a través del esquema contractual de utilidad compartida.

“Entonces la utilidad se reduce y lo que le toca a la nación es menos”, dijo el mandatario.

PUBLICIDAD

La empresa que dirige Timothy S. Duncan ha amagado al Gobierno con una disputa legal por el yacimiento a pesar de que, a diferencia de otros cambios promovidos por la actual administración en el sector energético, los criterios para resolver una disputa en un yacimiento fueron definidos por el Gobierno de Peña Nieto y promotor de la apertura al sector privado en ámbito de exploración y producción de hidrocarburos.

En el bloque 7 de la subasta 1.1, Sierra O&G (hoy Wintershall Dea) posee 40% de participación; Talos Energy 35% y Premier (Hoy Harbour) el 25%, mientras que Pemex posee la totalidad de la asignación AE-0152-Uchukil vecina del contrato.

Talos presentó un reporte que aseguraba que el consorcio poseía el 60% de los recursos petroleros de Zama, mientras que Pemex dijo que tenía otro reporte que le otorgaba el 50.4%.

México enfrenta consultas del Gobierno de EE.UU. y Canadá sobre el trato que reciben sus empresas en México en materia de competencia, regulación y trato no discriminatorio en materia energética, mientras el Gobierno se ha escudado en el capítulo de soberanía de los hidrocarburos.

López Obrador agregó que los lineamientos detallan que la empresa encargada de la operación debe ser la que más experiencia tiene, requisito que, según él, Pemex cumple.

Talos Energy produce 65.400 barriles diarios de petróleo y líquidos, mientras que Pemex produce 1,93 millones de barriles de crudo y otros líquidos.