Europa

Una sequía sin precedentes pone en peligro el comercio de Europa

La crisis climática empeora y los pronósticos apuntan a más descensos en el nivel del agua de los principales ríos de la región

El petrolero Calcit 12  en el Rin
Por William Wilkes, Jack Wittels y Irina Vilcu
10 de agosto, 2022 | 01:47 PM
Tiempo de lectura: 12 minutos

Bloomberg — Los ríos de Europa se están secando en medio de un verano extremadamente caluroso y árido que ha establecido temperaturas récord. El Rin, que durante siglos ha sido uno de los cimientos de las economías de Alemania, Países Bajos y Suiza, quedará esta semana casi inaccesible en un área clave, obstaculizando el transporte de carbón y diésel.

Por su parte, el río Danubio, que recorre 2.896,8 kilómetros a su paso por el centro de Europa para desembocar en el Mar Negro, también está afectado, lo que dificulta el transporte de granos y otros productos.

El transporte a lo largo de los ríos europeos es sólo uno de los componentes del comercio golpeado por el cambio climático. En Francia, la crisis de energía se agrava por el calentamiento de las aguas del Ródano y el Garona, que son usados para enfriar reactores nucleares y las del Po en Italia, no son suficientes para regar las plantaciones de arroz y mantener las almejas.

PUBLICIDAD

Aunque las deficiencias de los ríos son un desafío para la región, en la actualidad se acerca a una recesión como resultado de la invasión rusa de Ucrania, que ha provocado el aumento de la inflación al limitar el suministro de alimentos y energía. Este problema, que se produce apenas cuatro años después del histórico cese de la navegación por el Rin, pone más presión a los esfuerzos de la Unión Europea (UE) por fortalecer el transporte marítimo interior.

El Rindfd

Los ríos y canales del continente transportan más de 1 tonelada de carga al año por cada residente de la UE y aportan alrededor de US$80.000 millones a la economía de la región solo como medio de transporte, según cálculos basados en cifras de Eurostat. Pero las consecuencias de las vías fluviales secas son más profundas.

“No se trata solo de navegación comercial. Se trata de refrescarse cuando hace calor, se trata de regar y muchas otras cosas”, dijo Cecile Azevard, directora del operador de agua francés VNF. “Los ríos son parte de nuestro patrimonio”.

PUBLICIDAD

Se espera que las malas condiciones arrastren las economías de la región mucho más que el golpe de $5.000 millones de euros (US$5.100 millones) causado por los problemas de tránsito del Rin en 2018, según Albert Jan Swart, economista de transporte de ABN Amro Bank NV (ABN).

“La capacidad para el envío terrestre se verá severamente limitada mientras no llueva mucho en el área”, dijo. “También se tiene el daño causado en Alemania por los altos precios de la electricidad. Estamos hablando de miles de millones”.

Incluso los veteranos experimentados se sorprenden. Gunther Jaegers, director gerente de Rhine stalwart Reederei Jaegers GmbH, dijo que quedó atónito a principios de este mes cuando vio el costo del envío, con una tarifa de barcaza que aumentó un 30% en un solo día.

“Nunca, nunca, he visto esto”, dijo. “Es una locura”.

Si bien Jaegers y otros transportistas podrían cobrar más por tonelada de carga, están limitados en cuanto a la cantidad que pueden transportar, ya que la bajada del agua significa que tienen que tomar cargas más pequeñas para navegar de manera segura. Y no hay alivio a la vista. Si miras los pronósticos del tiempo, “es como un desierto”, dijo.

Niveles del Rindfd

En el extremo sur de la garganta del Rin, un área conocida por los vinos Riesling, los viñedos en terrazas se han vuelto marrones, mientras que en Colonia, un popular restaurante flotante encalló después de que las aguas se redujeron. Un banco de arena ha surgido a unos 20 kilómetros río arriba de Kaub, el sitio de un paso difícil cerca de los famosos acantilados de Lorelei.

PUBLICIDAD

Se pronostica que la profundidad del río en la ciudad al oeste de Frankfurt caerá a 40 centímetros el viernes. En ese nivel, las barcazas son incapaces de navegar. Se pronostica que el agua caerá hasta 37 centímetros al día siguiente, dijo el miércoles la Administración Federal de Vías Navegables y Navegación de Alemania.

El Rin, el río más importante de Europa, juega un papel clave para ayudar a transportar más carbón a las centrales eléctricas alemanas para ayudar a compensar el impacto de la restricción de Rusia en el suministro de gas. Sin embargo, la administración del canciller alemán, Olaf Scholz, teme que los atascos en el transporte puedan socavar los planes de reactivación de algunas instalaciones paralizadas, según personas familiarizadas con la situación.

Francia, normalmente un exportador de energía, no puede ayudar a aliviar la crisis energética porque solo cerca de la mitad de los reactores nucleares del país están disponibles, y el resto está fuera de mantenimiento. Noruega también se está preparando para limitar las exportaciones de electricidad , ya que el país prioriza la recarga de depósitos bajos sobre la producción de energía.

PUBLICIDAD
Franciadfd

El impacto del cambio climático lo sienten principalmente las personas a través de patrones cambiantes de suministro de agua, ya sea demasiado poco o demasiado. Si bien Europa sufre una sequía histórica, inundaciones mortales este año han golpeado el estado estadounidense de Kentucky, Sudáfrica y Brasil. China ha sido golpeada por ambos.

A medida que la crisis climática se intensifique, la situación solo empeorará. Los principales sistemas fluviales de Europa son alimentados en parte por los glaciares alpinos. En primavera y verano, la escorrentía aumenta las precipitaciones, pero los flujos de hielo se reducen. La región alpina ha experimentado 2 grados de calentamiento desde la segunda mitad del siglo XIX, aproximadamente el doble del promedio mundial, según la Agencia Europea de Medio Ambiente.

PUBLICIDAD

Eso desencadena un espiral de fatalidad, con rocas estériles que absorben el calor del sol, en lugar de reflejarlo como lo hacen los glaciares, acelerando el proceso. Los científicos esperan que la capa de hielo alpino se reduzca a la mitad para 2050, y que casi todos los glaciares desaparezcan para finales de este siglo.

Las perturbaciones en las corrientes fuertes de aire que soplan hacia el este a través del Atlántico también aumentan la probabilidad de largos períodos de sequía, según el servicio meteorológico DWD de Alemania. Según el Instituto de Meteorología de la Universidad Libre de Berlín, las llamadas crestas de bloqueo provocan que las zonas de alta presión permanezcan sobre Europa occidental durante semanas y, por lo general, van acompañadas de cielos despejados.

“Podemos adaptarnos hasta cierto punto, pero nunca nos pondremos al día con el cambio climático”, dijo Fred Hattermann, quien estudia los riesgos hidroclimáticos en el Instituto de Investigación de Impacto Climático de Potsdam. “Seguirán llegando sorpresas”.

PUBLICIDAD

La ocupación humana y la sobreexplotación también ejercen presión sobre los sistemas fluviales. Alrededor de 58 millones de personas viven en el área del Rin, una de las fuentes de la Revolución Industrial, y su agua se utiliza para beber, regar, fabricar y generar energía. La escasez de agua en las cuencas fluviales de Europa afecta hasta una cuarta parte del territorio de la región, dice la Agencia Europea de Medio Ambiente.

Las condiciones que han secado los ríos de Europa son parte de una tendencia de larga duración en lugar de unos pocos meses malos, según Silje Eriksen Holmen, hidróloga de Volue. En este momento, el suelo está tan reseco que la mayor parte de la lluvia sería absorbida. Solo cuando se haya reabastecido comenzará a fluir hacia los ríos, dijo.

El Rin es el eje de la red europea de vías navegables interiores. El río, que está conectado con el Danubio a través de un canal, recorre unos1.287,4 kilómetros a través de zonas industriales suizas y alemanas antes de desembocar en el Mar del Norte en el concurrido puerto de Róterdam en los Países Bajos.

PUBLICIDAD
Río Waaldfd

Es casi insustituible para algunas empresas. La red ferroviaria de Alemania se enfrenta a una congestión crónica, mientras que el cambio a la carretera tampoco es sencillo. Se necesitan más de 110 camiones para transportar la misma carga que una barcaza promedio, y Alemania sufre una escasez de hasta 80.000 camioneros, que se agrava a medida que los ucranianos regresan a casa para luchar contra la invasión rusa.

Junto con el aumento de los precios del gas a medida que Alemania finaliza las importaciones de Rusia, la combinación representa una amenaza para las fábricas del interior como la planta Ludwigshafen de BASF SE. Si los ríos se vuelven cada vez más impredecibles, estas instalaciones pierden una ventaja competitiva.

Alemaniadfd

Significa por lo menos almacenar más y, en el peor de los casos, podría significar que la producción se desplace más cerca de los puertos marítimos donde hay suficiente agua para el transporte marítimo y la infraestructura energética, como las terminales de gas natural licuado.

“Los ríos no dejarán de tener valor para el transporte, pero es probable que se vuelvan menos confiables en el futuro”, dijo el investigador del clima Hattermann. “El modelo ‘justo a tiempo’ ha llegado a su fin. Necesitamos construir más amortiguadores en nuestro sistema”.

Los problemas relacionados con el Rin están comenzando a extenderse por la región. Una refinería alemana informó de una escasez del combustible para calefacción y el diésel. Suiza está aprovechando las reservas de combustible y reportó niveles de energía hidroeléctrica en el nivel más bajo desde 2017. Los transbordadores en los Países Bajos tuvieron que detenerse, lo que afectó el tráfico de automóviles, camiones y bicicletas en algunas áreas.

Impacto de la empresa

  • Thyssenkrupp AG creó un equipo de crisis que se reúne diariamente. La siderúrgica más grande de Alemania está utilizando barcos con calados más bajos para mantener su planta en Duisburg, donde el Ruhr desemboca en el Rin, abastecida por ahora.
  • BASF, uno de los usuarios más importantes del Rin, ha pedido barcos personalizados y ya está utilizando una barcaza de 110 metros especialmente alquilada para transportar gases licuados a su planta de Ludwigshafen. El gigante químico tiene como objetivo evitar que se repita lo de 2018, cuando las interrupciones por bajo nivel del agua le costaron $250 millones de euros.
  • La empresa de servicios públicos Uniper SE advirtió que es posible que tenga que reducir la producción en dos centrales eléctricas de carbón clave en Alemania, ya que la compañía lucha por obtener suministros de combustible a lo largo del Rin.

El nivel del río es actualmente más bajo de lo que era en esta época del año en 2018, cuando las aguas bajas durante el otoño redujeron un 0,4 % de la producción total alemana, según un estudio del Instituto Kiel para la Economía Mundial. Nils Jannsen, uno de los autores, dice que la estimación es un buen comienzo para medir los daños de este 2022.

Las predicciones apuntan a más descensos en los niveles del agua, y “esto significará ‘juego terminado’ para más y más barcazas”, dijo Joachim Hessler, director gerente de la compañía naviera Maintank GmbH.

Debido a la peor sequía de su historia, Francia ha impuesto restricciones de agua en casi todo el país. Más de 100 municipios ahora dependen del suministro de agua potable por camión.

Mientras la segunda economía más grande de la UE lucha contra una crisis energética, el regulador nuclear francés otorgó esta semana una exención temporal para que cinco plantas nucleares descarguen agua caliente en los ríos que pueden violar los estándares ambientales. El movimiento se produce justo cuando los precios a largo plazo establecen nuevos récords en Francia y Alemania.

En el valle del Po de Italia, hogar de alrededor del 30% de la producción agrícola del país, el calor y las condiciones excepcionalmente secas afectaron la producción de maíz y girasol y obligaron a los productores de arroz a cortar las plantaciones después de que el río cayera a su nivel más bajo en 70 años.

Maíz en Turíndfd

En su delta, justo al sur de Venecia, la interrupción del flujo natural está provocando la descomposición de las algas y robando el oxígeno necesario para que las almejas y los mejillones sobrevivan, según la asociación de agricultores Coldiretti.

“Estamos muy preocupados”, dijo Alessandro Faccioli, dueño de un arrastrero de pesca en la región del Véneto. “Necesitamos una intervención gubernamental urgente para salvar el medio ambiente de la laguna”, dijo, y agregó que en lo que va del verano cerca del 30% de las almejas en el área han sido destruidas y al menos 2.300 pescadores y trabajadores locales pueden perder sus trabajos.

Se declaró un estado de emergencia en cinco regiones del norte y centro, e Italia advirtió que alrededor de un tercio de su producción agrícola, una de las más grandes de la UE, está en riesgo de sequías y mala infraestructura de agua.

Danubiodfd

En el Danubio, se están llevando a cabo operaciones de dragado de emergencia en Bulgaria, Rumania y Serbia, y los barcos están atascados esperando que se despejen los canales. Los puntos más críticos se encuentran en el área de Zimnicea a lo largo de la frontera rumano-búlgara y río abajo en Cernavoda, lo que afecta el envío a Ucrania.

“Es la situación más grave que hemos tenido en los últimos 20 años”, dijo Gabriel Techera, director de relaciones con inversores de Transport Trade Services, la empresa de transporte fluvial más grande de Rumania.

Aparte de la carga, el turismo también está sintiendo el impacto. A fines de julio, el crucero Adora de 135 metros se dirigía a Passau, Alemania desde el delta del Danubio con más de 130 pasajeros. Con la caída del nivel del agua, los turistas tuvieron que tomar un vuelo desde Bucarest.

“Tenemos que rezar para que llueva”, dijo Rossen Ossenov, jefe de servicios turísticos de Dunav Tours AD. “Pero eso es estúpido. Necesitamos algo de previsibilidad”.

Mantener el Danubio navegable es crucial para el suministro de energía, ya que las barcazas traen carbón para alimentar los generadores cuando la producción de las instalaciones hidroeléctricas está sufriendo, dijo el ministro de Infraestructura de Serbia, Tomislav Momirovic, mientras recorría el dragado en cuatro sitios a lo largo de la sección serbia de 590 millas (949,5 kms) del Danubio.

Danubiodfd

Es una carrera contra el tiempo mantener el envío de crudo y productos derivados del petróleo a través de los cuellos de botella del Danubio para ayudar a contener los precios en alza, dijo, prometiendo que la limpieza del fondo del río se realizará en unas pocas semanas.

La amarga ironía es que las vías fluviales son una parte clave de los esfuerzos de la UE para luchar contra el cambio climático. En sus planes de transición ecológica, la Comisión Europea tiene como objetivo un aumento del 25 % en el transporte por vías navegables interiores y el transporte marítimo de corta distancia para 2030. El esfuerzo está respaldado por el fondo Horizon Europe de $95.500 millones de euros (US$99.202 millones), que respalda la inversión en botes para aguas poco profundas y trabajos de ingeniería para hacer que las rutas de navegación sean más confiables.

En un esfuerzo por evitar que se repita la interrupción de 2018, Alemania está tomando medidas para mantener abierto el Rin, incluido el dragado y los sistemas de alerta temprana. El país también está considerando opciones más invasivas, como embalses que podrían liberar agua para compensar la reducción de los flujos de los glaciares.

El Rindfd

En algunos casos, es una batalla de pulgadas. Entre las ciudades alemanas de St. Goar y Budenheim, la profundidad del Rin aumentará 20 centímetros en un proyecto que no se completará hasta principios de la década de 2030. En ese momento, podría ser demasiado tarde para muchas empresas que dependen de los ríos de Europa.

Inés Flores, quien dirige una empresa que ofrece paseos en lancha en un área conocida como el Gran Cañón Francés, tuvo que cerrar la actividad en una de las dos playas donde opera.

“Nunca había visto algo así”, dijo. “No hay nada que yo pueda hacer. Esto está sucediendo debido al cambio climático. Esto está sucediendo gracias a todos nosotros”.

-Con la asistencia de Samuel Dodge, Demetrios Pogkas, Jana Randow, Pablo Fernandez Cras, Samy Adghirni, Slav Okov, Misha Savic, Flavia Rotondi, Will Mathis, Andra Timu, Laura Malsch, Josefine Fokuhl, Cagan Koc, Kwaku Gyasi, Rachel Graham, Lars Paulsson y Rachel Morison.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD