Mercados

Dos países de LatAm, entre los más vulnerables a salida de capitales con dólar más fuerte

Turquía, Chile, Hungría y Argentina como los más vulnerables a la salida de capitales, según una medida

Fotógrafo: Dimas Ardian/Bloomberg
Por Simon White
20 de septiembre, 2022 | 02:16 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — La creciente fortaleza del dólar a lo largo del último año está dejando a algunos mercados emergentes cada vez más expuestos a la salida de capitales. Los más vulnerables ya han comenzado a tambalearse, lo que envía una señal de alerta a todo el resto.

Dado el sistema basado en el dólar, los países tienen obligaciones en la divisa norteamericana pero activos en moneda local. Cuando el dólar se fortalece, puede poner peso en las monedas locales, impulsar la inflación y presionar sobre el crecimiento a nivel doméstico.

Y justo en un momento donde los países necesitan capital, rendimientos más altos de los bonos de EE.UU. atraen y acaparan los flujos internacionales.

PUBLICIDAD

Los mercados emergentes están entre los más vulnerables. Usualmente sin capacidad de endeudarse en su propia moneda, recurren al “pecado original”: es decir, endeudarse en divisas extranjeras, usualmente el dólar. Este tipo de acciones han sido ampliamente populares en los últimos años.

Crédito denominado en dólares a los mercados emergentes se ha cuadruplicado desde la crisis financiera globaldfd

La salida de capitales de los mercados emergentes ha estado relativamente contenida hasta ahora, pero la presión está aumentando, ya que los rendimientos de los Estados Unidos están en máximos de la década, mientras que el dólar está en su nivel más fuerte en 20 años. Esto está reduciendo la liquidez mundial, lo que apunta a una aceleración de la salida de capitales de los mercados emergentes.

Se espera que aumenten las salidas de capitales de los mercados emergentesdfd

Las reservas son la primera línea de defensa cuando la situación de los flujos de capital de un país se vuelve frágil. Pero no todos los mercados emergentes corren el mismo riesgo.

PUBLICIDAD

He creado una medida de vulnerabilidad externa basada en la puntuación de la adecuación de las reservas del FMI. Esta versión tiene tres datos: la adecuación de las reservas con respecto a las exportaciones, la deuda a corto plazo (esta última es el ratio Greenspan-Guidotti) y la cuenta corriente.

La medida tiene a Turquía, Chile, Hungría y Argentina como los más vulnerables a la salida de capitales.

Turquía, Hungría y Chile, los más expuestos a un dólar más fuertedfd

Sin embargo, Turquía y Chile han registrado los mayores rendimientos de la renta variable en lo que va de año (incluso en términos de dólares).

Esto puede parecer paradójico, pero Chile y especialmente Turquía tienen uno de los niveles de inflación más altos y de más rápido crecimiento. La renta variable suele considerarse una cobertura contra la inflación (una suposición errónea, sobre todo en los mercados de divisas), lo que da lugar a flujos de apoyo.

Este ha sido ciertamente el caso de Turquía, donde el presidente Erdogan ha favorecido las bajadas de tasas como respuesta a una inflación que ahora supera el 80%. Con los rendimientos de los bonos estancados en torno al 10%, los rendimientos del 100% al 150% que se ofrecen en el mercado de valores son casi irresistibles.

Ahora, ambos mercados de renta variable se enfrentan a vientos en contra. Hay razones específicas de cada país que podrían explicar esto: la caída de las acciones de los bancos turcos, el malestar político y social en Chile.

PUBLICIDAD

Pero ambos países se enfrentan a una reversión cada vez más intolerable de los flujos de capital, agravada por el aumento de los precios de la energía y, en el caso de Chile, la caída de los precios del cobre.

Siendo dos de los pocos mercados de renta variable de los países emergentes o mediterráneos con una rentabilidad positiva a lo largo del año, sus recientes dificultades son un presagio para otros países emergentes, principalmente los que dependen en gran medida de la financiación extranjera y de un dólar más fuerte.

Lea más en Bloomberg.com

Lea esta historia en

English
PUBLICIDAD