Brasil en español

Banco Central de Brasil prevé reducción de tasa referencial a partir de junio

La mayor economía latinoamericana da señales de alivio a las presiones sobre los precios al consumidor

Brasil
Por Maria Eloisa Capurro
29 de septiembre, 2022 | 06:56 PM

Bloomberg — En Brasil, el presidente del banco central, Roberto Campos Neto, señaló este jueves que una reducción de los tipos de interés a partir de junio se ajustará a su plan de acercar la inflación a su objetivo, al tiempo que los responsables de la política monetaria advierten de una ralentización del crecimiento económico en 2023.

Considerando las estimaciones del sondeo semanal entre economistas realizado por el banco que prevé que la disminución del costo de los préstamos comenzará a mediados del próximo año, Brasil estaría en condiciones de situar los precios al consumidor en torno a la meta establecida, explicó el funcionario en una rueda de prensa virtual.

“La primera reducción de los tipos en junio nos permite cumplir nuestros objetivos”, indicó, y añadió que el último ciclo de aumentos de tasas del banco central está surtiendo efecto sobre la economía.

PUBLICIDAD

“Si miramos los tipos de interés de los swaps, vemos lo que se cotiza y lo cotejamos con el sondeo semanal, la diferencia es poca”, afirmó. “La inflación en el punto de equilibrio ha disminuido recientemente”.

Crecimiento en Brasildfd

Más temprano el jueves, el banco elevó su pronóstico de crecimiento para 2022 a 2,7% desde 1,7% en junio, según su informe trimestral de inflación. Aun así, la autoridad monetaria dijo que prevé una expansión del 1% el próximo año, lo que refleja una recesión mundial y los costos de los préstamos locales, que actualmente están cerca de un máximo de seis años.

Los economistas de la encuesta prevén un crecimiento del Producto Interno Bruto del 2,67% este año y del 0,5% el próximo.

PUBLICIDAD

Los formuladores de la política monetaria encabezados por Campos Neto mantuvieron la tasa de referencia en 13,75% luego de un ciclo de 18 meses de aumentos agresivos. Dos de los nueve miembros de la junta votaron la semana pasada por otro aumento para “fortalecer” los esfuerzos de llevar la inflación a la meta. Por otro lado, los directores dijeron que el efecto completo de una política monetaria más estricta aún no se ha visto en la economía.

La mayoría de las tasas swap, que indican las expectativas de los inversionistas sobre la política monetaria, revirtieron las ganancias en las operaciones de la tarde del jueves, ya que los operadores reaccionaron a los comentarios de Campos Neto sobre los recortes de tasas.

Vigilancia Bancaria

En su informe, los banqueros centrales escribieron que el consumo familiar aumentará un 3,9% este año, por encima del pronóstico anterior del 1,7%, ya que los salarios laborales y las ganancias adicionales del nuevo estímulo fiscal impulsan los ingresos disponibles. Los salarios reales deberían seguir mejorando en los próximos meses, dadas las políticas de indexación del país.

Las estimaciones de inflación del banco se mantuvieron sin cambios desde las actas de su reunión de política monetaria de septiembre, en 5,8% para este año y 4,6% en 2023, ambos por encima de los objetivos. Se espera que los precios al consumidor aumenten un 2,8 % en 2024, dentro del rango de tolerancia de los responsables políticos.

El banco central de Brasil apunta a una inflación de 3,5% este año, 3,25% en 2023 y 3% en 2024.

El BCB reiteró que se mantendrá alerta y evaluará si mantener la tasa de interés alta durante un “período suficientemente largo” es suficiente para que la inflación vuelva a la meta. Siguen preocupados por el aumento de los precios de los servicios y las medidas del costo de vida que todavía están por encima de los promedios históricos.

PUBLICIDAD

La economía más grande de América Latina está mostrando los primeros signos de alivio de las presiones sobre los precios al consumidor. La inflación anual se desaceleró a 7,69% a mediados de septiembre, empujada a la baja por los recientes recortes de impuestos a la gasolina del gobierno y los precios más bajos de las materias primas.

Al mismo tiempo, muchos analistas están elevando sus estimaciones de crecimiento para 2022, a pesar de un ciclo de aumentos que agregó 11,75 puntos porcentuales a los costos de endeudamiento. El producto interno bruto creció más de lo esperado en el segundo trimestre, mientras que el desempleo cayó al nivel más bajo desde 2015.

Los brasileños votarán en la primera ronda de las elecciones presidenciales este domingo, y la economía es un punto de enfoque principal. Tanto el titular Jair Bolsonaro como el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva respaldan un mayor gasto social y se comprometieron a aumentar los pagos a los pobres.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Isadora Calumby.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD