Cripto

Crecen los fondos de clientes atascados tras la bancarrota de BlockFi

La historia no da muchas esperanzas. Los procesos de insolvencia pueden tardar años, y BlockFi tenía una amplia exposición al imperio cripto de Sam Bankman-Fried

El sitio web de BlockFi
Por Claire Ballentine y Paulina Cachero
29 de noviembre, 2022 | 08:57 AM

Bloomberg — Las malas noticias se siguen apilando para los operadores minoristas con dinero en plataformas cripto.

Tras el colapso de FTX, BlockFi se convirtió en la más reciente plataforma en declararse en bancarrota. La empresa ya había advertido a los clientes que suspendería los retiros hace dos semanas, y ahora tendrán que esperar a los procedimientos de bancarrota para ver si recuperan algo del dinero.

La historia no da muchas esperanzas. Los procesos de insolvencia pueden tardar años, y BlockFi tenía una amplia exposición al imperio de Sam Bankman-Fried, que a su vez se ha declarado en bancarrota.

PUBLICIDAD

“Mis sueños de crear una empresa, jubilarme pronto o poder hacer algo por mi hija se han esfumado”, dijo Brett Coreau, un comerciante de Tampa (Florida).

Este hombre de 38 años tenía unos US$30.000 en BlockFi, un tercio de todos sus ahorros e inversiones, y ahora no puede acceder a nada. Comenzó a operar con criptomonedas en 2017, ganando hasta US$100.000 con las primeras apuestas en monedas como el bitcoin (XBT). Eso le permitió poner un pago inicial en su casa.

Ponía depósitos regulares en las cuentas remuneradas de BlockFi para sentarse y apreciar, seducido por rendimientos tan altos como el 9,75%. Aunque sabía que mantener sus ahorros en criptomonedas era una “apuesta”, creía que BlockFi era más segura que otras plataformas, ya que estaba basada en Estados Unidos.

PUBLICIDAD

“Si bitcoin simplemente cayera a cero, eso sería una cosa”, dijo. “Pero ahora se siente como si un niño acabara de robar mi dinero y no me sienta bien”.

Confianza en FTX

BlockFi ya estaba en problemas a principios de este año, una de las víctimas de la venta del mercado provocada por la desaparición en mayo de la stablecoin TerraUSD y la implosión del fondo de cobertura de criptomonedas Three Arrows Capital. Tenía unos US$80 millones en pérdidas debido a las deudas incobrables de Three Arrows, dijo el CEO Zac Prince a principios de julio.

Entonces Bankman-Fried acudió al rescate, inyectando capital en BlockFi con una opción de compra de la empresa. FTX US figura en la declaración de quiebra de BlockFi como uno de sus principales acreedores no garantizados, con un préstamo de US$275 millones.

BlockFi también debe US$729 millones a Ankura Trust Company, el administrador de las cuentas de criptomonedas con intereses de la plataforma. La suma, que convierte a Ankura en el mayor acreedor no garantizado de la empresa, probablemente representa el dinero de los clientes atascado en BlockFi.

A pesar de los problemas de BlockFi y del colapso de otras plataformas de criptomonedas como Celsius Network y Voyager Digital a principios de este año, el ingeniero informático de San Diego Wai Wah Chan pensó que su dinero estaba a salvo.

Este ingeniero de 34 años puso sus US$600.000 en cuentas remuneradas de BlockFi para aprovechar sus competitivas tasas de interés. Sabía que corría un riesgo, pero creía que BlockFi era de fiar.

PUBLICIDAD

Cuando la empresa le ofreció la oportunidad de obtener un rendimiento aún mayor, Chan transfirió todas sus tenencias de stablecoin a una cuenta privada de cliente. Pero desde que FTX comenzó a colapsar, ha habido un silencio de radio por parte del gestor de clientes privados de Chan sobre lo que ocurrió con sus fondos. Dice que no volverá a invertir en criptomonedas.

“Al menos se declararon en bancarrota, así que tendremos sus estados financieros muy pronto”, dijo Chan sobre BlockFi. “Prefiero saber algo que no saber nada”.

‘Resignación silenciosa’

Otros están tratando de aceptar sus pérdidas y seguir adelante, a pesar del dinero perdido. Es el caso de William Casey.

PUBLICIDAD

Al principio, ignoró las señales de advertencia en el espacio de los activos digitales.

“Cuando sigues las criptomonedas durante el tiempo suficiente, te vuelves insensible a la amenaza de las pérdidas”, dijo el operador con sede en Texas.

PUBLICIDAD

Empezó a preocuparse cuando su tarjeta de crédito BlockFi fue rechazada en una caja. Casey transfirió inmediatamente los activos de sus cuentas BlockFi Interest y Gemini Earn a monederos de custodia proporcionados por las empresas, a los que creía que podría acceder de forma independiente.

Pero entonces intentó sin éxito transferir los fondos de su billetera BlockFi a su cuenta bancaria el 11 de noviembre. Ahora, tiene más de US$30.000 atrapados en el limbo.

Todavía no le parece real, y está adoptando un “enfoque de esperar y ver”. Dijo que ha estado invirtiendo en cripto desde 2013 y ha ganado más de US$400.000 en estos años.

PUBLICIDAD

“Esta cantidad de dinero que cambia la vida llegó y se fue tan fácil que no puedo evitar sentirme desvinculado de ella”, dijo Casey. “Estoy dejando que las cosas pasen: sería bonito que nos devolvieran el dinero, pero ahora mismo es una especie de resignación tranquila”.

-- Con la ayuda de Jeremy Hill.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD