¿Cómo corregir la desigualdad de ingresos en los trabajadores latinos en EE.UU.?

En entrevista con BL, el director ejecutivo del Consejo Laboral para el Avance Latinoamericano, José Vargas, se refirió a la disparidad de ingresos de los latinos en EE.UU. y a las acciones que se deben tomar para corregir el rumbo

Billetes en dólares estadounidenses
18 de mayo, 2024 | 05:00 AM

Bloomberg Línea — EE.UU. requiere abordar barreras sistémicas como la discriminación, el acceso limitado a la educación y la formación y la falta de representación en los puestos de toma de decisiones para mitigar la disparidad de ingresos de los latinos en ese país, dijo a Bloomberg Línea el director ejecutivo de la organización Consejo Laboral para el Avance Latinoamericano, (LCLAA, por sus siglas en inglés), José Vargas.

En medio de la carrera electoral en EE.UU., el tema de la migración y sobre todo el cómo aprovechar el potencial de estos trabajadores ha vuelto a cobrar especial relevancia en la agenda política.

Ver +: Marcas latinas en EE.UU.: un gran músculo empresarial que crece a pulso

Los trabajadores latinos no solo sufren el impacto de unos salarios más bajos en comparación con otras comunidades en el país, sino que además el 69% carece de seguro médico y el 31% de cuentas de jubilación.

PUBLICIDAD

En entrevista con Bloomberg Línea, José Vargas, el director ejecutivo de esta organización no partidista y sin fines de lucro, se refiere al panorama de los latinos en EE.UU. y a las claves para aprovechar su potencial. Fundado por un grupo de sindicalistas latinos en 1973, el LCLAA es considerado como uno de los principales grupos de defensa de los derechos laborales de los latinos en el país.

Director ejecutivo de la organización Consejo Laboral para el Avance Latinoamericano, (LCLAA, por sus siglas en inglés), José Vargas.dfd

Bloomberg Línea: A pesar de su contribución a la economía estadounidense, ¿por qué los latinos siguen enfrentándose a disparidades salariales y peores condiciones de trabajo?

José Vargas: Efectivamente. A pesar de sus contribuciones, los latinos se encuentran entre los trabajadores más vulnerables del país y siguen enfrentándose a tremendos retos, no solo en sus lugares de trabajo, sino también en sus comunidades. Debido a años de segregación y a la falta de acceso a la vivienda, a los préstamos y a las oportunidades educativas, los trabajadores latinos tienen más probabilidades de trabajar en una creciente economía de bajos salarios, en sectores como el comercio minorista, los servicios de conserjería, la agricultura y el servicio doméstico.

PUBLICIDAD

Este es el resultado de la falta de políticas laborales centradas en la protección de todos los trabajadores, independientemente de su origen, etnia o estatus migratorio. Debido a esta falta de políticas gubernamentales, no existen garantías de seguridad laboral para los trabajadores latinos en el lugar de trabajo.

Ver +: Los latinos aportan cada vez más al PIB de EE.UU., a pesar de recibir menos paga y trato desigual

BL: ¿Cómo se representan estas disparidades en la actualidad?

JV: Los trabajadores latinos tienen más probabilidades de recibir salarios de nivel de pobreza en comparación con los trabajadores blancos.

De acuerdo a un informe de LCLAA, el 77,6% de los trabajadores latinos encuestados, empleados en industrias de bajos salarios, informan que no recibieron el pago de horas extras.

Además, los trabajadores latinos sufren tasas alarmantemente altas de muertes relacionadas con el trabajo, lesiones incapacitantes y enfermedades crónicas porque trabajan en ocupaciones de alto riesgo.

En 2022, la tasa de mortalidad laboral de los trabajadores latinos volvió a aumentar a 4,6 por cada 100.000 trabajadores, lo que significa que continuaron enfrentando el mayor riesgo de morir en el trabajo que todos los trabajadores, con un 24% más que el promedio nacional.

PUBLICIDAD

BL: En abril, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó una ley que prohíbe al estado o los Gobiernos locales exigir a los empleadores protecciones a los trabajadores expuestos al calor y altas temperaturas. Además, con esta ley desestima exigir pagos para los contratistas por encima del salario mínimo del estado. ¿Qué opinión tiene de esto?

JV: La aprobación de leyes como la HB 433 de Florida, aprobada por el gobernador De Santis el pasado mes de abril, que pone los beneficios por encima de las personas y de la seguridad y el bienestar de los agricultores y los trabajadores de la construcción, agrava la vulnerabilidad de los trabajadores latinos.

Leyes como esta ponen en peligro la salud, la seguridad y la economía de los trabajadores. Las malas condiciones de trabajo y las enfermedades relacionadas con el calor pueden provocar pérdidas de productividad, gastos médicos y muertes.

HB 433 prohíbe a los gobiernos locales el establecimiento de normas de exposición al calor y la imposición de normas de salario mínimo a los contratistas. Esta cruel indiferencia hacia los retos a los que se enfrentan los trabajadores en condiciones de calor extremo les niega las protecciones básicas necesarias para su bienestar.

PUBLICIDAD

BL: ¿Qué tan profunda es la brecha salarial de las latinas en EE.UU. y cómo puede corregirse el rumbo de la disparidad?

JV: Esta brecha salarial perjudica directamente a las latinas y tiene consecuencias de gran alcance para sus familias, comunidades y la economía en general. Esta brecha salarial persiste en todas las ocupaciones y es responsable de la pérdida de casi US$1,2 millones a lo largo de una carrera de 40 años para las latinas. Incluso cuando obtienen una educación superior, siguen estando sujetas a salarios inferiores a los que perciben los hombres blancos no latinos.

PUBLICIDAD

Para mejorar estas condiciones y cambiar el rumbo necesitamos que nuestra sociedad sea más consciente de estas repercusiones, abogue por soluciones y sea consciente de los factores sociales y económicos que intervienen en la brecha salarial. Para lograr la seguridad económica, tenemos que trabajar para erradicar la brecha salarial étnica y de género.

También es importante tener en cuenta que las latinas están desproporcionadamente sobrerrepresentadas en los trabajos con salarios bajos, como el servicio doméstico, los servicios de atención al cliente, la administración, la preparación de alimentos y el apoyo a la atención sanitaria.

Ver +: Marcas latinas en EE.UU.: así crece este músculo empresarial

PUBLICIDAD

BL: Según las proyecciones de la Oficina Presupuestaria del Congreso, de 2023 a 2034, el PIB aumentará en aproximadamente US$7.000 millones gracias al impulso de la mano de obra latina. ¿Está de acuerdo con estas proyecciones y qué retos existen para hacer realidad este potencial?

JV: LCLAA está de acuerdo con las proyecciones de la Oficina Presupuestaria del Congreso de que los trabajadores latinos pueden contribuir a un impulso positivo del PIB. Sin embargo, es crucial examinar el contexto más amplio y los retos que pueden obstaculizar la realización de este potencial.

En primer lugar, es esencial garantizar que los trabajadores latinos puedan acceder a oportunidades equitativas en el mercado laboral. Esto incluye abordar barreras sistémicas como la discriminación, el acceso limitado a la educación y la formación, y la falta de representación en los puestos de toma de decisiones. Si no se abordan estos retos, no se podrá aprovechar todo el potencial de la mano de obra latina.

Cerrar la brecha salarial y garantizar unas condiciones de trabajo justas y dignas son pasos esenciales para aprovechar todo el potencial económico de la mano de obra latina. Además, las políticas de inmigración desempeñan un papel importante en la participación de los trabajadores latinos en el mercado laboral. Una reforma integral de la inmigración que ofrezca una vía hacia la ciudadanía a los inmigrantes indocumentados beneficiaría a millones de trabajadores latinos y a sus familias y contribuiría positivamente a la economía en su conjunto.

PUBLICIDAD

Aunque las previsiones de un aumento del PIB gracias a la mano de obra latina son prometedoras, es esencial abordar los retos subyacentes para garantizar que este potencial se materialice plenamente. Abordando cuestiones como las barreras sistémicas, la desigualdad salarial y la reforma de la inmigración, podemos crear una economía más inclusiva y próspera para todos.

Ver +: Los latinos quieren cosechar el fruto de su peso económico en EEUU: líderes empresariales

Usted ha mencionado que los trabajadores latinos sindicalizados tienen mejores condiciones salariales que los que no están, ¿cómo se representa esto?

JV: Al afiliarse a un sindicato, las latinas cobran más de media y tienen más probabilidades de disfrutar de prestaciones, como jubilación, seguro de vida y permisos retribuidos. La sindicalización también puede proporcionar a las trabajadoras latinas una voz más fuerte, así como protecciones que mejorarán sus condiciones laborales e impulsarán su prosperidad.

Además, la participación cívica y la implicación activa en los procesos políticos de las comunidades, tanto a nivel local como nacional, es una forma eficaz de empoderar a los latinos, fomentar la responsabilidad de los responsables políticos y promover un acceso equitativo a la información. Y lo que es más importante, proporciona a los individuos una voz poderosa para dar forma a nuestro futuro colectivo.

Según el informe de 2022 de la Oficina de Estadísticas Laborales, los trabajadores latinos que pertenecen a un sindicato suelen ganar salarios más altos que los trabajadores no sindicados, haciendo el mismo tipo de trabajo.

Los trabajadores latinos no sindicalizados ganaban US$806 a la semana, en comparación con los latinos sindicalizados, que ganaban US$1.087 a la semana. Los datos nos han mostrado que, al año, un miembro latino del sindicato ganó aproximadamente US$$56.524 en 2022. Los trabajadores latinos no sindicalizados ganaron aproximadamente US$41.808.

Cuando hablamos de cuánto ganan las latinas la disparidad es mayor. Las latinas sindicalizadas ganan aproximadamente US$52.416 al año. Las latinas no sindicalizadas ganan aproximadamente US$38.480.