EE.UU.

Ante falta de trabajadores, industria de EE.UU. espera por reapertura de fronteras

La desaceleración está teniendo un impacto en toda la economía, desde el trabajo estacional en la agricultura hasta las empresas tecnológicas bien pagadas

Un trabajador en Baltimore.
Por Augusta Saraiva
01 de noviembre, 2021 | 04:04 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Durante años, las empresas estadounidenses pudieron contar con un flujo constante de trabajadores que llegaban de todo el mundo con varios tipos de visas. La pandemia ha ralentizado esto hasta un mínimo, lo que ha empeorado aún más la actual escasez de mano de obra.

Y la escasez de trabajadores migrantes probablemente persistirá incluso después de la reapertura de las fronteras de Estados Unidos, algo que está programado para la próxima semana.

Falta de visas de trabajodfd

El Departamento de Estado emitió alrededor de 850.000 visas de trabajo para no inmigrantes entre marzo de 2020, cuando el Covid-19 forzó el cierre de fronteras y consulados y julio de 2021, según una investigación de Alex Nowrasteh en el Instituto Cato. Eso es menos de la mitad de la cifra de los 17 meses previos.

PUBLICIDAD

La desaceleración está teniendo impacto en toda la economía, desde el trabajo estacional en la agricultura hasta las empresas tecnológicas que ofrecen salarios altos. Es especialmente desafiante para los fabricantes de EE.UU., quienes dicen que durante mucho tiempo han luchado para cubrir puestos de mediana calificación que requieren cierto nivel de capacitación técnica, como operadores de máquinas o soldadores.

La reapertura de la frontera, que tendrá lugar a partir del 8 de noviembre, facilitará los viajes desde países como Sudáfrica, India y Brasil, que envían una gran cantidad de trabajadores con calificaciones medias a los EE.UU. Pero no sucederá de la noche a la mañana, dijo Jon Baselice, vicepresidente de política de inmigración en el Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Tomará algún tiempo para que los consulados y las embajadas realmente vuelvan a funcionar”, dijo.

PUBLICIDAD

Uno en cinco

Los fabricantes han recurrido a mano de obra extranjera para llenar los vacíos que dejó la jubilación de los baby boomers de mediana calificación y el cambio hacia la automatización.

Necesitamos personas que ayuden a implementar esas tecnologías de automatización, y luego darles servicio y mantenimiento”, dijo Aimee Guthat, abogada de inmigración en Jackson Lewis PC. “Simplemente no tenemos las habilidades aquí”.

Estados Unidos podría tener 2,1 millones de puestos sin cubrir en la industria manufacturera para fines de la década, lo que le costaría a la economía del país más de US$1 billón, según un estudio de mayo realizado por Deloitte y el Instituto de Manufacturación. En 2018, aproximadamente uno de cada cinco trabajadores de manufacturas esenciales había nacido en el extranjero, según el Centro de Estudios sobre Migración. En los sectores de semiconductores y equipos médicos, así como en el procesamiento de alimentos, estuvo más cerca de uno de cada cuatro.

A diferencia de los países europeos, incluida Alemania, EE. UU. no tiene un programa específico centrado en atraer inmigrantes con calificaciones medias.

Mayores contratacionesdfd

Las empresas con operaciones internacionales pueden transferir a sus trabajadores existentes mediante visas L-1. Otros que quieran traer mano de obra extranjera de calificación media pueden solicitar lugares para la visa H-2B. El programa permite que hasta 88.000 trabajadores de temporada de todos los niveles, excluida la agricultura, ingresen al país cada año.

‘Disfuncional en el mejor de los casos’

Pero ese programa es “disfuncional en el mejor de los casos”, según Tina Andrew, propietaria de Work Abroad Network LLC.

PUBLICIDAD

Andrew solía conectar empresas estadounidenses con posibles empleados extranjeras, incluidos operadores de maquinaria y trabajadores de la construcción, pero comenzó a centrarse más en el sector agrícola durante la pandemia. A diferencia de los trabajadores agrícolas, muchos trabajadores de manufacturas con calificación media no cumplieron el criterio para entrevistas de visa de emergencia y entrada excepcional.

Uno de sus clientes tuvo que cerrar sus operaciones como resultado de no tener suficientes trabajadores H-2B, dijo. “He escuchado muchas, muchas historias como esa”.

Los trabajadores estadounidenses, que buscan aprovechar la presión de la pandemia para transformarlos en aumentos salariales largamente debidos, se han mostrado escépticos sobre el impulso de la inmigración. Los principales sindicatos, incluidos United Food and Commercial Workers, se han opuesto a la expansión de H-2B, argumentando que el programa desplaza a los trabajadores nativos y reduce los pagos.

PUBLICIDAD

Investigaciones de muchos economistas, incluido el premio Nobel David Card de este año, sugiere que la afluencia de trabajadores extranjeros tiene poco o ningún efecto negativo en el mercado laboral estadounidense.

Simplemente no está sucediendo

Ese también es el argumento de Nowrasteh, director de política de inmigración en Cato, un grupo de expertos de derecha. Sostiene que los trabajadores nativos también han sufrido como resultado del cuello de botella en la frontera.

PUBLICIDAD

Las empresas estadounidenses tuvieron que reducir la producción”, dijo Nowrasteh, y eso las hizo “menos capaces de contratar estadounidenses en otras partes del proceso de producción”.

Guthat, el abogado, dice que es un “concepto erróneo” que las empresas solo estén buscando mano de obra extranjera barata, y señala que las tarifas del gobierno para emitir visas de trabajo de tipo L y H pueden llegar a los US$5,000.

Grupos comerciales como la Cámara de Comercio han instado a los legisladores a simplificar el sistema de inmigración y permitir más visas laborales y tarjetas verdes.

Sin tales reformas, los cuellos de botella probablemente persistirán incluso después de que la reapertura de la frontera alivie un poco las cosas, dijo Baselice. Pero dice que “medidas reales y significativas” requerirían conversaciones bipartidistas, y esas “simplemente no están sucediendo”.

PUBLICIDAD