Venezuela

IGTF en Venezuela: Qué busca y cómo podrá funcionar

La recaudación se aplicará bajo el mismo método del IVA, de acuerdo a las declaraciones del diputado oficialista Ramón Lobo, un día después de su entrada en vigencia

Un trabajador de un autobús sostiene billetes de dólares estadounidenses y bolívares venezolanos en una parada de autobús en Caracas, Venezuela,
.
29 de marzo, 2022 | 02:13 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

Un día después de la entrada en vigencia del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) que aplica para pagos en divisas y criptoactivos, gran parte de los comercios, que califican como sujeto pasivo especial, han adecuado sus sistemas para el cobro de una alícuota de 3% a sus usuarios.

Las máquinas fiscalizadoras en cada establecimiento serán las responsables de reflejar el nuevo tributo, aprobado por la Asamblea Nacional de mayoría chavista, que de acuerdo a la exposición de motivos busca incentivar el uso del bolívar, que logró una recuperación de 6%, entre julio de 2021 y febrero de 2022, según Delcy Rodríguez, vicepresidenta de la administración de Nicolás Maduro.

PUBLICIDAD

VER MÁS: Un impuesto incierto: El primer día del IGTF en Venezuela

“La recaudación funciona de la misma manera que el IVA, los sujetos especiales actúan como agentes de percepción, ellos cobran y transfieren en 15 días”, comentó el diputado oficialista, Ramón Lobo, en entrevista a Unión Radio.

PUBLICIDAD

La facturación, que continuará emitiéndose en bolívares, contemplará un nuevo rango con el IGTF expresado, para los pagos en euros o dólares, calculados a la tasa establecida por el Banco Central de Venezuela, que actualmente sitúa el euro en 4,79 bolívares y el dólar en 4,36 bolívares.

“Lo que se quiere es que estas transacciones aporten al gasto fiscal, lo que redundará en las mejoras de los servicios públicos y también aporten fundamentalmente al pago de salarios de los funcionarios públicos y de las pensiones, que es uno de los aspectos fundamentales que debe resolver el gobierno”, dijo el segundo vicepresidente de la Comisión de Finanzas de la AN, Orlando Camacho, a Últimas Noticias.

Camacho, además hizo algunas acotaciones sobre la activación y cómo hasta ahora, el tope máximo que se maneja es de 3%, aunque este bien podría llegar a tabularse hasta en 8% para transacciones ralizadas en divisas que estén bancarizadas, en cuentas corrientes en divisas, porcentaje que será determinado por el Ejecutivo Nacional.

Asimismo, aclaró que el máximo porcentaje que considera el impuesto, situado en 20%, estará dirigido a aquellos que no están bancarizados, que no transan dentro del sistema financiero nacional y que se manejan con operaciones en efectivo.

PUBLICIDAD

“Una persona que no factura, que transe todo en efectivo, en criptoactivos foráneos o a través de pasarelas de pago o monederos digitales como ATM, Binance, Paypal y no emite factura, no sabemos dónde está. Entonces, se determinó este porcentaje de 20% porque se calcula que está dejando pagar 16% de IVA, el 3% de IGTF y los montos relativos a patentes por la actividad económica que está ejerciendo en un territorio”, apuntó Camacho, asegurando que se buscará castigar la informalidad.

Equipos limitados

Para especialistas en el sector tributario, como el consultor y auditor, Héctor Orochena, la implementación del IGTF experimentará también un obstáculo relacionado a las limitaciones de algunos equipos de fiscalización, por parte de los comerciantes que deben enfocarse en su adaptación.

PUBLICIDAD

“Muchos de los fabricantes de máquinas fiscales han manifestado que muchos de los equipos que fueron comercializados en los últimos dos años por exigencia del Seniat, resulta que no pueden ser adaptados a este nuevo requerimiento, por lo tanto, los contribuyentes, sobre todo los pequeños contribuyentes especiales que compraron los equipos más económicos, con mayor limitación tecnológica, no pueden ser adaptados, por lo que deberán cambiarlo y es un problema serio, por falta de tiempo ni dineropara hacerlo inmediatamente”, señaló al ser consultado por Bloomberg Línea.

VER MÁS: Claves sobre el IGTF en Venezuela tras su aprobación en segunda discusión

PUBLICIDAD

De igual forma, especificó que quienes sí cuenten con las máquinas fiscales capaces de adecuarse, tampoco habrán podido hacerlo con inmediatez, al contemplar la espera por la actualización de los software que corresponde a los fabricantes y los pasos a seguir para la nueva configuración. Es por ello, que Orochena insistió en un replantamiento de la entrada en vigencia.

El economista Manuel Sutherland, calificó la decisión de apresurada y mal diseñada, precisamente cuando deja de enfocarse realmente en las grandes transacciones financieras y termina gravandose sobre el ciudadano común. “Yo creo que no hay forma de chequear quién pagó quién o qué. Son millones de transacciones que no se podrán de algún modo verificar y supongo que eso se va a aplicar a algunas compras que se hagan en mercados puntuales, inmobiliarios o de vehículos”, destacó para BBL.

PUBLICIDAD

En cuánto al objetivo principal de la reforma tributaria, Sutherland aseguró que para la recuperación del bolívar o de la confianza en su uso, se requieren políticas distintas a los métodos de castigo por el uso de monedas extranjeras, que a su juicio solo empeora el poder adquisitivo.

Consideró que más bien se requiere mayor autonomía del BCV, un tipo de cambio abierto, que pueda hacerse automáticamente y compromisos institucionales para la emisión de dinero.

PUBLICIDAD