PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Guatemala

Fitch Ratings mejoró calificación de Guatemala de estable a positiva

La calificadora de riesgo internacional Fitch Ratings elevó su calificación para el país por su fuerte consolidación fiscal, acumulación de reservas, proyección de crecimiento económico, entre otros aspectos.

mejoraron recientemente las calificaciones de riesgo país para Guatemala.
26 de abril, 2022 | 06:09 pm
Tiempo de lectura: 6 minutos

Guatemala — Según la publicación de este 26 de abril de Fitch Ratings, otros de los factores que influyeron en la mejora fueron el buen desempeño fiscal impulsado por la fuerte recuperación económica y las mejoras estructurales en la recaudación de impuestos.

Por lo anterior, Fitch espera que la combinación de déficits modestos y un fuerte crecimiento económico mantenga el ratio deuda/PIB en niveles bajos, incluso en un entorno exterior menos favorable.

PUBLICIDAD

Los superávits por cuenta corriente a partir de 2016 han impulsado las reservas internacionales, mejorando la ya fuerte liquidez externa.

En los aspectos crediticios la calificación ‘BB-’ de Guatemala está respaldada por un historial de estabilidad macroeconómica y políticas fiscales conservadoras que han minimizado el endeudamiento del gobierno.

Estos puntos fuertes se ven equilibrados por los indicadores de gobernanza y desarrollo humano que se comparan desfavorablemente con la categoría ‘BB’ y ‘B’, una baja relación ingresos/PIB y un estancamiento político que limita la capacidad del soberano para abordar estas debilidades.

PUBLICIDAD

También, valoraron la rápida consolidación fiscal del año pasado. El déficit de la administración central se redujo drásticamente hasta el 1,2% del PIB en 2021 desde el 4,9% en 2020, impulsado por un crecimiento histórico del 28% en los ingresos y la eliminación gradual de las transferencias sociales extraordinarias relacionadas con la pandemia.

El crecimiento de los ingresos se vio impulsado por la fuerte recuperación económica y por un ingreso puntual procedente de una gran transacción en el sector de las telecomunicaciones (0,2% del PIB), pero probablemente también refleja las mejoras estructurales en la administración tributaria.

La Agencia Tributaria ha realizado importantes avances en la mejora del cumplimiento de las obligaciones fiscales mediante la mejora de los controles en la frontera y en los puertos marítimos que mejoran la recaudación de los impuestos a la importación, las auditorías selectivas de los contribuyentes y la ampliación de la facturación electrónica.

Ampliación moderada del déficit

Fitch espera que el déficit del gobierno central aumente hasta el 2,2% del PIB en 2022, lo que incorpora la ejecución de un proyecto de Ley de Infraestructura complementaria (0,4% del PIB) y los subsidios temporales a la energía (0,2% del PIB), ambos aprobados por el congreso en marzo.

Para el 2023, la línea de base de Fitch supone que el déficit se mantendrá en línea con el de 2022; sin embargo, las elecciones presidenciales de junio de 2023 podrían presionar al alza los gastos.

El gobierno ha publicado datos de las administraciones públicas que Fitch ha incorporado a su Modelo de Calificación Soberana.

PUBLICIDAD

La mejora más importante con respecto a los datos de la administración central está en la relación entre intereses e ingresos, ya que los ingresos son mayores y los intereses menores debido a la consolidación dentro de la administración pública.

Otro factor fue clave fue el colchón de depósitos limita el endeudamiento: La relación entre la deuda y el PIB se redujo al 28,5% del PIB en 2021, tras alcanzar un máximo del 29,2% en 2020, y Fitch prevé que se reduzca al 27,4% en 2023, frente a una mediana ‘BB’ prevista para 2023 del 55,0%.

La fuerte recaudación de ingresos y la emisión de eurobonos por valor de 1.000 millones de dólares (1,2% del PIB) en 2021 han permitido acumular un 1,8% del PIB en depósitos.

PUBLICIDAD

El Gobierno prevé utilizar alrededor de la mitad de esta acumulación de depósitos para la financiación presupuestaria en 2022.

Fitch espera una financiación externa neta de alrededor de cero en 2022, ya que el nuevo endeudamiento se compensa con un bono de US$700 millones que vence en junio. Actualmente, el Gobierno está trabajando para conseguir la aprobación en el Congreso de un préstamo de US$500 millones (0,5% del PIB) del Banco Mundial.

PUBLICIDAD

Potencial de crecimiento 2023

En 2021 la economía creció un 8%, lo que tras una leve contracción del 1,5% en 2020, es una de las recuperaciones más fuertes de la región.

Las fuertes remesas de Estados Unidos fueron uno de los principales impulsores del crecimiento, junto con la inversión reprimida, los altos precios de las exportaciones agrícolas, los bajos tipos de interés y la deslocalización de las empresas estadounidenses como respuesta a las interrupciones de la cadena de suministro.

Fitch espera que el crecimiento se enfríe este año hasta el 3,8% y vuelva a su potencial (3,5%) en 2023. El aumento de los precios del petróleo (17% de las importaciones en 2021) y el endurecimiento monetario de la Fed estadounidense podrían suponer vientos en contra del crecimiento.

PUBLICIDAD

Superávit por cuenta corriente

El superávit de la balanza por cuenta corriente de Guatemala se moderó hasta el 2,5% del PIB en 2021 desde su récord del 4,9% en 2020, cerca de su nivel anterior a la pandemia de 2019.

Las remesas aumentaron un 35% en 2021 hasta alcanzar un récord de 15.300 millones de dólares (17,8% del PIB), contribuyendo a un crecimiento aún mayor del 42% en las importaciones.

Las entradas de IED aumentaron hasta un récord de US$3.500 millones, debido a la venta de un operador de telefonía móvil por US$2.200 millones, pero netas de esta transacción se mantuvieron más o menos en línea con la media reciente de alrededor de US$1.000 millones (1,5% del PIB).

Fitch prevé que el superávit de la balanza por cuenta corriente se moderará en 2022 hasta el 1,5% del PIB debido a las fuertes importaciones y al mayor coste del petróleo importado.

PUBLICIDAD

Acumulación de reservas

El banco central (Banguat) ha seguido acumulando reservas como resultado de las fuertes entradas de divisas. La adecuación de las reservas es muy alta, representando 8,3 meses de pagos externos corrientes (CXP) en 2021.

La importante acumulación de reservas refleja el difícil equilibrio al que se enfrenta el Banguat a la hora de permitir una mayor flexibilidad del tipo de cambio, en consonancia con su régimen de objetivos de inflación, al tiempo que se evita el aumento de las remesas.

Inflación moderada

La inflación fue del 4,2% interanual en marzo, lo que demuestra una dinámica mucho más moderada que la de los países de la región. La menor inflación en Guatemala se debe en parte a las favorables condiciones climáticas locales que han contenido la presión sobre los precios de los alimentos.

Las expectativas de inflación en el horizonte de 12 y 24 meses se mantienen ancladas en torno al objetivo del 4% (+/- 1pp).

Fitch espera que la inflación nacional aumente hasta el 4,7% a finales de año. Sin embargo, los riesgos son al alza debido a la incertidumbre sobre los efectos secundarios de la reciente crisis mundial de los precios de las materias primas.

Endurecimiento de Política Monetaria

El Banguat aún no ha iniciado un ciclo de endurecimiento a la luz de la baja inflación y una moneda relativamente fuerte, manteniendo su tasa de política (1,75%) sin cambios desde junio de 2020.

Sin embargo, a la luz de una brecha de producción cerrada, los efectos continuos de las presiones de los precios mundiales, el alto crecimiento del crédito interno y el inicio de las subidas de tipos por parte de la Fed de Estados Unidos, es probable que sea necesario un endurecimiento de la política para mantener las expectativas ancladas en el futuro.

Gobernanza

Guatemala tiene una Puntuación de Relevancia ESG (RS) de ‘5′ tanto para la Estabilidad y los Derechos Políticos como para el Estado de Derecho, la Calidad Institucional y Regulatoria y el Control de la Corrupción.

Estas puntuaciones reflejan el alto peso que tienen los Indicadores de Gobernanza del Banco Mundial (WBGI) en nuestro Modelo de Calificación Soberana patentado.

Guatemala tiene una clasificación baja en los WBGI, en el percentil 27, lo que refleja los derechos relativamente débiles de participación en el proceso político, la escasa capacidad institucional, la aplicación desigual del Estado de Derecho y un alto nivel de corrupción.

Riesgos a la baja

  • Finanzas públicas: Una gran ampliación del déficit, por ejemplo, causada por una erosión de los recientes avances en la recaudación de impuestos.
  • Estructurales: Bloqueo político que limita la flexibilidad de la financiación del gobierno y la eficacia de las políticas, como la falta de aprobación de los presupuestos anuales y/o las interrupciones de la financiación.
  • Macro: Resultados de crecimiento inferiores a los previstos o perspectivas de crecimiento más débiles a medio plazo, por ejemplo, a causa de la disminución de las remesas, el malestar social o los problemas de gobernabilidad.
  • Factores que podrían, individualmente o en conjunto, conducir a una acción positiva de calificación/una mejora de la misma.
  • Finanzas públicas: Afianzamiento de las mejoras institucionales que apoyan la mejora de la recaudación de impuestos.
  • Macro: Un crecimiento económico sólido que mantenga la relación deuda/PIB en una senda sostenible, por ejemplo, mediante una inversión eficaz en infraestructuras y una mayor productividad.
  • Estructurales: Mejoras en los indicadores de gobernanza y desarrollo humano en relación con sus homólogos, especialmente en el control de la corrupción y el Estado de Derecho.

Conozca el detalle de la calificación de Fitch Ratings en este enlace.

Natiana  Gándara

Natiana Gándara

Periodista con más de 10 años experiencia en medios radiales, televisivos e impresos. En el 2015 ingresó a laborar a uno de los medios más grandes de Guatemala donde se especializó en temas de finanzas y negocios.

PUBLICIDAD