Actualidad

Corea del Norte dispara misiles balísticos mientras Biden concluye su gira por Asia

Biden fue informado sobre los lanzamientos y el ejército estadounidense aseguró que los misiles no representan una amenaza inmediata para el país

Una bandera norcoreana ondea en el recinto de la Embajada de Corea del Norte en Kuala Lumpur, Malasia, el sábado 20 de marzo de 2021. Fotógrafo: Samsul Said/Bloomberg
Por Jeong-Ho Lee
24 de mayo, 2022 | 08:34 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Corea del Norte disparó al menos tres presuntos misiles balísticos el miércoles, pocas horas después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, concluyera una visita a sus aliados estadounidenses, Corea del Sur y Japón, en la que habló de la amenaza a la seguridad que supone el régimen de Kim Jong Un.

Los proyectiles fueron disparados alrededor de las 6:00, 6:37 y 6:42 de la mañana desde una zona cercana al aeropuerto de Pyongyang y volaron hacia aguas de la costa oriental de Corea del Norte, dijo el Jefe del Estado Mayor Conjunto del Sur.

PUBLICIDAD

El ministro de Defensa japonés, Nobuo Kishi, dijo que las autoridades estaban estudiando si al menos uno de los cohetes era un misil balístico intercontinental y dijo a los periodistas que dos presuntos misiles balísticos parecen haber caído ya fuera de la zona económica exclusiva del país. Kishi dijo que los lanzamientos eran inaceptables.

Corea del Norte suele disparar sus misiles balísticos de corto alcance por parejas y los dos que ya han caído pueden ser de esta variedad. Un ICBM está diseñado para transportar una ojiva nuclear al territorio continental de EE.UU. y un lanzamiento sería una gran provocación que se produciría apenas unas horas después de que Biden abandonara la región, tratando de buscar apoyo para que Pyongyang vuelva a la mesa de negociación nuclear. La Casa Blanca dijo que Biden fue informado sobre los lanzamientos y el ejército estadounidense aseguró que los misiles no representan una amenaza inmediata para el país.

PUBLICIDAD

No se dispone de más información sobre los lanzamientos. Corea del Norte, a la que las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas prohíben el lanzamiento de misiles balísticos, no suele comentar lo que ha disparado hasta el día siguiente.

EE.UU., Corea del Sur y Japón afirmaron, justo antes de la visita de Biden, que Corea del Norte podría estar preparando el lanzamiento de un ICBM. El régimen de Kim disparó por última vez tres misiles balísticos de corto alcance el 12 de mayo, apenas unas horas después de decir que tenía su primer caso confirmado de Covid-19 dentro de sus fronteras.

“Tal vez Kim juzgó que permanecer en silencio después del viaje de Biden a Asia habría estado fuera del carácter de Corea del Norte”, dijo Soo Kim, un analista de políticas de la Rand Corp. que anteriormente trabajó en la Agencia Central de Inteligencia.

“Ante el éxito de la cumbre entre EE.UU. y Corea del Sur y la tibieza de Washington para negociar en los términos de Kim, éste seguirá mostrando su determinación para reforzar y mostrar sus capacidades armamentísticas”, dijo.

PUBLICIDAD

Corea del Norte ha disparado misiles a un ritmo récord este año. En los últimos meses, ha probado una variedad de misiles diseñados para evadir los interceptores operados por Estados Unidos y aumentar la amenaza de un ataque nuclear creíble contra Estados Unidos y sus aliados en Asia.

La línea de fuego | Tipos de misiles balísticos probados por el líder norcoreano Kim Jong Undfd

Biden finalizó el martes su primer viaje como presidente a Corea del Sur y Japón para mantener conversaciones con los dos aliados de EE.UU. que acogen la mayor parte de las tropas estadounidenses en la región. El sábado acordó con su homólogo surcoreano, Yoon Suk Yeol, iniciar conversaciones para ampliar las maniobras militares conjuntas destinadas a contrarrestar la amenaza que supone Corea del Norte.

PUBLICIDAD

Yoon celebró una reunión de su Consejo de Seguridad Nacional sobre los lanzamientos.

Corea del Norte tiene la costumbre de hacer coincidir sus provocaciones con los acontecimientos políticos. Funcionarios de seguridad de Estados Unidos y Corea del Sur dijeron esta semana que Pyongyang también podría estar preparándose para realizar pronto su primera prueba de una bomba nuclear desde 2017.

PUBLICIDAD

Las imágenes por satélite indican que los trabajadores han estado cavando un nuevo pasillo en el emplazamiento de Punggye-ri, donde Corea del Norte realizó sus seis pruebas nucleares anteriores, según informaron el servicio especializado NK News y otros.

En marzo, Corea del Norte disparó un misil balístico intercontinental que alcanzó una altitud de 6.200 kilómetros y recorrió 1.080 kilómetros para chapotear en el mar al oeste de Japón, lo que fue más alto y lejano que la última prueba exitosa de un ICBM de Corea del Norte en noviembre de 2017.

PUBLICIDAD

Corea del Norte trató de engañar al mundo sobre el tipo de misil que disparó, afirmando que probó con éxito un “enorme” nuevo ICBM, mientras que en realidad disparó un Hwasong-15, el mismo cohete lanzado en 2017, dijeron funcionarios de defensa surcoreanos.

Corea del Norte afirmó haber disparado un Hwasong-17, presentado por primera vez en un desfile militar en octubre de 2020. Los expertos en armamento lo describieron como el mayor misil balístico intercontinental del mundo y parecía estar diseñado para transportar una carga de ojivas nucleares múltiples hacia el territorio continental de Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Corea del Sur dijo que su vecino probablemente disparó un Hwasong-15 el 24 de marzo, que se cree que puede llevar una sola ojiva a todo el territorio continental de Estados Unidos, después de un lanzamiento fallido el 16 de marzo de un Hwasong-17.

Kim Jong Un promulgó una moratoria autoimpuesta sobre las pruebas de dispositivos nucleares y misiles balísticos intercontinentales que podrían llevar una ojiva al territorio continental de Estados Unidos para facilitar las conversaciones con el entonces presidente Donald Trump en 2018. Los dos se reunieron tres veces y sus discusiones no dieron lugar a ningún paso tangible para reducir el arsenal atómico de Pyongyang, que no hizo más que aumentar a medida que sus conversaciones fracasaban.

--Con la ayuda de Ryotaro Nakamaru, Takashi Hirokawa y Jordan Fabian.

PUBLICIDAD