Europa

Hija de Putin contribuirá a que economía rusa supere sanciones por guerra: RBC

Katerina Tikhonova, hija menor del líder ruso, copresidirá un comité para coordinar los esfuerzos de sustitución de importaciones por alternativas locales

Katerina Tikhonova
Por Bloomberg News
13 de julio, 2022 | 01:40 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — La hija menor del presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha recibido un nuevo cargo en el cabildeo empresarial más poderoso del país para ayudar a contrarrestar el impacto de las sanciones internacionales por la guerra en Ucrania, informó el periódico RBC.

Katerina Tikhonova, sancionada por Estados Unidos y sus aliados, fue nombrada copresidenta de un comité para coordinar los esfuerzos de sustitución de importaciones de la Unión Rusa de Industriales y Empresarios, conocida como RSPP por sus siglas en inglés, informó el miércoles el periódico con sede en Moscú. El periódico citó una copia del documento del organismo sobre la decisión y dijo que el servicio de prensa del RSPP confirmó el nombramiento.

El servicio de prensa del RSPP declinó hacer comentarios cuando fue contactado por Bloomberg. RBC informó de que un portavoz de Innopraktika, que gestiona la Fundación Nacional de Desarrollo Intelectual, donde Tikhonova es una de las principales ejecutivas, dijo el martes que todavía no había aceptado el nombramiento. El organismo no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

PUBLICIDAD

Putin ha hecho hincapié en la importancia de que las empresas rusas sustituyan los bienes y servicios extranjeros por alternativas nacionales desde que Estados Unidos y Europa le impusieron sanciones tras la anexión de Crimea en 2014. La invasión rusa de Ucrania ha provocado niveles de sanciones sin precedentes y un éxodo masivo de inversores extranjeros, lo que amenaza con una drástica caída de la producción en muchos sectores de la economía.

A pesar de los repetidos llamamientos patrióticos para mitigar el efecto de las sanciones con sustitutos de fabricación rusa, apenas se han producido avances reales y la economía sigue dependiendo en gran medida de los productos importados que ya no se pueden adquirir libremente.

Tikhonova, de 35 años, estuvo vinculada a un proyecto de US$1.600 millones para desarrollar un centro científico y una incubadora de empresas junto a la Universidad Estatal de Moscú. También dirigió el centro de inteligencia artificial de la escuela de élite y su fondo hermano, la fundación de desarrollo. Ambos están gestionados por Innopraktika, que cuenta con asociados de Putin, como el director general de Rosneft, Igor Sechin, y el CEO de Gazprombank, Andrei Akimov, como miembros del consejo de administración.

PUBLICIDAD

La hija mayor del presidente, Maria Vorontsova, también fue sancionada en abril por la Unión Europea, el Reino Unido y Estados Unidos, que dijeron que “dirige programas financiados por el Estado que han recibido miles de millones de dólares del Kremlin para la investigación genética y que son supervisados personalmente por Putin”.

Putin mantiene muy escondida su vida privada y ha dicho muy poco públicamente sobre sus hijas con su exesposa Lyudmila, negándose incluso a confirmar sus identidades.

PUBLICIDAD