Colombia

Desde la frontera con Venezuela inicia el procesamiento de marañón colombiano

Desde Puerto Carreño en el Vichada está siendo procesada la nuez de marañón con el propósito de abastecer el mercado nacional y en el mediano plazo, internacional

Bloomberg Línea
Por Daniel Guerrero
16 de julio, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — En Puerto Carreño, capital del Vichada, está comenzando la industrialización del marañón colombiano. Justo en la frontera con Venezuela.

Si bien por décadas fue una zona azotada por la violencia de las guerrillas y los paramilitares, el Vichada, que en lengua indígena guahibo traduce, “donde la sabana se convierte en selva”, viene atravesando desde hace años un proceso de industrialización en donde las empresas nacionales y extranjeras han sido protagonistas.

Así, durante la última década llegaron a la altillanura, además de La Fazenda y Cargill, la brasileña Mónica Semillas, los ingenios Manuelita y Riopaila, y la multinacional forestal Forest First, entre otras.

PUBLICIDAD

Como parte del compromiso de seguir construyendo país a través de una apuesta innovadora y sostenible para el sector agroindustrial, Marañones de la Orinoquía importó y estableció la primera planta con tecnología de punta para el procesamiento de la nuez de marañón en Colombia.

Esta primera planta estará ubicada en Puerto Carreño (Vichada), región que cuenta con la mayor área de cultivos tecnificados de marañón en el país por sus óptimas condiciones de suelos y clima.

Esta planta tiene una capacidad instalada de procesamiento de 1.000 toneladas de nuez al año, lo que permitirá atender las necesidades del mercado nacional y posibilitar rápidamente el mercado de exportación de la almendra de marañón colombiana.

PUBLICIDAD

La entrada en operación de esta planta, marcará un hito para el impulso social y económico de la región del Vichada ya que permitirá incrementar la generación de empleos directos e indirectos a nivel local para todos los actores de la cadena de producción, así, como una mayor eficiencia en los procesos de obtención de la almendra que se traduce en mayor calidad y competitividad del producto en el mercado y por ende mejores precios y mayores ingresos para todos.

Marañones de la Orinoquía constituida hace más de 6 años, posee la mayor extensión de cultivos de marañón en producción de Colombia, con más de 600 hectáreas en la región del Vichada y una proyección de siembra de 1.000 hectáreas adicionales en los próximos años.

“Es para la compañía un motivo de orgullo la importación y montaje de la primera planta de procesamiento de marañón, ya que representa nuestra visión de un camino sostenible y de transformación hacia nuevos modelos de negocio en el sector agroindustrial”, afirma Sara Beltrán, gerente general de Marañones de la Orinoquía.

De esta manera se espera que, con la llegada de esta planta al país y a la región del Vichada, se posicione al marañón de origen colombiano tanto a nivel local como mundial y se fortalezcan las etapas esenciales de la cadena de valor del cultivo de esta maravillosa nuez.

PUBLICIDAD