Startups

Fintech RappiPay recibe inyección por unos US$113 millones para desarrollar su producto

La compañía, que compite contra otras jugadores como NU, del millonario colombiano Dávid Vélez o Lulo Bank, la propuesta fintech de la familia de banqueros Gilinski

De acuerdo al informe Colombia Tech Report 2021 de KPMG, en los últimos años las fintech levantaron casi US$160 millones o un 5,9% de todo el capital que recibió el ecosistema colombiano.
14 de septiembre, 2022 | 10:08 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — RappiPay, la división fintech del unicornio colombiano, informó este miércoles que obtuvo un crédito sindicado por $500.000 millones (o unos US$113 millones de hoy) para el desarrollo de su producto en Colombia.

El crédito fue obtenido a través de las entidades financieras Bancolombia, Banco de Bogotá, Davivienda e Itaú, según precisó la empresa, que en junio logró la autorización de funcionamiento como Compañía de Financiamiento por la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC).

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

PUBLICIDAD

La compañía nació en 2019 como una billetera digital utilizada a través de la plataforma Daviplata para que sus clientes pudiesen hacer pagos, giros y compras.

Pero ahora los productos de depósito y ahorro son ofrecidos por la entidad financiera RappiPay sobre su propia plataforma.

En junio comunicó que su entrada en funcionamiento como entidad financiera iba a generar más de 400 empleos directos.

PUBLICIDAD

La compañía, que compite contra otros jugadores como NU, del millonario colombiano Dávid Vélez o Lulo Bank, la propuesta fintech de la familia de banqueros Gilinski, está presente en Colombia, México, Brasil y Chile.

RappiPay tiene más de 800.000 clientes en la RappiCuenta y alrededor de 200.000 clientes activos en la RappiCard.

“Esta facilidad crediticia nos permitirá seguir creciendo y ofrecer mejores servicios financieros. Este es un paso importante para nosotros, nos garantiza los recursos para seguir cumpliendo nuestra promesa de valor“, destacó el CEO de RappiPay en Colombia, Gabriel Migowski.

Las inversiones en el sector de las fintech colombiano se siguen moviendo a pesar de las políticas más estrictas de los fondos de capital privado y de riesgo para elegir sus apuestas, mientras se siguen fijando en este segmento conformado por unas 1.110 empresas y 3.569 colaboradores en el país.

De acuerdo al informe Colombia Tech Report 2021 de KPMG, en los últimos años las fintech levantaron casi US$160 millones o un 5,9% de todo el capital que recibió el ecosistema colombiano.

El mes pasado Efinti, una herramienta para que las pequeñas y medianas empresas puedan acceder a opciones de financiamiento digital, cerró una ronda de inversión por US$1 millón.

PUBLICIDAD

Dicha ronda de inversión contó con la participación de empresas como Inversiones Andamas; algunos ángeles inversionistas; el CEO de Blumer, Ernesto Ruiz; uno de los cofundadores de Cobru, Franco Niebles y Acelera Latam.

A mediados de junio la fintech colombiana Mono anunció que levantó US$6 millones de la firma de inversión estadounidense Tiger Global, que también ha estado detrás de inyecciones de capital de firmas como el neobanco brasileño Nubank.

Mono indicó que estos recursos se invertirán en el desarrollo de tecnología y producto, con lo que esperan ofrecer mejores experiencias a los clientes a medida que se consolidan en Colombia.

PUBLICIDAD

A principios de este año Sempli, que desarrolla productos financieros para pequeñas empresas, anunció que cerró una nueva ronda liderada por CAF y Comfama, con lo que ya completa US$42 millones en inversión desde 2017.

Además, en febrero la billetera móvil colombiana Tpaga anunció que recaudó US$10 millones en una ronda de serie A para su expansión tras pasar por el acelerador Y Combinator y alcanzar el millón de usuarios, informó a Bloomberg Línea el CEO de la compañía, Andrés Gutiérrez.

Y en marzo del año pasado la fintech colombiana de financiamiento Plurall recaudó US$1,5 millones en su ronda presemilla y obtuvo US$10 millones en deuda de un fondo no revelado con sede en Londres.

PUBLICIDAD