Actualidad

El Reino Unido despide a Isabel II con un funeral de Estado visto globalmente

Centenares de millares de asistentes esperaron en fila a lo largo de varios kilómetros para darle el último adiós a la reina

Isabel II
Por Kitty Donaldson
19 de septiembre, 2022 | 11:57 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Hoy lunes, mandatarios y líderes de todo el mundo, desde el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, al Emperador de Japón, Naruhito, asistieron en Londres al sepelio de la Reina Isabel II.

A las 11 de la mañana hora local, se inició el acto en la Abadía de Westminster, tras una breve marcha que trasladó el féretro de Isabel II desde el Parlamento, donde había permanecido cuatro días.

Centenares de millares de personas esperaron en fila a lo largo de varios kilómetros para darle el último adiós, los últimos pasando a las 6:30 de la mañana.

PUBLICIDAD

Si bien el periodo de duelo no cesa para el rey Carlos III y la familia real, para los ingleses convencionales en sus hogares o en las grandes pantallas desplegadas a lo largo del Reino Unido, esta ceremonia supone la terminación de los días de conmemoración desde que Isabel II muriese el 8 de septiembre.

La pérdida de la Reina supuso una brusca interrupción de la actividad política pocas a horas de que la nueva Primera Ministra, Liz Truss, hiciera público un ambicioso plan de ayuda a la población que se está enfrentando al problema del alto costo de la vida, que seguramente caracterizará su gestión.

El final de un reinado que data de 1952, antes de que naciera más del 85% del país, fue una gran sacudida en un período de gran incertidumbre. El Reino Unido todavía está luchando con las consecuencias de la pandemia y el Brexit, que ha reforzado los llamados a la independencia en Escocia.

PUBLICIDAD

Sin embargo, este lunes, tales preguntas se dejaron de lado temporalmente. Más de 2.000 invitados oficiales, desde jefes de estado hasta representantes de causas apoyadas por la Reina, debían estar presentes, junto con miembros del público que hicieron contribuciones a la respuesta a la pandemia de Covid-19.

Funeral de Isabel IIdfd

Presencia global

La realeza europea también estuvo presente, mientras que los presidentes de Francia, Alemania, Italia, Brasil e Israel también asistieron. El Presidente de EE.UU. y la Primera Dama Jill Biden presentaron sus respetos en Westminster Hall el domingo, antes de firmar libros de condolencias en una mansión estatal cerca del Palacio de Buckingham y asistir a una recepción ofrecida por el rey.

“Era igual en persona que en su imagen: decente, honorable y con vocación de servicio”, dijo Biden. La Reina, dijo, le recordaba a su madre.

El domingo se llevó a cabo un “Momento Nacional de Reflexión” en todo el Reino Unido, con el Big Ben tocando una vez a las 8 p.m. para marcar el inicio del silencio de un minuto y nuevamente a las 8:01 p.m. para marcar su final.

En su primera emisión anual del Día de Navidad en 1952, Isabel II pidió a sus súbditos: “Rezad por mí para que Dios me dé sabiduría y fuerza para cumplir las solemnes promesas que voy a hacer, y para que pueda servirle fielmente a Él y a vosotros, todos los días de mi vida”.

Evento Nacional

Es un día festivo oficial en Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte. Muchos negocios, incluidos los supermercados, cerraron para permitir que los trabajadores vieran el funeral. Más de 100 vuelos del aeropuerto de Heathrow se interrumpirán “para evitar el ruido” y para garantizar que Londres esté en silencio durante un silencio nacional de dos minutos cuando finalice el funeral.

PUBLICIDAD

Mientras el féretro de la Reina era llevado a la Abadía, el coro de la Abadía de Westminster cantó las “Sentencias”. Las líneas de las escrituras musicalizadas se han utilizado en todos los funerales de Estado desde principios del siglo XVIII. La primera lectura debía ser leída por la baronesa Scotland, Secretaria General de la Commonwealth. La segunda lectura, leída por Truss, irá seguida del himno “The Lord’s my Shepherd” ( El Señor es mi pastor). El servicio finalizará con un recital del “Last Post” (una ‘llamada’ musical asociada con las ceremonias militares y el recuerdo de la guerra) y un lamento interpretado por el gaitero personal de la Reina.

Luego habrá una procesión desde la Abadía de Westminster hasta Wellington Arch, con el rey Carlos III al frente de los miembros de la familia real detrás del carro de armas. El Big Ben tocará a intervalos de un minuto a medida que se marcha la procesión.

El ataúd de Isabel II será luego trasladado a un coche fúnebre y viajará por carretera al Castillo de Windsor. Un servicio de compromiso, al que asistirán 800 personas, incluidos algunos miembros del personal doméstico de la Reina y dignatarios extranjeros, se llevará a cabo en la Capilla Conmemorativa del Rey Jorge VI, cuando se le retirará la corona.

PUBLICIDAD

A las 7:30 pm, su familia asistirá a un entierro privado donde la colocarán junto a su esposo, Felipe. Descrito por Isabel como su “fuerza y permanencia”, el duque de Edimburgo murió en abril de 2021, a los 99 años.

No se ha fijado una fecha para la coronación de Carlos III, el mayor de los cuatro hijos de Isabel, quien se convirtió en rey automáticamente a la muerte de su madre. Con 73 años, es la persona de mayor edad en acceder al trono en la historia británica. En un comunicado emitido por el Palacio de Buckingham el domingo, el rey dijo que él y su esposa, la reina consorte, se habían sentido “más que conmovidos” por la efusión de luto por la Reina.

PUBLICIDAD

“Mientras nos preparamos para dar nuestro último adiós, quería simplemente aprovechar esta oportunidad para dar las gracias a todas esas innumerables personas que han sido un apoyo y un consuelo para mi familia y para mí en este momento de dolor”, dijo.

Con la asistencia de Emily Ashton.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD