Mercados

Las señales del mercado que podrían llevar a la Fed a reducir su ciclo de ajuste

La ampliación de los diferenciales de crédito, el aumento de los riesgos de default, la reducción de la liquidez del mercado de bonos son algunos de ellos

El edificio de la Reserva Federal Marriner S. Eccles en Washington, D.C., Estados Unidos, el miércoles 6 de julio de 2022.
Por Tassia Sipahutar y Richard Henderson
21 de septiembre, 2022 | 12:08 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — En la actualidad, los estrategas de los mercados están buscando pistas más allá de la inflación para determinar si la Reserva Federal reducirá su agresivo ciclo de alzas de tasas de interés.

En agosto, la lectura de inflación de Estados Unidos, más alta que lo previsto, reafirmó las apuestas sobre un tercer movimiento consecutivo de 75 tres cuartos de punto porcentual para la reunión de este miércoles.

Dejando a un lado la desaceleración de las presiones sobre los precios, otros posibles indicadores que pueden hacer que los responsables de formular políticas reduzcan su actitud agresiva son la ampliación de los diferenciales de crédito, el aumento de los riesgos de default, la reducción de la liquidez del mercado de bonos y la creciente agitación de las divisas.

PUBLICIDAD

A continuación, una serie de gráficos que analizan estos aspectos:

Los costos de endeudamiento de las empresas se han disparado porque el IPC ha batido en su mayoría las previsionesdfd

La diferencia entre el rendimiento medio de los bonos corporativos estadounidenses con grado de inversión y sus homólogos libres de riesgo del Tesoro, conocida como diferencial de crédito, se ha disparado alrededor de un 70% en el último año, elevando los costos de endeudamiento para las empresas. Gran parte del aumento se ha producido porque los datos de inflación anual de EE.UU. han superado las previsiones, que se muestran como banderas verdes en el gráfico.

Aunque los diferenciales han retrocedido desde su máximo de julio, cuando alcanzaron los 160 puntos básicos, el aumento ilustra la intensificación de la tensión en los mercados de crédito por el endurecimiento monetario.

PUBLICIDAD

“Los diferenciales de crédito con grado de inversión son, con mucho, la métrica más importante a vigilar, dada la gran proporción de bonos con grado de inversión”, dijo Chang Wei Liang, estratega macro de DBS Group Holdings Ltd. en Singapur. “Cualquier ampliación excesiva de los diferenciales de crédito con grado de inversión a más de 250 puntos básicos, cerca del pico pandémico, podría inducir una orientación política más matizada por parte de la Fed”.

El aumento de los costos de endeudamiento y la caída de los precios de las acciones desde mediados de agosto han endurecido las condiciones financieras de EE.UU. hasta niveles que no se veían desde marzo de 2020, según una referencia de Goldman Sachs (GS) compuesta por los diferenciales de crédito, los precios de las acciones, las tasas de interés y los tipos de cambio. La Fed vigila de cerca las condiciones financieras para medir la eficacia de su política, según dijo su presidente, Jerome Powell, a principios de este año.

El costo de la protección contra el impago se acerca al máximo de este añodfd

Otra medida que puede asustar a la Fed es el aumento del costo de la protección contra el riesgo de impago de la deuda corporativa. El martes, el diferencial del índice Markit CDX North America Investment Grade, una referencia de los swaps de incumplimiento crediticio sobre una cesta de bonos con grado de inversión, se disparó por el mayor margen en un año. El diferencial se ha duplicado desde principios de enero, hasta situarse en torno a los 98 puntos básicos, acercándose a su máximo de 2022, de 102 puntos básicos, establecido en junio.

El creciente riesgo de impago ha estado estrechamente correlacionado con el aumento del dólar, que se está beneficiando del rápido ritmo de subidas de los tipos de interés de la Fed.

El indicador Bloomberg de la liquidez del Tesoro es el peor desde el estallido de la pandemiadfd

Otra amenaza que puede llevar a la Fed a ralentizar el ritmo de endurecimiento es la reducción de la liquidez del Tesoro. Un índice de Bloomberg sobre la liquidez de la deuda soberana de EE.UU. está cerca de su peor nivel desde que la negociación prácticamente se paralizó debido al inicio de la pandemia a principios de 2020.

La profundidad del mercado para las notas de EE.UU. a 10 años, medida por JPMorgan Chase & Co. (JPM), también ha disminuido a niveles vistos por última vez en marzo de 2020, cuando los comerciantes tuvieron dificultades para encontrar precios incluso para los títulos de deuda pública más líquidos.

PUBLICIDAD

La escasa liquidez del mercado de bonos añadiría presión a los esfuerzos de la Fed por reducir su balance, que se disparó hasta los US$9 billones a través de la pandemia. En la actualidad, el banco central está dejando que salgan del balance US$95.000 millones en bonos gubernamentales e hipotecarios cada mes, eliminando liquidez del sistema.

El euro cae por debajo del soporte de la línea de tendencia alcistadfd

Un cuarto aspecto que puede hacer que la Fed se lo piense dos veces es la creciente agitación en los mercados de divisas. El dólar se ha disparado este año, marcando máximos de varios años frente a casi todas sus principales contrapartes y llevando al euro por debajo de la paridad por primera vez en casi dos décadas.

El banco central estadounidense suele ignorar la fortaleza del dólar, pero la excesiva caída del euro puede alimentar la preocupación por el empeoramiento de la estabilidad financiera mundial. La moneda común amplió sus pérdidas a principios de mes, pero su índice de fuerza relativa o RSI no lo hizo. Esto sugiere que su tendencia a la baja puede estar desacelerándose, pero los alcistas tendrían que empujarla de nuevo por encima de su línea de tendencia descendente a largo plazo para poner en duda el régimen bajista.

PUBLICIDAD

La escalada de la retórica de Rusia sobre Ucrania, junto con el debilitamiento del sentimiento y el posicionamiento en la reunión de la Fed, se sumaron a las pérdidas del euro el miércoles, con la moneda común cayendo hasta un 0,9% frente al dólar.

“Si el euro se cae de la cama, la Fed podría no querer que eso empeore”, dijo John Vail, estratega jefe global de Nikko Asset Management Co. en Tokio. “Sería más un concepto de estabilidad financiera global que algo relacionado con el doble mandato”.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Akshay Chinchalkar y Garfield Reynolds.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD