Sam Bankman-Fried
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg Opinión — Si eres la versión cripto de John Pierpoint Morgan, te juegas tu fortuna para salvar la industria. No por bondad, sino para dar forma al panorama normativo de manera que tu empresa se convierta en el árbol más alto del bosque para siempre. Sam Bankman-Fried, de la bolsa de criptomonedas FTX.com, hizo una serie de rescates con aplomo el verano boreal pasado. Es en el cabildeo en el Congreso donde SBF -como se conoce a este hombre de 30 años- estropeó las cosas.

Al tratar de influir en el régimen regulatorio de las criptomonedas de forma que reforzara las bolsas como la suya pero socavara los protocolos digitales de las finanzas descentralizadas, debió de molestar al multimillonario rival Changpeng “CZ” Zhao lo suficiente como para que antagonizara a su antiguo discípulo.

PUBLICIDAD

Después de deshacerse de sus tenencias de la moneda nativa de FTX y provocar un éxodo de usuarios de la bolsa rival, Binance, de CZ, la mayor bolsa de criptodivisas del mundo, dijo que adquiriría FTX en un acuerdo de rescate. Los términos no han sido revelados, y no está del todo claro cómo reaccionarán las autoridades antimonopolio ante el control por parte de una entidad de más de cuatro quintas partes del mercado mundial.

Lo que es más importante, la acción de CZ puede provocar un nuevo caos en el mundo blockchain. Los temblores están destinados a revelar nuevas líneas de falla en la Ley de Protección del Consumidor de Productos Digitales (DCCPA). Eso no será del todo inoportuno. Las finanzas descentralizadas, que se veían abocadas al olvido con la ley propuesta, esperan ahora un asiento en la mesa bajo la administración de CZ: Los protocolos DeFi -código informático que se ejecuta en la red blockchain- buscarán la legitimidad tanto como bitcoin o ethereum, que iban a ser bendecidos como materias primas para que la Commodities Futures Trading Commission pudiera regular cómo cambian de manos.

PUBLICIDAD

“Binance y los participantes de la industria estaban descontentos con el enfoque de FTX para apresurar la regulación, de una manera que podría ser percibida como favorable a FTX y no a toda la industria, en particular, DeFi”, escribieron los analistas de Bernstein Gautam Chhugani y Manas Agrawal en una nota a los clientes. “Creemos que el progreso regulatorio sobre las criptomonedas no puede excluir las finanzas descentralizadas”.

DeFi es el nombre de la industria para replicar todos los servicios que proporcionan las finanzas modernas -pagar, ahorrar, prestar, pedir prestado, comerciar, invertir y asegurar- en un mundo tokenizado impulsado por algoritmos, no por intermediarios. Pero el proyecto de ley presentado por la demócrata de Michigan Debbie Stabenow y John Boozman, senador republicano de Arizona, está orientado a mantener a raya a los intermediarios centralizados, otorgando así un sello de aprobación pública a empresas como FTX y Binance.

PUBLICIDAD

Las líneas de código se quedarán en una zona de penumbra. No es de extrañar que una parte del sector haya calificado la propuesta de ley como “asesina de DeFi”. Eso sí, CZ también gana si el público tiene la seguridad de que la CFTC regula Binance. Pero, ¿cuál será el precio de esa victoria? Las finanzas modernas están construidas sobre los profundos cimientos del derecho. Poder recrear todo eso sustituyendo los tribunales por un código autoejecutable -conocido como contratos inteligentes- es un premio mucho mayor que simplemente tener más gente que acuda a su bolsa para especular con el precio del bitcoin o del ether de mañana. Pero no puede suceder si la regulación pasa por encima de la industria, ya que la mayor parte del DeFi actual es un teatro de marionetas, con intermediarios que manipulan los protocolos por detrás.

El mes pasado, SBF intentó defender su apoyo al proyecto de ley en Twitter: “Soy optimista en cuanto a que el proyecto de ley de Stabenow-Boozman proporcionará protección a los clientes en los intercambios de criptomonedas centralizados sin poner en peligro la existencia de software, blockchains, validadores, DeFi, etc. Si estuviera convencido de que está equivocado, no lo apoyaría”. Claramente, CZ no estaba impresionado. Si crees que un árbol alto está atrofiando el crecimiento del bosque, le das un hachazo. Que es lo que parece haber hecho CZ.

Esta nota no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Bloomberg LP y sus propietarios.