Los viajes de “venganza” tras la pandemia ya no son tan divertidos

Decenas de turistas caminan cerca de las ruinas de un templo en Grecia
Por Andrea Felsted y Brooke Sutherland
12 de agosto, 2023 | 08:30 AM

Ha sido un verano boreal apasionante para viajar, pero probablemente éste sea el punto álgido del auge post-pandémico. A medida que las noches se alargan, las ganas de derrochar en viajes caros van desapareciendo.

TUI AG, que volvió a ser rentable por primera vez desde la pandemia, declaró que las reservas para este verano habían aumentado un 6% respecto a 2022. Sin embargo, aunque los clientes siguen gastando más en sus vacaciones, se trata de una ralentización respecto al aumento del 13% registrado en el segundo trimestre.

El mayor operador mundial de paquetes turísticos dijo que esto reflejaba tres semanas de incertidumbre en medio de una ola de calor en algunas partes de Europa y los incendios forestales que asolaron Rodas el mes pasado. Pero en otros lugares hay indicios de que nuestra pasión por los viajes empieza a decaer.

En EE.UU., Alaska Air Group Inc., JetBlue Airways Corp., Frontier Group Holdings Inc. y Spirit Airlines Inc. - todas ellas aerolíneas que atienden principalmente a los mercados norteamericanos - han advertido de que la menor demanda en su territorio pesará sobre las tarifas y los resultados este otoño. Todas las aerolíneas culparon a un rápido cambio en la preferencia de los estadounidenses por los viajes internacionales en el primer verano completo sin restricciones sustanciales de Covid desde el comienzo de la pandemia. La fortaleza del dólar también está contribuyendo a aumentar el atractivo de unas vacaciones en Europa.

PUBLICIDAD

Pero cada vez preocupa más que este retroceso no se refiera únicamente a las zonas geográficas, y que los consumidores estén conteniendo el gasto en un contexto de precios elevados.

Airbnb Inc. dijo que los clientes reservaron 115,1 millones de noches y experiencias en los tres meses que terminaron el 30 de junio. Esto supuso un 11% más que en el mismo periodo del año anterior, pero el ritmo de crecimiento más lento desde los parones por la pandemia. Destination Analysts, que lleva tres años encuestando a los viajeros estadounidenses, descubrió que, aunque los viajes de ocio siguen siendo prioritarios, los presupuestos están sometidos a presión.

Los estadounidenses no tienen tantas ganas de viajar como el año pasadodfd

En Omni Hotels & Resorts, los ingresos por habitación disponible en un conjunto comparable de hoteles en el trimestre actual tienden a mantenerse estables en relación con el año anterior, “o quizá a bajar un poco”, dijo el Presidente Kurt Alexander. La cartera de propiedades de la empresa se encuentra principalmente en EE.UU., y las tarifas están bajando en algunos de sus complejos orientados al ocio a medida que los mercados de viajes internacionales desvían la demanda. Además, los clientes son menos propensos que antes a gastarse un dineral en suites o habitaciones con vistas, lo que contribuye a la caída de precios, según Alexander. Omni está realizando promociones para llenar las habitaciones y espera seguir haciéndolo durante el resto del año.

PUBLICIDAD

No obstante, la disminución de la demanda se debe a que los consumidores de ambos lados del Atlántico han recuperado los viajes que no pudieron hacer durante Covid. El mercado de viajes no se está desplomando; Alexander, de Omni, cree que se trata de una “meseta” en el gasto en viajes, más que de un serio retroceso. Pero señala que un estancamiento de la demanda puede reducir los márgenes, ya que los salarios en toda la empresa han subido un 25% respecto a los niveles anteriores a la pandemia. Por otro lado, las reservas para eventos de grupo, como conferencias o reuniones de trabajo en equipo en 2024, han aumentado un 20% con respecto a la demanda que Omni veía para 2023 a estas alturas del año pasado, según Alexander.

De momento, Europa no está siguiendo el patrón estadounidense de desaceleración de los viajes de corta distancia. La aerolínea de bajo coste EasyJet Plc, por ejemplo, declaró recientemente que seguía registrando una fuerte demanda. Esto refleja la típica escapada estacional de verano, así como el mal tiempo en el Reino Unido. Eso puede explicar por qué Gran Bretaña es el más fuerte de los principales mercados de TUI.

Los incendios de Rodas, aunque costaron a TUI 25 millones de euros (27,4 millones de dólares), no parecen haber hecho mella en el deseo de los consumidores de escaparse. Las reservas se vieron afectadas durante un breve periodo, pero se han recuperado.

Sin embargo, Estados Unidos suele ir de seis a nueve meses por delante de Europa, lo que implica que aún está por llegar una estabilización, sobre todo a medida que el encarecimiento de las hipotecas vaya pasando factura. TUI declaró que la demanda de viajes de larga distancia en Alemania se había reducido casi a la mitad, y que sería prudente en su planificación a pesar del prometedor comienzo de la temporada de invierno.

Ryanair Holdings Plc rebajó el mes pasado sus previsiones de tráfico para todo el año y dijo que podría tener que recortar los precios de los billetes para llenar plazas este invierno, ya que los consumidores se vuelven más sensibles a los costes. El aeropuerto londinense de Heathrow también se muestra cauto sobre las perspectivas de los viajes de ocio para el segundo semestre. Sin embargo, el grupo hotelero francés Accor SA ha mejorado sus previsiones de beneficios para todo el año, mientras que InterContinental Hotels Group Plc ha afirmado esta semana que no observa una ralentización de los viajes de ocio en EE.UU., donde los consumidores suelen acudir en coche a sus hoteles.

Los británicos más viejos y adinerados tienen intención de gastar en las vacaciones este añodfd

Las diferentes perspectivas reflejan el hecho de que no todos los consumidores, segmentos de mercado y zonas geográficas sienten las mismas presiones. Los consumidores de más edad y más ricos seguirán siendo los que más gasten en vacaciones este año. Y, por supuesto, los operadores hoteleros europeos también deberían beneficiarse de la reanudación del turismo chino. Pero no está claro si estas fuerzas serán suficientes para sostener el sector.

Las acciones de las compañías de viaje de Europa han tenido un rendimiento superior al mercadodfd

Por ahora, los inversores dan a las aerolíneas y los operadores turísticos el beneficio de la duda. Las acciones de TUI, por ejemplo, subieron hasta un 4% a primera hora del miércoles, antes de ceder la mayor parte de las ganancias. El índice Stoxx 600 Travel & Leisure sigue subiendo significativamente, al igual que el índice S&P 500 Airlines, reforzado por los buenos resultados de las aerolíneas con mayor vocación internacional, como Delta Air Lines Inc. y United Airlines Holdings Inc.

PUBLICIDAD

Pero deberían esperar algunas turbulencias a medida que nos alejamos de la era de los viajes por venganza.

Esta nota no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Bloomberg lp y sus propietarios.