PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Green

Escalador Alex Honnold lleva la energía solar a lugares que más la necesitan

La figura central del documental “Free Solo”, decidió enfocarse en las subvenciones a la energía solar porque resuelve la pobreza energética de las comunidades de forma rápida y confiable

La Fundación Honnold es una organización sin ánimo de lucro que concede subvenciones para la producción de energía solar a comunidades de todo el mundo con el fin de aliviar la pobreza energética y fomentar el desarrollo limpio.
Por Eric Roston
24 de abril, 2022 | 04:36 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — “Hay mucho que desconocemos del mundo natural. Eso refuerza la necesidad de proteger estas zonas, amenazadas por la tala y la minería. La gente está intentando explotar este bosque y ni siquiera conocemos todas las especies que viven allí”. Alex Honnold, escalador, coprotagonista de Explorer: The Last Tepui” y fundador de la Fundación Honnold, se queda despierto por la noche pensando en pequeñas soluciones que mejoren la vida. Según le dijo a Eric Roston.

Es fácil sentirse abrumado por la magnitud de los problemas que ha provocado el cambio climático, y los que está causando. Pero si se resuelven, casi todos los aspectos de la vida humana mejoran.

PUBLICIDAD

He visto el cambio climático de primera mano en las cumbres glaciares, donde el cambio climático se está produciendo más rápidamente. Es visiblemente obvio. El verano pasado, estaba rodando una película de realidad virtual en los Alpes. Subí a esta formación que estaba sobre la Mer de Glace, por encima de Chamonix. Las marcas en el lateral del glaciar muestran en qué año estaba el glaciar a esa altura. Sientes físicamente cuánto han retrocedido los glaciares, mientras desciendes cientos de metros. El padre del cineasta con el que trabajé aprendió a escalar en este glaciar que solía estar justo detrás de su casa. Ahora ha retrocedido un kilómetro por la ladera del valle y ya no se puede llegar a él.

Si vives en un lugar como el Medio Oeste, o en zonas urbanas de Estados Unidos, es difícil ver los efectos del cambio climático. Tienes que estar muy en contacto con tu jardín para notar ese tipo de cosas.

Pero no es eso en lo que pienso por la noche. Me entusiasman más las cosas que conducen a un estilo de vida más limpio, de menor impacto y más equitativo.

PUBLICIDAD

Cuanto más se avanza río arriba por la Amazonia ecuatoriana, más caro resulta el gasóleo. Las embarcaciones con energía solar son una forma más barata y limpia de recorrer los ríos que conducir vehículos. Y lo que es más importante, significa que esas comunidades no tienen que trazar carreteras a través de la selva, lo que evita bastante la tala ilegal.

Estuve en Quito en diciembre para la boda de un amigo. Vi los barcos Kara Solar y los motores y cómo funciona todo. Ya hay algunos funcionando en los ríos, y va en aumento. Lo interesante de las soluciones a pequeña escala es que sabes que está ocurriendo. Sabes que funciona. No se necesitan toneladas de ellas para tener un impacto en las comunidades. La gente busca soluciones milagrosas. En realidad no hay una, pero hay montones y montones de pequeñas soluciones, todas ellas con potencial para tener un impacto tremendamente positivo en esas comunidades específicas.

Nosotros (la Fundación Honnold) apoyamos este año una organización llamada Memphis Rox. Es el primer gimnasio grande de escalada sin ánimo de lucro del país, y sirve como centro comunitario en el sur de Memphis. Acabamos de instalar un gran panel solar conectado a la red que les permite ahorrar un 20% en sus facturas de servicios. Eso les permite devolver el dinero a la programación comunitaria para la que están diseñados.

La misma idea de que el ahorro de energía solar puede liberar dinero para gastos primarios puede aplicarse ampliamente. El libro Drawdown muestra que una de las mayores soluciones climáticas es la educación de las niñas. Lo estamos aceptando al financiar la energía solar para las escuelas de las niñas indígenas de Guatemala. En realidad, se trata de ahorrarles los costos de los servicios públicos y ayudar a ecologizar un poco la red. Pero les permite destinar más dinero a la educación de las niñas en una comunidad rural.

Nunca hemos presionado para cambiar las políticas. Siempre he pensado que es más importante salir y hacer el trabajo, y luego hablar de hacer el trabajo. Cualquiera de estos proyectos no va a cambiar el mundo. Pero cuando se lleva a cabo un número suficiente de ellos, ayuda a fortalecer el tejido de las comunidades humanas.

Explorer: The Last Tepui se podrá ver en Disney+ a partir del 22 de abril. El documental de National Geographic sigue a Honnold, al biólogo Bruce Means y al alpinista y escritor Mark Synnott mientras dirigen una expedición a través de la selva amazónica para documentar nuevas especies que viven en una meseta inexplorada que se encuentra en la cima de un acantilado de 3.000 metros. La Fundación Honnold es una organización sin ánimo de lucro que concede subvenciones para la producción de energía solar a comunidades de todo el mundo con el fin de aliviar la pobreza energética y fomentar el desarrollo limpio.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD