Actualidad

Francia dice que fraude masivo de entradas explica fiasco de la Champions League

El Ministro del Interior francés dijo que entre 30.000 y 40.000 aficionados ingleses sin entradas o con entradas falsas se congregaron en el estadio antes del partido

Fanáticos del Liverpool hacen fila fuera del estadio donde se disputó la final de la máxima competición del fútbol europeo de clubes
Por William Horobin y Kitty Donaldson
30 de mayo, 2022 | 03:09 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El Gobierno francés culpó a un fraude de entradas a “escala industrial” por el caos que retrasó el inicio de la final de la Liga de Campeones el sábado y provocó que las fuerzas policiales lanzaran gases lacrimógenos contra los aficionados británicos.

El partido entre Liverpool FC y Real Madrid comenzó con más de 30 minutos de retraso, ya que muchos fanáticos del equipo inglés se vieron obligados a retroceder en los puntos de entrada, creando cuellos de botella que impidieron que algunos con boletos legítimos tomaran sus asientos para el inicio programado.

Hablando en París el lunes, el Ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, dijo que entre 30.000 y 40.000 aficionados ingleses sin entradas o con entradas falsas se congregaron en el Stade de France antes del partido. Una huelga en una de las líneas de trenes suburbanos que conducen al estadio agravó la situación.

PUBLICIDAD

“Hubo un fraude masivo, industrial y organizado”, dijo Darmanin en una rueda de prensa en París. “La presencia masiva de entradas falsas es la raíz de lo que provocó el retraso del partido”.

El tumulto antes del final de la temporada de fútbol de Europa ejerció presión sobre el Gobierno del presidente Emmanuel Macron mientras el país se prepara para albergar la Copa Mundial de Rugby el próximo año y los Juegos Olímpicos de verano en 2024.

Marine Le Pen, la líder nacionalista derrotada en las elecciones presidenciales el mes pasado, pidió que el Parlamento investigue y dijo que el país ya no puede organizar grandes eventos deportivos sin que degeneren en caos.

PUBLICIDAD

El Gobierno del Reino Unido también expresó su preocupación. El portavoz del primer ministro Boris Johnson, Jamie Davies, dijo que las imágenes de video eran “profundamente preocupantes y perturbadoras”.

“Sabemos que muchos fanáticos del Liverpool viajaron a París a tiempo para apoyar a su equipo en uno de los partidos más importantes de la temporada, y estamos muy decepcionados por la forma en que fueron tratados”, dijo Davies, quien pidió una investigación completa.

Darmanin defendió las acciones de la policía francesa, que dijo que fueron “proporcionadas” y ayudaron a evitar muertes y heridos. Las autoridades cerraron algunos puntos iniciales de control de boletos para evitar aglomeraciones más lejos del estadio. Alrededor del 70% de los boletos presentados en esos puntos eran falsos, dijo.

Aún así, dijo que lamentaba que los niños quedaran atrapados en los gases lacrimógenos utilizados por las fuerzas policiales que buscaban dispersar a las multitudes, y un oficial podría enfrentar un procedimiento disciplinario.

“Es totalmente anormal que esto fuera posible”, dijo Darmanin.

Hablando junto al ministro del Interior, la ministra de Deportes, Amélie Oudéa-Castéra, dijo que unos 2.700 aficionados con entradas legítimas que no lograron ingresar al estadio deberían ser compensados por los organizadores.

“Expresamos nuestro pesar por estas personas y por aquellos a quienes les arruinó su experiencia el sábado”, dijo.

PUBLICIDAD