Economía

Confianza del consumidor de EE.UU. cae a su nivel más bajo en cuatro meses

A pesar de la mayor confianza de los economistas en que EE.UU. pueda evitar una recesión, los trabajadores estadounidenses están cada vez más preocupados por sus finanzas y sus perspectivas de empleo

Consimidores, EE.UU.
Por Reade Pickert
26 de septiembre, 2023 | 01:45 PM

Bloomberg — La confianza de los consumidores estadounidenses cayó en septiembre a su nivel más bajo en cuatro meses, lastrada por el deterioro de las perspectivas de la economía y el mercado laboral.

El índice del Conference Board descendió a 103 este mes, desde el 108,7 revisado al alza de agosto, según mostraron los datos publicados el martes. La cifra no alcanzó la estimación media de 105,5 en una encuesta de Bloomberg entre economistas.

VER +
Las expectativas de inflación en EE.UU. caen a su nivel más bajo en más de dos años

El indicador de las condiciones actuales del grupo subió ligeramente a 147,1. La medida de las expectativas, que refleja las perspectivas de los consumidores a seis meses vista, cayó a 73,7, la más baja desde mayo. Una lectura por debajo de 80 indica históricamente una recesión en el próximo año.

A pesar de la mayor confianza de los economistas en que EE.UU. pueda evitar una recesión, los trabajadores estadounidenses están cada vez más preocupados por sus finanzas y sus perspectivas de empleo.

PUBLICIDAD
Consumidor EE.UU.dfd

Precios suben y se pausa la contratación

“Las respuestas escritas mostraron que los consumidores seguían preocupados por el aumento de los precios en general, y de los comestibles y la gasolina en particular”, declaró en un comunicado Dana Peterson, economista jefe del Conference Board. “Los consumidores también expresaron su preocupación por la situación política y la subida de las tasas de interés”.

VER +
Solo el 20% más rico de EE.UU. tiene todavía exceso de ahorros

El mercado laboral (y la economía en general) se han mantenido notablemente resistentes ante el rápido aumento de las tasas de interés, respaldando los ingresos y los balances de los hogares. Dicho esto, la contratación se ha ralentizado y los precios han subido. Muchos consumidores han agotado sus ahorros, y los elevados costos de los préstamos durante décadas están poniendo la propiedad de la vivienda cada vez más fuera de su alcance.

Otros datos publicados el martes muestran que los precios de la vivienda siguieron subiendo en julio y que las ventas de viviendas nuevas cayeron en agosto a su nivel más bajo en cinco meses.

PUBLICIDAD

Por el momento, los estadounidenses se mostraron ligeramente más positivos sobre el mercado laboral, con algo menos del 41% de los consumidores diciendo que los puestos de trabajo son “abundantes”. Pero de cara a los próximos seis meses, una mayor proporción de estadounidenses prevé que habrá menos puestos de trabajo disponibles.

VER +
Es cada vez más difícil comprar casas en EE.UU. y eso es un problema para Biden

La diferencia entre las medidas actuales de “abundantes” y “difíciles de conseguir” (una métrica seguida de cerca por los economistas como indicador de la fortaleza del mercado laboral) aumentó a 27,3. En los dos últimos años, esta medida se ha deslizado hacia una tendencia más acorde con los niveles anteriores a la pandemia.

El indicador de la inflación prevista para el próximo año apenas varió respecto al mes anterior.

Aumentó el porcentaje de consumidores que afirman que es “algo” o “muy probable” que se produzca una recesión. Los planes de compra para los próximos seis meses retrocedieron en el caso de los automóviles, las viviendas y los electrodomésticos.

Con la asistencia de Chris Middleton.

Lea más en Bloomberg.com