Actualidad

Didi crea un sindicato, sentando un precedente para la agenda de trabajadores de Xi

Su primer sindicato de trabajadores llegó tras el aviso del Tribunal Supremo.

Un logotipo en la sede de Didi Global Inc. en Pekín, China, el lunes 5 de julio de 2021.
Por Bloomberg News
02 de septiembre, 2021 | 07:00 AM

Bloomberg — Didi Global Inc. está ayudando a los trabajadores a establecer su primer sindicato, una decisión innovadora que sus homólogos gigantes tecnológicos podrían seguir pronto a medida que China imponga reglas para frenar el trabajo excesivo y proteger a millones de obreros de la explotación.

El gigante de los servicios de transporte con sede en Pekín anunció la creación del sindicato en un foro interno la semana pasada sin dar detalles, según personas familiarizadas con el asunto. Es probable que se invite a los conductores de Didi (en su mayoría de medio tiempo y que carecen de beneficios completos) a unirse, dijo una de las personas, que solicitó el anonimato para discutir información privada. Otras empresas similares, como Meituan, líder en la entrega de alimentos, también están estudiando la viabilidad de las organizaciones internas de derechos laborales, dijo otra persona. Y los empleados de Alibaba Group Holding Ltd. han publicado llamamientos a la formación de un sindicato en el foro de su propia empresa, dijo una tercera persona.

Ver más: Las medidas de China sobre Didi tienen como objetivo el control del Big Data

PUBLICIDAD

Los gigantes tecnológicos como Didi están respondiendo a las exigencias de los reguladores para que los gigantes de la economía colaborativa mejoren el bienestar de millones de trabajadores con salarios bajos de los que dependen para impulsar el crecimiento. Esto se deriva de la campaña de “prosperidad común” de Xi Jinping para que el sector privado comparta la enorme riqueza acumulada durante una década de auge de Internet, a la vez que controla su creciente influencia. En el caso de Didi, la medida puede favorecer a Pekín en un momento en el que se dice que está luchando por asegurar su supervivencia después de seguir adelante con una oferta pública inicial (OPI) de US$4.400 millones a pesar de las objeciones de los reguladores.

Aunque es embrionario (y supone una inversión del habitual proceso de cambio ascendente), el apoyo a los sindicatos efectivos marca un paso significativo para la industria tecnológica china. El auge de la telefonía celular ha dado lugar a una cantidad sin precedentes de multimillonarios de la tecnología, desde Jack Ma de Alibaba hasta Cheng Wei de Didi y Wang Xing de Meituan, muchos de los cuales están ahora dispuestos a demostrar que están dando algo a cambio.

En los últimos años, los trabajadores de la economía colaborativa, desde Silicon Valley hasta la India, han protestado cada vez más por sus derechos y han llamado la atención de los políticos. En China, la cuestión salió a la luz recientemente, tras años de expansión vertiginosa por parte de empresas como Meituan, Alibaba, Full Truck Alliance Co. y Pinduoduo Inc. en ámbitos incipientes, desde el comercio comunitario hasta el reparto de comidas y servicio de entrega de comidas.

PUBLICIDAD

Didi y Alibaba no respondieron a una consulta escrita en busca de comentarios. Un representante de Meituan no hizo comentarios sobre los sindicatos, pero dijo en un comunicado enviado por correo electrónico que está centrado en escuchar y ayudar a sus repartidores.

Didi, que está siendo investigada por violaciones a la privacidad de los datos, hizo su anuncio interno justo después de que el tribunal superior y el Ministerio de Trabajo de China publicaran un extenso ensayo en el que se describen 10 casos (incluidos, entre otros, la industria de la tecnología) en los que los empleados fueron obligados a trabajar horas extra o se pusieron en peligro, utilizando disputas judiciales reales y ricamente detalladas para demostrar cómo luchar contra las violaciones de los derechos laborales.

Ver más: Didi considera ceder el control de datos para apaciguar a Pekín

El ensayo fue visto como una nueva advertencia hacia los pesos pesados de la tecnología, muchos de los cuales son conocidos por castigar a sus empleados con demandas y horas extras irrazonables. Se suma a los desafíos de un sector que ya está sometido a un mayor escrutinio sobre todo, desde sus tesoros hasta datos y problemas endémicos como el consumo forzado de alcohol durante funciones oficiales.

Los trabajadores de tecnología en China se enfrentan a una inmensa presión para cumplir con largas horas de trabajo y habitualmente carecen de un recurso legal claro, en contraste con Silicon Valley, donde iconos como Apple Inc, Google e Intel Corp. han pagado cientos de millones de dólares para resolver una demanda colectiva presentada por trabajadores. Ele.me y Meituan, de Alibaba, han recibido críticas por el duro trato que reciben los trabajadores de la economía colaborativa, después de que varios repartidores murieran o resultaran heridos al intentar cumplir con los estrictos plazos de entrega.

Didi ha sido golpeado desde su polémico debut en Nueva York.dfd

La historia de los sindicatos en China se remonta a 1921, cuando el entonces incipiente Partido Comunista convirtió a los trabajadores en seguidores marxistas. En la actualidad, son en su mayoría ramificaciones de la Federación de Sindicatos de China, respaldada por el gobierno, que ha perdido gran parte de su eficacia, según Aidan Chau, investigador del China Labour Bulletin, con sede en Hong Kong.

PUBLICIDAD

Los sindicatos sólidos han sido prácticamente inexistentes entre las empresas de Internet de China, en parte debido a la aversión del gobierno hacia los grupos de ciudadanos autoorganizados que podrían socavar el poder del Partido. La falta de poder de negociación colectiva ha hecho que muchos tengan dificultades para hacerse oír. En un caso muy debatido, un conductor de reparto de Ele.me, de Alibaba, se prendió fuego para protestar por los salarios impagados.

Desde 2013, Xi ha pedido a la ACFTU que se reforme y adopte un papel más activo para lograr su “Sueño de China”, dijo Chau, un precursor de su actual mantra de “Prosperidad común”.

Ver más: Didi deja en suspenso su expansión en Europa

PUBLICIDAD

Un documento de orientación publicado recientemente de forma conjunta por la federación y otros siete organismos insinuaba cambios en el horizonte. Los sindicatos podrían servir de puente entre los trabajadores ocasionales y las llamadas empresas de plataforma, ayudando a facilitar las negociaciones sobre las comisiones, dijeron.

Pekín espera que los sindicatos puedan desempeñar un papel clave en el cierre de una laguna política en las protecciones laborales en la floreciente economía colaborativa, especialmente a medida que Pekín promulga nuevas y estrictas regulaciones. Entre otras cosas, el gobierno tiene la intención de imponer un límite a las comisiones que los proveedores de servicios de transporte o de reparto de comida cobran a sus conductores o socios comerciales.

PUBLICIDAD

“El establecimiento de nuevos sindicatos en las principales empresas tecnológicas puede verse como un impulso continuo en esa dirección”, dijo Chau en un correo electrónico. “Hemos visto la creación de sindicatos en empresas de reparto de comida, de mensajería y ahora de Internet. Pero por experiencia, estos sindicatos no organizan a los trabajadores, de modo que éstos se convierten en un sujeto con conciencia de clase y forman una organización combativa”.

Con asistencia de Lucille Liu y Colum Murphy.

PUBLICIDAD