ESG

Nueva era del hidrógeno puede limpiar la refinación petrolera en México

Por cada 700.000 toneladas de hidrógeno, el país emite seis millones de toneladas de dióxido de carbono.

Ecopetrol
16 de septiembre, 2021 | 05:05 AM

Ciudad de México — Un viejo combustible está viviendo su segundo aire. Tras llevar al hombre a la luna en la década de los 60, la nueva era del hidrógeno está recuperando protagonismo, y puede ayudar a limpiar la refinación petrolera en México.

Los complejos petroleros utilizan el elemento más abundante en el universo, como un gas para eliminar el azufre y nitrógeno del petróleo crudo y producir combustibles con mayor valor.

En la región de América Latina, son Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Trinidad y Tobago los que concentran 87% de la demanda, de acuerdo con el reporte ‘Hidrógeno en América Latina 2021′, elaborado por la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés).

PUBLICIDAD

Datos de la IEA sugieren que las refinerías en México y Colombia tienden a procesar más crudo con azufre que Argentina y Brasil, lo cual representa mayores requerimientos de hidrógeno por barril de petróleo refinado.

La nación gobernada por Andrés Manuel López Obrador produjo 700.000 toneladas de hidrógeno, pero para obtener esta cantidad emitió seis millones de toneladas de dióxido de carbono durante 2019.

“Las refinerías fueron el principal consumidor de hidrógeno, acumulando 60% de la demanda total”, precisa el documento.

PUBLICIDAD

Oportunidades

El documento, publicado en agosto de este año, señala que existen oportunidades significativas para el hidrógeno limpio.

Por ejemplo, la megaobra de este sexenio, la refinería de Dos Bocas, además de las modernizaciones en las seis refinerías existentes, las cuales pueden incluir captura de carbono.

También puede incorporar el círculo virtuoso de generación eléctrica renovable en sus refinerías para producir hidrógeno verde mediante plantas de electrólisis. Un caso de éxito es la empresa BP, la cual

La generación de energía solar es óptima en 85% del terriorio mexicano, de acuerdo con la Agencia Mexicana de Energía Solar (Asolmex).

Pero la estrategia de Petróleos Mexicanos (Pemex) sobre el hidrógeno está concentrada en la recuperación de plantas que vendió a las empresas Air Liquide y Linde en 2017 y 2018, respectivamente.

“Actualmente estamos en proceso de negociación par ala recompra de las plantas”, dijo el CEO de Pemex, Octavio Romero Oropeza en mayo de 2021.

PUBLICIDAD

Además, el gobierno mexicano considera a las energías renovables como caras y riesgosas para el sistema eléctrico nacional, incluso pretende reformar la constitución para favorecer la producción de energía de la empresa estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE), basada mayoritariamente en gas natural, carbón y plantas hidroeléctricas viejas.

Aunque existen proyectos de hidrógeno verde en México por US$ 1.300 millones, las esperanzas de una industria en la segunda economía de América Latina está prevista en el siguiente sexenio.

El CEO de Mitsubishi Power en México dijo previamente a Bloomberg Línea que el negocio del hidrógeno verde puede detonarse hacia 2025, un año después de que termine la administración de López Obrador.

PUBLICIDAD

Lee más: Solución al problema de energía renovable en México es tecnológica: Mitsubishi Power

Primeros pasos

Ante los costos actuales del hidrógeno limpio frente al energético convencional es necesario que los gobiernos en América Latina implementen incentivos para detonar plantas productiva y tecnología , desde subsidios, beneficios fiscales y alianzas y financiamiento público-privado.

PUBLICIDAD

La Agencia también propuso iniciativas regionales para conectar mercados a través de las fronteras, los cuales pueden contribuir significativamente al despliegue de infraestructura para cadenas de suministro de hidrógeno.

La IEA compartió en el documento algunas recomendaciones para los elaboradores de políticas públicas en la región:

  • Definir una visión de largo plazo para el hidrógeno en el sistema energético
  • Identificar oportunidades de corto plazo para el desarrollo de infraestructura y tecnología clave
  • Apoyar esquemas de financiamiento temprano y reducir el riesgo de inversión
  • Enfocarse en R&D y habilidades para cosechar beneficios más allá de menos emisiones
  • Certificar e incentivar la producción de hidrógeno limpio y crear oportunidades de mercado
  • Cooperar regional e internacionalmente para posicionar a América Latina en el panorama del hidrógeno
PUBLICIDAD