PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Salario Mínimo: ¿Iván Duque subirá el mínimo más de $54.500 en 2022?

En precrisis el presidente Iván Duque subió el salario mínimo 6% en Colombia, este año un mix de factores haría que ese aumento se repita o sea mayor para 2022.

Entre la espada y la pared: ¿Duque subirá el mínimo más de $54.500 en 2022?
09 de noviembre, 2021 | 04:00 am
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bogotá — Desde 2018 el aumento del salario mínimo en Colombia ha sido de 6% durante tres años seguidos, teniendo una pequeña interrupción en dicha tendencia por la crisis del coronavirus que hizo que el incremento para el 2021 fuera del 3,5%.

La pregunta del millón ahora es sí con una inflación por las nubes y a pocos meses de dejar la Casa de Nariño el presidente Iván Duque apostará por un aumento similar a los que hizo en precrisis. Aunque algunos expertos piden que no, lo cierto es que muchos factores llevarían a que sí.

PUBLICIDAD

Así las cosas, el gobierno del presidente Duque estaría entre la espada y la pared al momento de concertar el mínimo pues sí antes de la crisis ya lo subía en 6%, ahora con un repunte económico que superaría el 8% y una inflación cercana al 5% en 2021, el mínimo de 2022 podría ser incluso superior al 6%.

Dicho porcentaje representaría alrededor de $55.000 si se tiene en cuenta que el salario mínimo básico, sin subsidio de transporte incluido, es de $908.526 para 2021. Es decir, el mínimo básico subiría a $963.037 en caso de que el aumento sea de 6%.

Ver más: Las cuentas más “alegres” ven un aumento del PIB de Colombia del 11,2% en 2021

PUBLICIDAD

Antes de entrar en detalles vale recordar que históricamente la concertación del salario mínimo se da teniendo en cuenta dos variables clave: la inflación, con base en la inflación observada y también con una expectativa de cuánto puede ser en el futuro, adicionalmente se tienen en cuenta las medidas de productividad emitidas por el Dane, recordó Jackeline Piraján, economista de Scotiabank Colpatria.

¿Cuáles son las apuestas de los analistas?

Teniendo en cuenta el contexto previo y sabiendo que la inflación al cierre del 2021 rondaría el 5% manteniéndose en esos niveles por lo menos durante seis meses más, según la expectativas del mercado, la concertación del salario mínimo arrancará ya de por sí con la vara alta.

Piraján dijo que “suponiendo además que la productividad laboral es la que históricamente se ha calculado, se podría prever un incremento del salario mínimo entre 6 % y 6,5 % para 2022″.

Ver más: Salario mínimo en Colombia 2022: Armando Montenegro pide madurez para negociar

Germán Machado, docente de economía de los Andes y exasesor del ministro de Hacienda, explicó que con una inflación alta y una productividad en números positivos en 2021, sumando el contexto político-electoral que se avecina, es muy probable que el incremento del salario mínimo para 2022 se encuentre entre el 7% y el 7,5%, alrededor de 2 puntos porcentuales por encima de la inflación.

Machado también dijo que para tener de referencia, ya está pactado que el incremento para servidores públicos será de IPC+1,64%, lo que significa que el incremento de ese grupo de trabajadores podría estar muy cercano al 7%. Este sería otro factor que pone la vara alta en la discusión.

PUBLICIDAD

Desde el equipo de investigaciones económicas de Anif comentaron que “este es un momento importante para la recuperación de la economía y del empleo por lo que debemos ser cautelosos y no aumentar el salario mínimo más de la cuenta. Tendremos que estar atentos al dato observado de inflación para la decisión final del incremento, a la fecha nuestra proyección de inflación para este año es del orden del 5%”.

Ver más: David Card: ‘Si el mínimo es como el salario medio, subirlo sería negativo para el empleo’

En línea con las opiniones de otros economistas del país, Carlos Sepúlveda, decano de economía de la Universidad del Rosario, dijo que “lo más cercano al incremento de inflación debería ser el acuerdo alrededor de esta variable”.

PUBLICIDAD

Sepúlveda agregó que hay que tener en cuenta varios puntos al momento de negociar este salario: “primero, no es el salario mínimo la variable que va a solucionar los problemas del mercado laboral; segundo, hay que reconocer que el salario mínimo es relativamente alto, ya como está, frente al salario medio en Colombia. En línea también con los lentos avances en productividad debemos limitar el incremento del mínimo lo más que se pueda para no castigar la creación de empleo”.

Pros y contras de subir el mínimo más allá de la inflación

Desde el equipo económico de Anif expresan que “si se sigue aumentando el salario mínimo muy por encima de la inflación, además de obstaculizar la reducción en el desempleo y que los hogares vuelvan a tener ingresos, continuaremos aumentando el empleo informal y de mala calidad”.

PUBLICIDAD

Para Jackeline Piraján, de Scotiabank Colpatria, en el proceso de recuperación económica el aumento del salario mínimo es clave, durante el 2021 la inflación ha crecido, especialmente para las personas de bajos ingresos, y la subida del salario mínimo ayudaría a que esta población tenga una mejoría en su presupuesto para solventar sus necesidades básicas. De igual forma continuaría alentando a la mejora en el consumo interno y la recuperación económica.

Ver más: En el trabajo informal le va peor a las mujeres que a los hombres en Colombia

Sin embargo, añade que por el lado empresarial, la magnitud del incremento en el salario mínimo es importante pues afecta la decisión de contratación o mantenimiento de personal. “Si la subida del salario mínimo es muy alta la generación de empleo formal se podría impactar negativamente, pues si un empresario no puede compensar sus mayores costos laborales en los precios de sus productos y/o servicios, probablemente pueda decidir no expandir su nómina de trabajadores”.

PUBLICIDAD

Hay que recordar que según datos del Dane, en Colombia el 47,7% de la población ocupada entre junio y agosto era informal en las 23 ciudades y áreas metropolitanas.

Por último Germán Machado, de los Andes, comentó que “el incremento del salario mínimo es una buena noticia para algunos trabajadores formales y le pone más dinero en el bolsillo a un grupo de personas. Sin embargo, es una mala noticia para una parte de trabajadores que se convertirán en informales y una pésima noticia para los informales que aspiraban a tener chance de formalizarse”.

Machado agregó que se sabe bien que “el salario mínimo no es un buen mecanismo para luchar contra la pobreza y que perjudica especialmente a los trabajadores jóvenes, a los menos educados y a las mujeres”.

Se espera que más pronto que tarde comiencen a conocerse las cartas con las que llegarán los empresarios y sindicatos para sus apuestas del aumento del salario mínimo para 2022. ¿Terminará una vez más definiéndose el aumento por decreto a falta de concertación? Aunque ello se sabrá en diciembre, lo más probable es que el mínimo de 2022 pueda ver un aumento importante por encima de la inflación esperada (5%).

PUBLICIDAD

Le puede interesar:









Valerie Cifuentes

Valerie Cifuentes

Periodista especializada en el cubrimiento de temas económicos, financieros y de negocios. Fui coeditora de economía y finanzas para Forbes Colombia y periodista del diario Portafolio de El Tiempo, del diario La República y de la oficina de comunicaciones de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria).

PUBLICIDAD