PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mercados

Colombia y Brasil serían los emergentes más vulnerables en un mercado bajista

Los bonos de estas dos naciones sudamericanas han caído este mes y se prevé que sigan teniendo un rendimiento inferior

construction
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Mientras la subida de los rendimientos del Tesoro estadounidense ponen en rojo las pantallas de negociación de bonos en todo el mundo, dos países en particular se enfrentan a un año tormentoso: Brasil y Colombia.

Los bonos de estas dos naciones sudamericanas han caído este mes y se prevé que sigan teniendo un rendimiento inferior en medio de unas elecciones controvertidas, una deuda fiscal creciente y, en el caso de Colombia, un déficit de cuenta corriente cada vez mayor.

PUBLICIDAD

Si bien es probable que los bonos en moneda local de algunos países recuperen las pérdidas una vez que termine el periodo actual de revalorización, después de que sus bancos centrales subieran las tasas de interés el año pasado, Brasil y Colombia podrían seguir bajando. El rendimiento de los bonos colombianos de 2025 en moneda local ha subido por encima del 8% esta semana, desde el 7,4% de principios de año. Al mismo tiempo, los rendimientos de los bonos nacionales de Brasil con vencimiento en el mismo año subieron más allá del 11,50% desde el 10,65%, antes de recortar parte del movimiento. Sólo Rusia tuvo un rendimiento peor, en medio del pesimismo por las conversaciones con Estados Unidos.

Entre los peores
Variación anual de los rendimientos de los bonos locales a cinco años (bps)

Los titulares podrían ser desagradables y todos estaremos hartos de las campañas electorales dentro de unos meses”, dijo Viktor Szabo, inversor de Aberdeen Asset Management Plc. en Londres. “El ruido político será alto”.

La preocupación de los inversores también podría verse en las tasas de los swaps a cinco años, un indicador del riesgo país percibido. En Colombia, los swaps a cinco años han subido 73 puntos básicos en lo que va de año, saltando 69 puntos sólo en las primeras cinco sesiones de negociación, el mayor movimiento semanal desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020. El contrato de swaps de Brasil con vencimiento en enero de 2027 subió hasta 88 puntos básicos, antes de reducir el movimiento a 56 puntos esta semana.

PUBLICIDAD

Preocupaciones locales

Mientras que los mercados de bonos de México, Perú y Chile siguieron las caídas mundiales, en el caso de Colombia y Brasil, el aumento de los rendimientos estadounidenses se sumó a una serie de preocupaciones locales.

Colombia se enfrenta a la primera ronda de elecciones presidenciales en mayo, con encuestas que muestran una clara ventaja para el izquierdista Gustavo Petro. El candidato ha dicho que el gobierno debería pedir dinero prestado al banco central a tasas de interés cero, en lugar de recurrir a los mercados, y detener la exploración de petróleo.

“Debido a las condiciones fundamentales subyacentes, Colombia no puede permitirse un cambio de régimen”, dijo Patrick Esteruelas, jefe de investigación de Emso Asset Management. “Necesita un ancla fiscal creíble tras perder el grado de inversión”.

PUBLICIDAD

Tanto Fitch Ratings como S&P Global Ratings rebajaron la calificación de Colombia a la de “basura” el año pasado, después de que una ola de protestas callejeras obligara al Gobierno a dar marcha atrás en las subidas de impuestos.

Al mismo tiempo, el déficit de cuenta corriente de Colombia, una preocupación a largo plazo de los inversores, se hace cada vez más grande con la salida de dólares estadounidenses de la economía. El déficit se amplió al 5,1% del producto interior bruto del país en el tercer trimestre de 2021 desde el 4,3% de los tres meses anteriores. Es probable que llegue a cerca del 5,6% en el cuarto trimestre, según el banco central.

“La ampliación de la cuenta corriente hace que Colombia sea aún más vulnerable al endurecimiento de las condiciones externas que otros países de la región”, escribió en una nota Olga Yangol, jefa de investigación de mercados emergentes de Credit Agricole SA en Nueva York.

PUBLICIDAD

Declive económico

Brasil puede estar en una posición aún peor. Se espera que su economía crezca un 0,75% este año, menos que la de cualquier otro mercado emergente cercano, según los economistas encuestados por Bloomberg. Al mismo tiempo, los operadores tendrán que lidiar con unas elecciones presidenciales polarizadas en octubre y con constantes amenazas a las normas fiscales del gobierno.

El patito feo

Es probable que las elecciones enfrenten al actual presidente Jair Bolsonaro con el exlíder izquierdista Luis Inacio Lula da Silva. Los inversores ni siquiera están seguros de a quién deben apoyar los mercados.

Aunque Lula aplicó políticas en gran medida favorables al mercado durante sus dos mandatos, eso podría cambiar si recibe un tercer mandato, ya que su partido se compromete a revisar la reforma de las pensiones y los proyectos de ley de limitación del gasto aprobados en los últimos seis años.

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo, Bolsonaro no ha logrado convencer a los inversores de que es un par de manos seguras cuando se trata de las finanzas del gobierno, moviéndose para cambiar las reglas fiscales para permitirle gastar más y mejorar sus probabilidades en la carrera presidencial.

“En Brasil, esperamos un ambiente ruidoso y polarizado de cara a las elecciones presidenciales de octubre de 2022″, escribió el miércoles el director de inversiones de Gramercy Funds Management, Robert Koenigsberger, en las perspectivas trimestrales de la firma. “Los inversores buscarán señales sobre las prioridades de política económica de los principales candidatos en el contexto de un crecimiento del PIB plano proyectado y una perspectiva fiscal desafiante.”

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Monedas andinas superan desempeño de pares emergentes

Los mercados en un vaivén tras las señales de la Fed y la inflación en EE.UU.

PUBLICIDAD

JPMorgan cae tras reducción en ingresos por operaciones mayor a la esperada

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD