EE.UU.

Jefa comercial de EE.UU. dice se requiere nuevo enfoque con China

Sugiere centrarse en reconstruir la base de la fabricación industrial del país y realizar inversiones internas para contrarrestar a la nación asiática.

Katherine Tai, el 22 de marzo.
Por Eric Martin y Daniel Ten Kate
30 de marzo, 2022 | 08:53 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — La jefa de Comercio de Estados Unidos, Katherine Tai, dijo que es hora de olvidarse de cambiar el comportamiento de China y, en cambio, centrarse en reconstruir la base de la fabricación industrial del país y realizar inversiones internas para contrarrestar a la nación asiática.

En una audiencia de comité del Congreso realizada el miércoles, Tai dijo que las conversaciones del año pasado con China sobre el llamado acuerdo comercial de fase uno alcanzado bajo la gestión del presidente Donald Trump no logró producir resultados. Las conversaciones con China han sido “indebidamente difíciles” y los aranceles que Trump impuso a China no han incentivado a la nación a cambiar, dijo Tai, aunque no describió algún plan para eliminarlos.

EE.UU. necesita nuevas herramientas para responder a China, dijo Tai, y elogió los esfuerzos del Congreso para actualizar las leyes de derechos compensatorios y antidumping de la nación.

PUBLICIDAD

“EE.UU. ha buscado y obtenido repetidamente compromisos de China, solo para descubrir que el seguimiento o el cambio real sigue siendo difícil de alcanzar”, dijo Tai en un testimonio escrito para el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes antes de la audiencia.

“Si bien seguimos manteniendo la puerta abierta a las conversaciones con China, incluso sobre sus compromisos de la fase uno, también debemos reconocer las limitaciones del acuerdo y pasar la página del viejo libro de jugadas con China, que se centró en cambiar su comportamiento”, agregó.

En cambio, Tai dijo que la estrategia de EE.UU. debe defender “nuestros valores e intereses económicos de los impactos negativos de las políticas y prácticas económicas injustas de la República Popular China”.

PUBLICIDAD

Los comentarios muestran que las dos economías más grandes del mundo se mantienen alejadas de cualquier discusión para mejorar los lazos comerciales después de que las relaciones se desplomaran a nuevas profundidades a raíz de la propagación global del Covid-19 a principios de 2020. Desde entonces, ambos países han puesto nuevas barreras a empresas por motivos de seguridad nacional, a medida que aumentan las preocupaciones entre algunos países exportadores como Singapur sobre un impulso más amplio hacia la desvinculación.

Tai destacó los esfuerzos de EE.UU. para volverse más competitivo en industrias estratégicas y trabajar con aliados del país para hacer que las cadenas de suministro sean más resistentes. También dijo que su agencia haría más para eliminar el uso del trabajo forzoso, destacando una nueva ley diseñada para frenar las importaciones de bienes de la región de Sinkiang, al oeste de China, por el presunto genocidio contra los musulmanes uigures y otros grupos minoritarios.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wen Bin, dijo el miércoles en una conferencia de prensa regular en Pekín que su país era “un firme defensor de la facilitación y la liberalización del comercio”, e instó a EE.UU. a “dejar de recurrir al hegemonismo y la intimidación unilateral”.

“Tales prácticas contravienen los principios del mercado y las reglas del comercio internacional, dañan los intereses de otros países y socavan la estabilidad de la cadena industrial y de suministro”, dijo el portavoz. “No es en beneficio de nadie”.

Tai dijo el miércoles que EE.UU. continuará haciendo cumplir “absolutamente” los compromisos de compra de la fase uno del acuerdo con China, que no se rendirá en ese esfuerzo y que mantendrá todas las opciones sobre la mesa para incentivar el cumplimiento de China.

En la audiencia del miércoles, legisladores demócratas y republicanos presionaron a Tai para que amplíe y profundice el proceso de exclusión de los aranceles y revise las denegaciones de productos anteriores. La administración Biden anunció la semana pasada planes para restablecer las exenciones de la era Trump en aproximadamente dos tercios de los productos chinos a los que anteriormente se les otorgaron exenciones de aranceles, la mayoría de los cuales expiraron a fines de 2020.

PUBLICIDAD

Los legisladores cuestionaron si esa decisión, que solo restableció las exclusiones retroactivas a octubre en lugar de todo 2021, fue demasiado limitada y, por lo tanto, perjudicaría a las empresas.

Tai dijo que el proceso de exclusión es de “máxima importancia” para su oficina y que trabajará con los legisladores para discutir sus preocupaciones sobre el proceso, sin comprometerse a ampliarlo.

China rechazó las críticas de EE.UU. de que no cumplió con las compras, argumentando que había hecho todo lo posible para implementar el acuerdo a pesar de la pandemia de Covid-19, la recesión económica mundial y las interrupciones de la cadena de suministro. Pekín ha pedido repetidamente a EE.UU. que tome medidas para mejorar las relaciones, incluida la cancelación de aranceles punitivos, el levantamiento de todas las sanciones, la revocación de prohibiciones de visas y el fin de las restricciones a la exportación de artículos de alta tecnología.

-Con la asistencia de Philip Glamann y Molly Smith.

PUBLICIDAD