Cripto

¿Primero las criptomonedas? Qué pasa cuando muere una blockchain como Terra

“Terra en su forma actual está muerta para todos los efectos prácticos”, dijo Kyle Samani, cofundador de Multicoin Capital

La página de Twitter de Terra en un smartphone arreglado en el barrio de Brooklyn de Nueva York, Estados Unidos, el lunes 16 de mayo de 2022.  Fotógrafo: Gabby Jones/Bloomberg
Por Olga Kharif
16 de mayo, 2022 | 06:31 PM

Bloomberg — El mundo de las criptomonedas se ha visto sacudido por el rápido colapso de la stablecoin TerraUSD. Pero su implosión puede provocar algo igual de notable: la muerte de una importante blockchain.

La blockchain de Terra (la plataforma que soporta decenas de aplicaciones descentralizadas que permiten a los usuarios intercambiar criptomonedas y obtener rendimientos) se detuvo y luego se reinició dos veces en los últimos días, ya que el valor de su criptomoneda principal, Luna, y la stablecoin TerraUSD (o UST) relacionada se derrumbó tras una ola de presión de venta. Por el camino, se evaporaron los incentivos para que varias partes apoyaran la blockchain, haciendo que el ecosistema que alimentaba más de 110 aplicaciones conectadas con más de 4 millones de monederos digitales se desbaratara. Aunque la blockchain vuelve a funcionar y se están realizando esfuerzos para mantenerla en funcionamiento, incluido un nuevo plan propuesto el lunes por el cofundador Do Kwon para poner en marcha una nueva versión de la blockchain sin UST, el intento puede resultar inútil con Luna teniendo un valor de cerca de cero. Mientras tanto, muchas de sus funciones han sido desactivadas.

“Terra en su forma actual está muerta a todos los efectos prácticos”, dijo Kyle Samani, cofundador de Multicoin Capital.

PUBLICIDAD
El desvanecimiento de Luna 
La moneda digital Luna ha perdido casi todo su valor 
Naranja: El último precio de Terradfd

La desaparición de un ecosistema de criptomonedas de la envergadura y profundidad de Terra (que en su día se valoró en más de US$40.000 millones) marcaría un hito en la historia del blockchain, la tecnología de registro digital que se creó inicialmente para apoyar a bitcoin (XBT) hace más de una década y que ahora es la base de las innumerables criptomonedas que han surgido desde entonces.

Decenas de blockchains más pequeñas se han convertido en muertos vivientes, con sus monedas cotizando a menos de un dólar y con sólo un puñado de usuarios, víctimas de un mal diseño, conflictos entre desarrolladores o hackeos. Todavía tienen un puñado de fieles seguidores, muchos de los cuales sueñan con que las redes vuelvan algún día y el valor de sus monedas se alzan, haciéndolos ricos. Ahora Terra se enfrenta al mismo problema, pero a una escala mucho mayor.

“Creo que el volumen se agotará y se negociará con poca frecuencia, y luego morirá”, dijo John Griffin, profesor de finanzas de la Universidad de Texas en Austin. “Una vez que no haya un incentivo económico para mantener la blockchain, alguien cortará la electricidad”.

PUBLICIDAD

En esencia, una blockchain es una base de datos que puede albergar cientos o miles de aplicaciones y registrar las transacciones financieras relacionadas. Suelen ser de código abierto, creadas y mejoradas por una comunidad de desarrolladores y apoyadas por operadores de ordenadores que verifican las transacciones y son recompensados con tokens o monedas especialmente creadas para su uso en esa blockchain concreta. Los tokens también pueden funcionar como recompensas por mejorar el código, desarrollar nuevas aplicaciones y el llamado staking, cuando los titulares proporcionan sus monedas a un operador informático que ordena los intercambios a cambio de ganar rendimiento. Y los inversores suelen recibir el token nativo de una blockchain o una moneda relacionada a cambio de su apoyo financiero.

Espiral de la muerte

Las blockchains, por tanto, son frágiles ecosistemas financieros de validadores, usuarios, desarrolladores, inversores y otros, con su participación directamente vinculada al bienestar y la apreciación del token de la blockchain. La expectativa es que a medida que más participantes se involucren y aumente la actividad, el valor de las monedas se incrementará, atrayendo a más usuarios y creando un círculo virtuoso. Pero si el token de una blockchain se desploma, el incentivo económico de todos para apoyar la blockchain también se evapora. Si la pérdida de valor parece ser permanente, sólo quedan unos pocos fans ideológicos, todos los demás se van. Así es como una blockchain puede acabar muriendo.

En el caso de Terra, uno de los pilares de la red era su stablecoin UST, que dejó de funcionar como estaba previsto hace una semana. UST se diseñó para utilizar algoritmos e incentivos de los inversores en relación con Luna para mantener una vinculación de 1 a 1 con el dólar, pero estos mecanismos se rompieron cuando la venta golpeó a UST, desencadenando caídas aún más profundas en Luna.

Con el valor de Luna colapsado, la actividad se está agotando en toda la blockchain. Las apuestas prácticamente se han detenido: Sólo el 0,01% de todo Luna está apostado hoy en día, según el rastreador Terra Station. El valor total de Terra bloqueado en aplicaciones como la plataforma DeFi Anchor Protocol ha caído precipitadamente, pasando de más de US$31.000 millones en abril a territorio negativo, según DeFi Llama, otro rastreador. Y la Terra Dapp Expo, un evento programado para junio y diseñado para mostrar el próspero ecosistema de desarrolladores de la blockchain, ha sido cancelada.

Terra Dapp Expo (@TerraDappExpo): Hemos estado observando las respuestas de la comunidad a la idea de que TDX continúe, y tras una cuidadosa deliberación hemos decidido tristemente cancelar el evento. La decisión no se ha tomado a la ligera y es una noticia muy dura para todos los implicados.

“Necesitamos una o dos semanas para pensar en lo que va a pasar ahora”, dijeron a Bloomberg los desarrolladores de Nexus Protocol, que ayuda a los usuarios de Terra a ganar rendimientos, en un mensaje a través de Twitter. “Nuestro equipo está de luto, nuestra comunidad está de luto”.

PUBLICIDAD

Polygon, un proyecto de blockchain rival, ya está viendo una afluencia de desarrolladores que huyen de terra, dijo Mudit Gupta, jefe de seguridad de la información en Polygon, Dijo que ya ha hablado con seis proyectos del ecosistema de Terra y unos 25 desarrolladores que están considerando mudarse a otra red.

“Se considera que una blockchain está muerta cuando no vienen nuevos desarrolladores a construir en ella y los ya existentes se van poco a poco”, afirma Gupta.

Sandeep - Use Stripe on Polygon (@sandeepnailwal): Para los proyectos de la comunidad de Terra que quieran una cadena compartida, elija la cadena @0xPolygon POS(ZKRollup pronto). Si buscas una cadena específica para una aplicación, puedes optar por SUPERNET. -No hay restricciones extrañas en los validadores/puentes. -Posibilidad de hacer que su cadena sea un rollup en el futuro -Amor de la comunidad.

PUBLICIDAD

No todos han dado por muerta la blockchain. El cofundador de Terra, Do Kwon, sigue intentando revivir el esfuerzo y elaborar un plan B. Al principio, había esperanzas de un rescate de UST; pero esas esperanzas se han desvanecido.

Do Kwon (@stablekwon): 1/ He pasado los últimos días al teléfono llamando a los miembros de la comunidad de Terra - constructores, miembros de la comunidad, empleados, amigos y familiares, que han sido devastados por el despegue de UST. Tengo el corazón roto por el dolor que mi invento les ha provocado a todos.

PUBLICIDAD

Kwon ha propuesto reconstituir la blockchain, aunque admite que “nos faltará el ecosistema para volver a construir desde las cenizas” de Luna. Pero incluso a algunos de los antiguos inversores de Terra no les gusta la idea de cambios como la bifurcación, es decir, copiar la blockchain existente para empezar de nuevo.

“La acuñación, la bifurcación no crean valor”, dijo en Twitter Zhao “CZ” Changpeng, CEO de la mayor bolsa de criptomonedas del mundo, Binance, que invirtió en el proyecto de blockchain de Terra en 2018.

Mientras las esperanzas de resurgimiento continúan entre los incondicionales de Terra, “la desaparición final podría tardar bastante tiempo, pero la única dirección a partir de aquí es hacia abajo, a menos que se produzca un milagro”, dijo Aaron Brown, un inversor en criptomonedas que escribe para Bloomberg Opinion.

PUBLICIDAD

-Con asistencia de Sidhartha Shukla y Vildana Hajric.

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD