EE.UU.

Biden: “No hay planes directos” para visitar Arabia Saudita en este momento

Cuando se le consultó si estaría dispuesto a reunirse con el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman, respondió: “Nos estamos adelantando”

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla sobre los recientes tiroteos masivos en la Sala Este de la Casa Blanca en Washington, D.C., Estados Unidos, el jueves 2 de junio de 2022.
Por Jordan Fabian y Josh Wingrove
03 de junio, 2022 | 01:56 PM

Bloomberg — El presidente de EE.UU., Joe Biden, dijo que no tiene “planes directos” para visitar Arabia Saudita en este momento, pero que probablemente se reuniría con los líderes de Riad si se produjera un viaje. Esto a pesar de haber prometido una vez hacer del país un “paria”.

“Existe la posibilidad de que me reúna tanto con los israelíes como con algunos países árabes en ese momento, incluyendo, espero, estaría Arabia Saudita estaría incluida en eso si voy”, dijo el mandatario en Delaware.

Cuando se le consultó si estaría dispuesto a reunirse con el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman, respondió: “Nos estamos adelantando a los acontecimientos”.

PUBLICIDAD

El gobierno estadounidense ha dicho que Bin Salman fue responsable del asesinato de Jamal Khashoggi en 2018 en el consulado del reino en Estambul. Khashoggi residía en EE.UU. y era columnista del Washington Post, a menudo crítico de los gobernantes de Arabia Saudita.

Biden dijo que ha estado trabajando para traer más paz a la región, al tiempo que agregó: “No voy a cambiar mi punto de vista sobre los derechos humanos.”

Aun así, cualquier visita demostraría cómo han cambiado las prioridades diplomáticas de Biden desde que Rusia invadió Ucrania a finales de febrero. Al hablar de Arabia Saudita en 2019, Biden dijo que “les haría pagar el precio, y los convertiría en los parias que son.”

PUBLICIDAD

También ha criticado la participación de Arabia Saudita en la guerra civil del vecino Yemen, que según la ONU ha provocado la muerte de decenas de miles de civiles.

Si bien Biden centró sus comentarios el viernes en el deseo de avanzar hacia la paz en Medio Oriente, el aumento de los precios del crudo tiñe cualquier visita hacia Riad. Los elevados precios de la gasolina son un viento en contra político para el partido de Biden de cara a las elecciones de mitad de mandato de noviembre, y Estados Unidos ha pedido a los productores de petróleo que aumenten la producción.

Los futuros de la gasolina en EE.UU. se establecieron el jueves en un nuevo récord de US$4,19 el galón, mientras que los precios en los surtidores también alcanzaron un nuevo máximo, según el club automovilístico AAA, con US$4,76 el galón de media.

El grupo de la OPEP+, liderado por Arabia Saudita, acordó el jueves un modesto aumento de la producción de petróleo en julio y agosto, un gesto que fue bien acogido por la administración de Biden.

Preguntado por la decisión de la OPEP+ el viernes, Biden la calificó de positiva, pero dijo que no sabía si el aumento sería “suficiente”.

Biden también ha elogiado recientemente a los saudíes por respetar el alto el fuego en la guerra de Yemen, diciendo el jueves tras una extensión de la tregua que el reino ha “demostrado un liderazgo valiente.”

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD