Costa Rica

“Hay que redireccionar en la forma de hacer negocios de una manera más sostenible”, Ramón Mendiola, FIFCO

El mercado centroamericano representa para la firma el tercer mercado de importancia después de Estados Unidos y Costa Rica

Foto: Cortesía
13 de julio, 2022 | 06:28 pm
Tiempo de lectura: 7 minutos

San José — El 2022 abre una puerta de oportunidades para Florida Ice & Farm Company (FIFCO), que viene recuperándose de un periodo de fuerte impacto económico por la pandemia.

Centroamérica es una mercado clave para la empresa que cuenta con más de 5.300 empleados entre la región, México y Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Actualmente el director general de FIFCO asegura que trabajan para mejorar e incrementar la presencia de su portafolio en la región, mientras se enfrentan a retos como la elevada inflación y tipo de cambio.

Bloomberg Línea conversó con Ramón Mendiola, director ejecutivo de FIFCO quien aseguró que la nueva manera de hacer negocios es bajo un esquema sostenible.

PUBLICIDAD
-¿A qué se debe el empeño en el desarrollo de retadoras metas sostenibles para el 2025 por parte de FIFCO?

-Ramón Mendiola: Desde el año 2008 nosotros estamos incursionamos en toda esta filosofía de la sostenibilidad porque siempre creímos que era lo correcto de hacer. Sin embargo, lo que nos hemos encontrado es que esto (negocios sostenibles) nos ha dado una ventaja competitiva en el sentido de que si uno toma conciencia del impacto que genera en cualquier tipo de negocio, en todos los terrenos, vos vas a generar impacto social y ambiental.

Normalmente nosotros como empresarios pensamos que nuestra responsabilidad primaria es maximizar las utilidades en beneficio del accionista y generar empleos, pero yo creo que con todos los retos y desafíos que tenemos a nivel mundial (Centroamérica no se escapa de ninguno de ellos) el sector privado tiene que tomar conciencia de que hay que redireccionar en la forma de hacer negocios de una manera más sostenible. Porque no se trata de echarlo todo en función del accionista, que siempre va a ser muy importante, pero no es el único fin.

Fielmente creo que nosotros tenemos la obligación como empresarios de compartir el valor que generamos de una mejor forma con todos sus productos de interés. Llámese empleados, colaboradores, proveedores, consumidores, etc. La sociedad en general a la que servimos.

Si yo sólo pienso que mi única misión es maximizar las utilidades en función del accionista, creo que estamos en el camino incorrecto. Porque cuando uno le pregunta a los públicos de interés qué esperan de una empresa socialmente responsable, ellos te van a decir qué es lo que esperan.

PUBLICIDAD

Eso nos marcó desde el 2008. Yo entendí que esto era el tema de huellas, llámese consumo excesivo de bebidas alcohólicas, agua, deshechos sólidos, temas de empaques, entre otros.

Nosotros volcamos todo nuestro esfuerzo para minimizar el abuso de esas huellas porque si no lo haces, tarde o temprano creo yo que la sociedad o aquellos que te regulan te van a poner más trabas para hacer negocios, más impuestos, más regulaciones, etc.

PUBLICIDAD

Movilizarse en esa dirección (de la sostenibilidad) es una licencia para operar de una mejor forma en el mediano y largo plazo. Las nuevas generaciones vienen con esa mentalidad, pero ese consumidor te va a ir demandando y tus productos y marcas van a estar mejor posicionadas si estás actuando de una forma responsable en aprender eso (negocios sostenibles).

-¿ Y considera que FIFCO evoluciona sobre esta línea de sostenibilidad?

-RM: Claro. Nosotros le apostamos muy fuerte a eso. Yo siempre digo que trabajamos de adentro hacia fuera. Yo creo que tenemos muchas cosas que debemos resolver y atender prender.

PUBLICIDAD

Al final del día si vos tenés a tus colaboradores motivados, enganchados y sos consecuente con las huellas que tenés que atender, vas a tener mejores ambientes de trabajo con buenos valores, propósitos y modelos de liderazgo, eso es lo que forma una buena cultura que mejora el desempeño.

-¿Qué tan importante es el mercado centroamericano para FIFCO?

-RM: Para nosotros es sumamente importante. Tenemos operaciones de inversión directa y también las tenemos con los socios. Contamos con presencia en Panamá , con una cervecería, y tenemos en Nicaragua con otra cervecería. Tenemos operaciones propias en Guatemala y El Salvador con Kerns y bueno, todo nuestro portafolio está viajando por la región.

PUBLICIDAD

Diría que aproximadamente el 35% de nuestro giro de negocio es para el mercado centroamericano, pero también muy importante Estados Unidos y México que abrimos en el año de la pandemia, ahí tuvimos que pasar por toda esa curva de aprendizaje pero ya el negocio va muy encaminado.

Estados Unidos diría que después de Costa Rica es nuestro mercado más relevante y luego el resto de Centroamérica, pero están muy cerca.

PUBLICIDAD
-¿ Y quieren crecer en la región el corto plazo? ¿cuál es la meta que estiman?

Ramón: Definitivamente Centroamérica es el mercado más cercano, es el que conocemos mejor. Tenemos muchísimos años, más de 25 años de estar operando en estos mercados. Cada país es un mundo, jamás puedes hablar de una Centroamérica homogénea. Los retos que tenemos en Guatemala son muy diferentes a los que tenemos acá en Costa Rica o en Estados Unidos. Entonces tenés que adaptarte a la realidad y al entorno de esos mercados, pero sí le vemos un tremendo potencial.

Recientemente, la inversión más grande que hemos hecho en Estados Unidos bebidas alcohólicas saborizadas, estas Adán y Eva, Bamboo que viene fuertísimo para todo Centroamérica, nos está yendo muy bien con esas bebidas, en Panamá es impresionante. Nicaragua, Guatemala, El Salvador, entonces ahí estamos.

Un portafolio muy interesante y siempre vamos a estar viendo opciones para que podamos diversificar el negocio, algina es una estrategia de diversificación.

-De cara al panorama mundial está complicada, se habla inclusive de una posible recesión económica en Estados Unidos que es su segundo mercado más relevante. Bajo esta premisa ¿Cuáles consideras que son los principales frentes de crecimiento e inversión en el extranjero?

RM: Los retos en el extranjero, muy recientemente tenemos el tema inflacionario que nos está pegando en todos los países, geografías y categorías, no hay uno que no se salve.

Te diría que el tema inflacionario o una posible recesión nos preocupa. Estos temas empiezan a repercutir, la gente está inquieta, tenés que ajustar salarios porque en tasas de inflación muy altas, los ingresos empiezan a ser insuficientes.

Estados Unidos, para nosotros, es un mercado muy grande, entonces a pesar de los retos también vemos oportunidades de poder seguir expandiendo nuestro portafolio. Conforme te vas expandiendo tenés que hacer inversiones para la demanda.

Tenemos retos, por supuesto, y eso se aplica para todo el mercado centroamericano. El mismo componente inflacionario es muy alto, un consumidor preocupado.

Los impactos en los costos en materias primas este 2022 hemos tenido aumentos en los costos de producción nunca antes vistos. Por ejemplo, en lo que llevamos del año un aumento del 20% en cerveza de Costa Rica, en refrescos Centroamérica un 18%

Nunca en 18 años, hemos tenido tasas inflacionarias tan altas. En las plantas de producción de Guatemala hemos observado un incremento del costo de hasta el 25%, pero no le podés pasar ese incremento al consumidor porque se te cae la demanda.

Lo que hemos optado es en ser muy juiciosos y asertivos en qué porcentaje de aumento le voy a pasar al consumidor, jamás le voy a pasar el 20% de incremento, máximo la mitad (un 10%). Como empresario hay que saber jugar con esos porcentajes, cifras y ser más eficiente de términos de gastos para tratar de compensar y que el tema del nivel de la rentabilidad no se vea tan afectado.

Yo espero que esos incrementos son nuestro techo, salvo que algo muy malo suceda, como que el tema de Rusia empeore o que el combustible aumente un 160%. Lo que nos preocupa es el consumidor que es el que se está llevando los golpes.

El otro tema que es particular del mercado de Costa Rica, pero que igual nos preocupa es el tema del tipo de cambio, pasamos del ¢640 a ¢700

Veníamos de todo un componente fiscal de la administración anterior que por dicha pasó la reforma fiscal porque sino el tipo de cambio lo hubiéramos tenido quien sabe cuánto. Ahora lo de Rusia (conflicto Bélico) y el tema inflacionario nos hizo una corrección. Ahora el tema es si llegamos a los ¢700 y nos mantenemos ahí o va a subir . Ese es un tema al que le estamos dando un seguimiento muy de cerca, nos tiene nerviosos, preocupados y ocupados, porque el tema del tipo de cambio es parte de la conversión del negocio, todas las materias primas vienen dolarizadas y la moneda local es el colón entonces te pega en términos de costos y de cara al consumidor se ve afectado una vez más.

¿Cómo evoluciona el negocio en Costa Rica en términos de crecimiento al consumo interno, hay espacio de crecimiento aún?

RM: En el caso de Costa Rica en el curso en particular la pandemia nos afectó significativamente por el cierre de los bares . El 2021 si te recordarás empezamos a tener reaperturas parciales. En nuestro caso restaurantes y comercios de este tipo representan un 45% de la ventas entonces cuando eso se colapsó por la pandemia el consumo se nos vino abajo significativamente.

De cara al 2021 empezamos a abrir y a levantarse el consumo pero al 50% de aforos, mejores horarios mejores pero no a las 12 o 1 a.m. Y te acuerdas en enero tuvimos el tema de la omicrón y así fue hasta marzo que nos liberaron al 100%

Entonces FIFCO venía con una demanda restringida, durante el 2021 recuperamos parcialmente versus 2019 y en el 2022 la expectativa era que llegaramos a recuperar las ventas del 2019 pero hemos tenido esta serie de estos temas de inflación que nos tienen atados.

¿Entonces sí esperan que aumente el consumo interno este 2022?

RM: Sí tenemos una expectativa de crecimiento, pero se nos ha desacelerado. Estamos viendo en mayo y junio una desaceleración, pero esperaría que sí se llegue a niveles del 2019. Pero te estoy diciendo que nos tomó casi tres años recuperar por lo menos en el mercado de Costa Rica los niveles prepandemia.

PUBLICIDAD