Colombia

Reventa de boletas en Colombia: un negocio dentro de la legalidad, pero sombrío

Aunque hay mecanismos diseñados para revender boletas de espectáculos, los canales más usados para ello no son de empresas constituidas en el país

Bloomberg Línea
Por Daniel Guerrero
19 de mayo, 2022 | 04:00 AM

Bogotá — La industria del espectáculo está viviendo uno de sus mejores años por cuenta de la reactivación económica tras la pandemia, sin embargo, en medio de la euforia por el buen momento está la reventa de boletas que, a pesar de ser un negocio legal en Colombia, está lleno de sombras que amenazan con robarse el show.

La reventa de boletas es legal en Colombia siempre y cuando lo que se vendan no sean las denominadas cortesías, sin embargo, hay plataformas de reventa de boletas y referentes del negocio que promueven plataformas en las que se ha demostrado que se venden boletas falsas.

Para hablar de cómo la reventa, aunque legal, le está afectando al negocio del entretenimiento, Bloomberg Línea habló con Sofía Higuera, gerente de Tu Boleta, empresa que vende los boletos para cerca del 75% de los espectáculos en el país.

PUBLICIDAD
Sofia Higuera, gerente de Tu Boletadfd

La ejecutiva de la tiquetera estima que alrededor del 17% de las entradas de eventos que se cancelaron en pandemia estaban en manos de revendedores porque nunca reclamaron la devolución de dichos recursos.

“Con todos los eventos que se cancelaron en pandemia hay un porcentaje que no han hecho solicitud de reembolso y nosotros creemos que son revendedores y eso más o menos está en el 17% en general, depende del evento. Los que más se revenden son los grandes, los denominados bigshows y el fútbol, son lo más apetecido para la reventa, y más desde que apareció la plataforma Viagogo”.

Viagogo legal y clandestino

Aunque la reventa de boletas en Colombia es legal, Higuera asegura que desde la plataforma Viagogo se han vendido boletas falsas, lo cual sí es un delito y va en contra de la industria del espectáculo.

PUBLICIDAD

“Cuando uno busca Tu Boleta, o cualquier cosa relacionada con espectáculos, la primera página que aparece en Google es Viagogo. Consiguen boletas para todos los eventos y para todos los espectáculos de todas partes del mundo”, dice Higuera.

Asegura que el problema con esa plataforma no es la reventa, “de hecho nosotros tenemos nuestra propia plataforma de reventa que se llama Pásala. Ahí los que tienen boletas pueden ponerlas en venta a un precio hasta 40% mayor al inicial”.

Explica que el rol de Tu Boleta y en general de las tiqueteras, es garantizar los recursos hasta que se realiza el espectáculo. “Nosotros hacemos todo el proceso desde la venta de las boletas hasta el momento de la lectura del código para ingresar al espectáculo, y muchas veces nos llegan con boletas falsas y lo que nos dicen es que la compraron precisamente, en Viagogo”.

No hay certeza de cómo esa plataforma adquiere las boletas que pone en venta, porque reconoce Higuera que no todas las que allí se compran son falsas.

“Lo que hacen los revendedores para adquirir las boletas es crean varios perfiles, porque hay un límite para comprar hasta 4 boletas. Entonces arman varios y ponen datos que no son ciertos. En ocasiones lo que pasa es que cogen una boleta original y la editan para cambiar silla y fila y la venden varias veces, entonces el primer usuario de la boleta puede pasar con la lectura del código, pero los demás no y la respuesta que nos dan es que la compraron en Viagogo”, complementa Higuera.

El mensaje desde Tu Boleta se hará llegar al próximo Congreso una vez se posesione el próximo 20 de julio. Para Higuera, si bien está de acuerdo con la reventa, hay que poner en cintura a las plataformas desde las cuales se hace y a quiénes están detrás de cada una de ellas.

PUBLICIDAD

“Lo que vamos a pedir al nuevo Congreso es que plataformas como Viagogo tengan una licencia verificada en donde los obliguen a cumplir ciertos requisitos y a verificar y certificar que lo que venden, más allá de que lo vendan más caro ese no es el problema, sea original, es decir sacar del mercado las boletas falsas”, asegura la gerente de Tu Boleta.

Los zares de la reventa

Viagogo es una empresa de reventa de entradas por internet basada en Londres. Fue fundada en 2006 por Eric Baker, que también es el cofundador de StubHub, una página web similar para Estados Unidos. En noviembre de 2019, Viagogo anunció la intención de adquirir StubHub.

La compañía ha sido acusada de falta de transparencia, de favorecer la inflación de precios, y en algunos casos, de haber vendido entradas falsificadas. Estas controversias han llevado a acciones judiciales en algunos de los países donde opera Viagogo y ha llevado a la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido a exigir cambios en su funcionamiento.

PUBLICIDAD

El caso español

Viagogo hasta ahora toma fuerza en Colombia en el negocio de la reventa de boletería, sin embargo, en Europa ya tiene un recorrido, y por ello mismo, varias reclamaciones en distintos países.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en España, tiene 469 reclamaciones contra Viagogo y su puntuación es de 6 puntos, lo que le hace estar considerada como “muy mala”. Además, hay varias campañas en Change.org para pedir consecuencias contra las prácticas de esta empresa.

PUBLICIDAD

Aunque la plataforma estuvo investigada en 2018, la conclusión fue que “se considera que las actuaciones que se podrían desarrollar deberían encaminarse hacia publicidad engañosa, competencia desleal e incumplimiento de contrato, todas ellas, en el ámbito civil y/o mercantil, motivo por el cual no se ha actuado desde las FCSE”.

Demandada en Florida

Una demanda presentada en Florida, Estados Unidos, acusa a la compañía de venta secundaria de boletos de clasificar erróneamente los espectáculos cancelados como pospuestos, de modo que pueda salirse de la obligación, bajo su propio esquema de garantía, de proporcionar a los compradores de boletos un reembolso en efectivo. La empresa ha sido acusada de emplear tácticas similares en el Reino Unido.

El litigio en Estados Unidos ha sido presentado por una fan que compró boletos para un show de Tool cancelado posteriormente a través del sitio de reventa. “Viagogo no se comunicó con la demandante sobre la cancelación del evento”, dice la demanda. “En cambio, la demandante se enteró de que el evento se canceló a través de la página de Facebook de Tool, donde se publicó que todos los conciertos de la banda programados para 2020 se cancelaron”.

PUBLICIDAD

La demanda continúa indicando que esta usuaria se comunicó con la compañía en múltiples ocasiones. La compañía indicó que el espectáculo fue reprogramado desde su fecha original y que se decidió que las entradas que ya se habían emitido seguirían siendo válidas para las nuevas fechas, respondiendo también que, una vez que se ha realizado el pedido de entradas, “Viagogo no puede cancelar pedidos. Nuestros pedidos no son intercambiables ni reembolsables”.

La demanda indica que a pesar de que se han cancelado miles de eventos, Viagogo se niega a clasificar los eventos como ‘cancelados’, lo que le permite mantener el dominio y control sobre fondos que no tiene el derecho legal de poseer o usar.

Tiqueteras en Colombia sí devuelven

Una de las razones que Higuera sostiene hacen la diferencia entre comprar en una tiquetera oficial, como Tu Boleta, que ella representa, o cualquiera de sus competidoras, como La Tiquetera, Páramo, Sueño Estereo o eTicket, entre otros, es que ellos son corresponsables de los espectáculos y por eso mismo en caso de una cancelación sí devolverían los recursos.

PUBLICIDAD

“El 42% de la gente compra por PSE, pero si es una persona que se inventó el email o llenó la compra con datos falsos nos dificulta devolverle los recursos del ticket que compró para el evento cancelado”, dice Higuera.

Freddy Guerra es un revendedor de boletas que se autopresenta como experto en el negocio por más de 30 años. Sin embargo, Higuera no se explica cómo adquiere las boletas, porque asegura que tras la pandemia él, que es un famoso revendedor, no ha realizado ni una sola petición de reembolso de los tiquetes.

“Nosotros no tenemos ninguna PQR, o ninguna solicitud de devolución específicamente de él. Si él me manda un código yo puedo revisar de quién es la boleta porque nosotros mandamos mensajes de texto e emails a las personas para devolverles los recursos. Si la compra fue con tarjeta de crédito el reembolso es automático y si fue por PSE le enviamos un código para que lo reclame en Baloto”, dice la ejecutiva de Tu Boleta.

Explica que de Guerra no tiene idea de cómo adquiere las boletas que posteriormente revende, pero cuenta que “le escribió a Germán Gómez que es uno de los socios de Tu Boleta solicitándole que le verificáramos unos códigos QR. Nos mandó 6 boletas de Maluma, y las boletas son, 1 original y las demás son editadas con otros datos de silla y fila. Le vendieron esas 6 boletas y lo robaron, entonces la pregunta es en dónde las está comprando”, asegura.

A pesar de ello, dice que le han regresado los recursos a la mayoría de los compradores de boletas a espectáculos cancelados por la pandemia. “Hemos devuelto $28 mil millones en boletos de eventos que se cancelaron o se modificaron y la gente pidió solicitud. Hay un porcentaje que no hemos podido contactar porque el 27% de la gente no deja datos reales. Si se cancela o algo cambia la única forma para contactarte es esa”, sostiene.

Dice Higuera que el valor de las tiqueteras está en el respaldo que le dan a los promotores de los eventos.

“Somos los veedores de la industria. La plata cuando compras una boleta no es del promotor, es del que compra la boleta hasta que se haga el espectáculo. Por ley somos corresponsables del evento, custodiamos el dinero hasta que el evento se hace”, asegura.

Jamming, un daño a la industria

A inicios de marzo se produjo la cancelación del Jamming Festival. Un espectáculo con 10 años de tradición que fracasó en 2022 y dejó un hueco de US$10 millones por los cuales hoy no se sabe quién responderá ni cuándo se realizará, a pesar de que sus promotores tienen un año más para realizar el evento.

“La gente debería entender que no puede comprar por WhatsApp. Fueron casi 2 años sin eventos, porque con el 50% de aforo era casi como estar sin eventos y un tema como este le hace mucho daño a la industria del espectáculo”, dice la gerente.

“La forma en que se realiza es muy peligrosa porque el promotor en su afán por sacar el evento termina haciendo que la plata se vuelva de bolsillo. Por eso las tiqueteras somos los garantes del espectáculo hasta que este se realice”, agrega Higuera.

Dice que ese será otro de los temas que se deberá abordar cuando el nuevo Congreso se posesione el 20 de julio. “Debería existir una regulación que prohíba que un promotor venda sus propios tickets. De hecho, todos los eventos que se hagan con más de 1.000 asistentes deberían tener una empresa especialista en ticketing con licencia, porque ese es otro problema para la industria”, concluye Higuera.

PUBLICIDAD