PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Con Petro o Hernández las relaciones con Venezuela podrían cambiar radicalmente

La reapertura de la frontera generaría un comercio binacional de entre US$800 millones y US$1.200 millones. Los candidatos a la Presidencia prevén reactivar las relaciones

Rodolfo Hernández y Gustavo Petro
13 de junio, 2022 | 04:00 am
Tiempo de lectura: 7 minutos

Bogotá — Desde los planes de las aerolíneas en Colombia para retomar los vuelos a Venezuela, hasta la idea de los candidatos a la Presidencia de reactivar las relaciones diplomáticas con ese país, dan señales de una nueva fase en las enfriadas relaciones entre ambos mercados y solo la reapertura plena de la frontera generaría un comercio binacional de entre US$800 millones y US$1.200 millones, según fuentes consultadas por Bloomberg Línea.

Tanto el candidato a la Presidencia colombiana Gustavo Petro como su rival Rodolfo Hernández buscarán reactivar las relaciones diplomáticas y consulares con Venezuela, lo que abriría la puerta a una normalización de la actividad en la frontera en medio de un relajamiento de las sanciones por parte de EE.UU.

PUBLICIDAD

Con cerca de 1,8 millones de venezolanos que viven en Colombia, la posibilidad de reabrir las relaciones diplomáticas entre ambos países representa una esperanza para muchos ciudadanos que han quedado desconectados de su país.

Pero tanto Avianca como Wingo informaron acerca de sus planes de retomar sus operaciones desde Colombia, que estaban paralizadas debido a la restricción operacional emitida por el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil de Venezuela (INAC) desde marzo del 2020.

PUBLICIDAD

Colombia comparte con Venezuela una frontera de más de 2.219 kilómetros, siendo el Puente Internacional Simón Bolívar, que conecta a los territorios colombianos de Cúcuta y Villa del Rosario con los venezolanos San Antonio y San Cristóbal, uno de los puntos más estratégicos.

“Históricamente el flujo comercial entre los dos países ha sido un gran apalancador de la formalidad, el empleo y la economía de nuestra región. Lo mejor que le puede pasar a la ciudad y a la región, y que es parte del llamado que los empresarios le han hecho al Gobierno nacional, es abrir la frontera”, manifestó en entrevista con Bloomberg Línea la representante Legal de la Cámara de Comercio de Cúcuta, Blanca Kelin Contreras.

Según la funcionaria, “esto reactivaría el comercio, estimularía la formalidad y detendría la criminalidad en los pasos ilegales. Volveríamos a hablar de una integración efectiva y de un desarrollo económico y social que en el pasado ha sido natural, no solo por el tema económico que es el que nos atañe, sino por el tema cultural, dada nuestra cercanía con Venezuela”.

“Reabrir la frontera significa mejores condiciones sociales y de vida, inclusive una mejora en las condiciones de los derechos humanos”, complementó en una entrevista con Bloomberg Línea el presidente de la Cámara de Comercio Colombo Venezolana (CCV), Germán Umaña.

PUBLICIDAD

Destacó que “la apertura comercial de la frontera se va a dar a partir del 7 de agosto independiente de cualquier circunstancia y cualquier candidato”, pero que en todo caso se demorará un poco más la apertura de las relaciones diplomáticas porque “es necesario negociar las condiciones tras esa ruptura tan abrupta”.

En ese sentido, recordó que Venezuela reabrió la frontera a partir de septiembre del año pasado, pero el presidente colombiano, Iván Duque, no actuó en reciprocidad “supuestamente por problemas de seguridad nacional”.

PUBLICIDAD

“Yo no he sido capaz de entender lo que quiere decir con eso”, dijo el presidente de la Cámara de Comercio Colombo Venezolana.

Álvaro Romero Guerrero, presidente ejecutivo de Cámara de Comercio del fronterizo departamento colombiano de La Guajira, señaló en entrevista con Bloomberg Línea que “la depresión de la ciudad de Maicao no solo se debe al cierre por el Covid-19, sino que comenzó con el cierre de la frontera”.

PUBLICIDAD

“Podemos recordar muy fácilmente que los venezolanos muy temprano llegaban a Maicao a hacer su mercado y por la tarde regresaban. Cosa que en estos momentos no pueden hacer porque no hay esa apertura de la frontera que les permita llegar a Maicao de una forma segura, los muy pocos ciudadanos venezolanos que llegan a la frontera tienen que ingresar por trochas y regresarse por allí”, dijo.

Sobre este punto, comentó que estas son trochas inseguras en las que constantemente los roban y “donde incluso ponen en riesgo su vida permanentemente. Ahora, digo que sería la oportunidad que se está esperando (la reapertura de la frontera) porque todos sabemos esa liquidez que hay en Venezuela ahora, se está dolarizando la moneda y podría suceder lo mismo que pasa en la frontera entre Colombia y Ecuador, en donde los ecuatorianos llegan hasta Ipiales y Pasto a hacer su mercado, hacer sus compras, y se regresen hacia Ecuador”.

PUBLICIDAD

“Los venezolanos podrían llegar hasta Maicao a hacer sus compras y regresarse en forma segura para su país. El tema del transporte se vería beneficiado y la seguridad. Trasladarse a Venezuela en estos momentos es demasiado costoso, un pasaje cuesta cerca de US$150 a US$200 por persona e incluso la seguridad con todo y eso limita mucho la ida”, apuntó.

Relajamiento de las sanciones

Chevron Corp. podría aumentar su producción de crudo en Venezuela en un 33% este año si Estados Unidos permite que el explorador de petróleo reanude las perforaciones en el país.dfd

Juan Federico Pino, profesor de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), consideró en entrevista con Bloomberg Línea que la reapertura parcial en Venezuela refleja un relajamiento político debido los intereses geoestratégicos del Gobierno de EE.UU. de buscar recursos adicionales y alternativos a los rusos debido a la guerra en Ucrania.

PUBLICIDAD

De acuerdo Germán Umaña, “indudablemente a partir del año pasado Venezuela equilibra su economía e inicia un proceso para salir de la recesión. Este año se calcula que el crecimiento de la economía estará entre 5% y el 15%, según diferentes analistas economistas económicos”.

Analiza que esto implicará unos ingresos importantes para la economía venezolana si se tiene en cuenta que en el caso del petróleo “ya produce lo mismo o un poco más de lo que produce diariamente Colombia. Pero la flexibilización de las sanciones, básicamente para Chevron, implicaría la posibilidad de exportar directamente a EE.UU., sustituyendo exportaciones también de Venezuela hacia países que están pagando bajos precios”.

“Y también significa por supuesto que mejorarán los ingresos venezolanos. Se calcula que pueden crecer en el corto plazo en cerca 300.000 barriles diarios, lo que sería muy positivo. Y en el mediano plazo, en un año o dos como máximo, Venezuela estaría cercano a producir de entre 1,5 millones y 1,7 millones de barriles”, afirmó.

La reapertura

Los peatones cruzan el Puente Internacional Francisco de Paula Santander en su reapertura cerca de la frontera con Venezuela en Cúcuta, Colombia, el viernes 8 de octubre de 2021.dfd

Para Germán Umaña “la gran tragedia que existe en el caso colombiano y venezolano son las dificultades que hay en la frontera”, puntualmente el haber mantenido el paso cerrado entre Norte de Santander y Táchira, “lo que ha condenado a los ciudadanos binacionales a tremendos problemas de pobreza monetaria y multidimensional, bajo ingreso per cápita y en general en todas las condiciones sociales”.

En ese sentido, dijo que solo la reapertura de la frontera entre Táchira y Norte de Santander significaría un resurgimiento de esa relación, así como un comercio y una inversión tanto en bienes como en servicios aproximadamente de entre US$800 millones y US$1.200 millones.

En la misma vía Salomón Kalmanovitz, excodirector del Banco de República de Colombia, dijo a Bloomberg Línea que esto “será mutuamente beneficioso, incluso más para Colombia que tiene un enorme superávit comercial”.

“Uno de los principales aportes es que se va a reactivar uno de los principales socios que ha tenido la economía colombiana a lo largo de su historia y particularmente hasta el 2005. Venezuela era el origen principal de todas las exportaciones que se producían en Colombia y esto se acabó”, complementó Juan Federico Pino, de FLACSO.

Más allá de la economía, consideró que “tiene un importante consecuencia política en la medida en la que los dos países no solo habían cortado relaciones económicas sino también políticas y esto había incidido en que la frontera se convirtiera prácticamente en una tierra de nadie”.

Además, señaló que esto puedo conducir también a una mayor comunicación y coordinación para atender los temas urgentes en lo frontera en cuestiones que van desde la seguridad hasta los asuntos migratorios.

Se estima que entre enero y marzo de este año el comercio entre Colombia y Venezuela totalizó US$123,7 millones FOB, un 140% más frente al mismo período del 2021.

Mientras las exportaciones colombianas a Venezuela representaron US$109,1 millones FOB, un 113% más, las importaciones venezolanas fueron de apenas US$14,6 millones FOB, aunque aumentaron un 25%.

Colombia le vendió en ese período a Venezuela principalmente alimentos, bebidas y tabaco, mientras que desde ese país llegaron productos químicos orgánicos, aluminio y sus manufacturas.

“La dinámica creciente y natural del comercio entre ambos países es evidente. Con la apertura de los pasos fronterizos en Norte de Santander – Táchira y la mejora de la economía binacional, Colombia seguirá aportando a la recuperación del aparato productivo de Venezuela, así como a satisfacer la demanda de bienes de primera necesidad. Al tiempo que Venezuela continúa diversificando sus exportaciones hacia nuestro país”, indica la Revista Coyuntura Económica Colombia y Venezuela, de la CCV.

Bloomberg Línea contactó a la Cancillería de Colombia para hablar de este tema pero no obtuvo respuesta a través de la oficina de prensa. El Gobierno colombiano reconoce a la Administración interina de Juan Guaidó, autoproclamado presidente de Venezuela.

PUBLICIDAD